Los contendientes por el PAN se declaran listos

Gustavo Madero anunció que pedirá licencia como líder del PAN para competir por la reelección al cargo; en tanto su rival, Ernesto Cordero recibió el apoyo del ex gobernador Juan Manuel Oliva

COMPARTIR 
03/03/2014 05:55 Héctor Figueroa y Aurora Zepeda
”Juntos le daremos al PAN una cara distinta, honesta, abierta”, aseguró Ernesto Cordero ayer junto con Juan Manuel Oliva, quien habló de la “urgente” necesidad de renovación en Acción Nacional.
”Juntos le daremos al PAN una cara distinta, honesta, abierta”, aseguró Ernesto Cordero ayer junto con Juan Manuel Oliva, quien habló de la “urgente” necesidad de renovación en Acción Nacional.

Madero solicita licencia para buscar la reelección

Acepta que el PAN se ha debilitado y critica a quienes usan la calumnia en el proceso interno.

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de marzo.- El presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero Muñoz, anunció ayer su separación de ese cargo para contender por un nuevo periodo al frente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) panista.

“Pido licencia para continuar, para seguir avanzando en este proceso de evaluación de nuestros errores, de la defensa de nuestros logros; pero, sobre todo, en el proceso de perseverar en esta brega, de construir una nueva cultura, conformar un nuevo sistema político”, apuntó.

El dirigente de Acción Nacional estuvo acompañado de su esposa, María Eugenia Falomir, y de su hija Sofía Madero, en un austero evento con las banderas de México y del PAN, así como de un letrero con la leyenda: “Madero pidió al CEN solicitud de licencia a su cargo”.

En su mensaje, dijo que su partido debe transitar de la confrontación a la unidad, y valoró que ahora la militancia elegirá por voto directo a sus dirigentes; además, recriminó la denostación y el encono como métodos para ganar la contienda interna.

“Habrá quienes propongan ideas, visiones o narrativas diferentes. Esto es parte de la democracia. Lo que no es democrático es la descalificación del proceso y de las autoridades.

“Lo que no es democrático es la denostación del adversario. Lo que no es democrático es la calumnia como método para lograr cínicas apariciones en columnas de los periódicos que sólo dañan al partido y alejan a los ciudadanos”, destacó.

Madero Muñoz, quien por más de tres años ha estado al frente del PAN, dijo que este partido es el mejor por ser  —sostuvo—   humanista, civilizado, democratizador y transformador, aunque reconoció que hay varios errores que lo han debilitado.

Abundó que hay quienes pregonan que el PAN está dividido y fracturado, pero los criticó de confundir la diferencia y la pluralidad con la democracia y la mayoría con unanimidades acríticas y sometidas.

“El partido mismo se fue debilitando (por) varios errores: la inexperiencia, las visiones patrimonialistas de la política y el partido, las fallas de comunicación, la transmisión de lo trascendente por lo accesorio.”

Así como por “la incorporación de prácticas que siempre criticamos, como el autoritarismo, el corporativismo y la corrupción, pero, sobre, todo el no desmantelamiento del antiguo régimen”, agregó.

Este lunes se reúne el CEN del PAN con el objetivo de aprobar la petición de Madero, y mañana iniciará el registro de los candidatos a dirigir el partido por un periodo, que en esta única ocasión será de año y medio a fin de que las elecciones para renovar la dirigencia nacional panista se celebren el mismo año que los comicios federales.

Ve un partido más competitivo

Gustavo Madero Muñoz, quien comenzó su periodo como presidencia nacional del PAN el 4 de diciembre de 2010, hizo un breve recuento de su dirigencia.

Resaltó que ante la paradoja “de saber que éramos la mejor opción, pero que estábamos fallando, busqué la presidencia del PAN en 2010”.

Refirió que “en estos tres años hemos tratado de corregir algunas de estas fallas en un proceso de evaluación, corrección y mejora de nuestro partido y de nuestros gobiernos; proceso que es difícil, pero que es indispensable para seguir aspirando a cumplir con ese mandato y anhelo ciudadano de que el PAN sea el partido del cambio cultural”.

De esta manera, el exsenador afirmó que “seguiré luchando por los derechos de todos los panistas y por aumentar el poder al militante, avanzando así hacia la plena democratización de nuestro partido, que hoy es más fuerte, competitivo y ciudadano”.

Gustavo Madero afirmó que aunque los militantes panistas lo animan a buscar la reelección, “sólo altos ideales y la vocación de servicio, ningún interés egoísta me mueve”.

“Busco la unidad de los panistas, creo en el diálogo y la negociación política, creo en la conciliación”, enfatizó.

También llamó a los panistas a “caminar unidos todos los que queremos a Acción Nacional. Ése es el camino para regresar a Los Pinos en 2018”.

Cordero y Oliva anuncian que conjuntarán esfuerzos

A través de la Alianza por el Cambio y la Esperanza intentarán derrotar a Madero.

Juan Manuel Oliva, exgobernador de Guanajuato, decidió apoyar a Ernesto Cordero en sus aspiraciones de convertirse en el nuevo dirigente del PAN.

De esta manera, presentaron la Alianza por el Cambio y la Esperanza, en la que Cordero, quien fue secretario de Hacienda en el sexenio de Felipe Calderón, encabezará la planilla, mientras Juan Manuel Oliva se perfila como candidato a secretario general de ese partido.

En un hotel de la Ciudad de México y después de reunirse con más de 80 líderes panistas, Cordero y Oliva hicieron pública su decisión.

“Ante los momentos que está viviendo nuestro partido es indispensable concentrar esfuerzos de todos aquellos que compartimos este ideal de unidad y de renovación para que podamos caminar en el mismo sentido.

“Es por eso que Ernesto y Cordero y yo hemos llegado a un acuerdo para presentar una sola candidatura a la presidencia nacional del PAN: La Alianza por el Cambio y la Esperanza”, dijo  Juan Manuel Oliva.

Luego de su discurso, en el que enalteció los resultados que tuvo Cordero —quien pidió licencia en el Senado— como funcionario púbico, ofreció la primera de 22 mil firmas que tendrán que presentar para registrar la planilla que encabezarán.

Cordero lo secundó y dijo que “esta alianza es por el futuro del PAN, donde caben todos y no es contra nadie, sino a favor del partido y de México”, y convocó a los militantes a que salgan a buscar puerta por puerta las firmas que permitirán el registro para seguir luchando por el país y Acción Nacional.

El senador panista dijo que “a ninguno de los que estamos aquí, y a muchos miles que hoy no nos pudieron acompañar, nos gusta el rumbo que la actual dirigencia le ha dado a nuestro partido y las consecuencias de sus malas decisiones; resulta crucial considerar con responsabilidad y sin rencores todas las opciones que hagan posible un cambio de rumbo en el destino de nuestro partido. Queremos un partido ganador, unido, con principios y con valores”.

Cordero, quien en 2012 fue precandidato del PAN a la Presidencia de la Repúbica, aseguró que para él es un “orgullo” caminar junto con Juan Manuel Oliva, un panista al que calificó como un  “ganador”.

Ya en la sesión de preguntas y respuestas ante los reporteros, ambos informaron que no tienen los más de 11 millones de pesos que permite la convocatoria para hacer campaña.

Así, apuntaron que harán “como los panistas de antes” para obtener recursos, es decir, que organizarán rifas, cenas y diversos eventos.

Además, exigieron a los organizadores de la elección panista que “cuide” que gobiernos municipales, estatales o comités panistas afines a Gustavo Madero no metan dinero ilegal a la campaña de éste.

También aclararon que tendrán que sentarse a organizar los puestos que  contendrá la planilla, pues dijo Cordero que “no hay cuotas ni espacios” comprometidos para cada uno de los grupos, sino un “interés” real por el partido y una “misma convicción.”

Comentarios

Lo que pasa en la red