Fraude de Oceanografía, más afectación para Banamex

Una vez concluida la investigación habrá impactos adicionales en el aspecto económico, lo que seguirá mermando las utilidades tanto del grupo financiero como de Petróleos Mexicanos

COMPARTIR 
03/03/2014 02:51 Claudia Castro

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de marzo.- El impacto en las utilidades de Citigroup como consecuencia del fraude cometido por la empresa Oceanografía –proveedora de Pemex– a Banamex, podría ser mayor dado que las investigaciones por parte del propio banco al interior de sus cuentas y por parte de las autoridades aún están en curso.

Banamex reconoció que una vez concluida la investigación, en función de los resultados que arroje esta revisión, se determinará si existen impactos adicionales en relación tanto a los 33 millones de dólares de crédito directo y cartas de crédito, como a los 185 millones de dólares en cuentas por cobrar a Pemex, tomando en consideración el impacto a Oceanografía y Pemex.

El área de Análisis de Grupo Financiero Multiva explicó que por el momento la reducción en la utilidad de Citigroup es moderada. No obstante, señaló que no se puede descartar que las expectativas de los siguientes trimestres sobre los resultados del banco registren una corrección a la baja, “sobre todo si consideramos que el proceso de revisión de las cuentas en Banamex sigue su curso y se deberá esperar a conocer si existen algunas otras cuentas vinculadas al caso”.

Acciones

Michael Corbat, director general de Citi, manifestó que “si bien estamos frente a una investigación que no ha concluido, hemos respondido con responsabilidad en los últimos días, al reconocer la exposición que sufrimos y, en coordinación con las autoridades, buscando recuperar los fondos, la menor afectación posible y que los responsables paguen”.

Citi, a través de Grupo Financiero Banamex, registraba en sus libros financiamiento de corto plazo por aproximadamente 585 millones de dólares a Oceanografía S.A. de C.V., así como un crédito a esta empresa por alrededor de 33 millones de dólares, tanto en préstamos directos como en la forma de cartas de financiamiento.

A partir de que la Secretaría de la Función Pública anunció la inhabilitación de Oceanografía para celebrar nuevos contratos con el gobierno federal el pasado 11 de febrero, Banamex inició, junto con Pemex, una revisión detallada del financiamiento otorgado a la compañía defraudadora y del programa de cuentas por cobrar durante los últimos años.

“Específicamente, hemos llevado a cabo las siguientes acciones: Iniciamos una investigación minuciosa  en Banamex y Citi de las cuentas relacionadas con este incidente, así como de todas las que pudieran guardar similitudes. En este sentido y hasta el momento, podemos expresar nuestra confianza de que se trata de un incidente aislado”, aseguró el directivo de Citigroup.

Asimismo, destacó que el grupo financiero está analizando todas las opciones legales, en comunicación y coordinación con las autoridades mexicanas.

De la mano de autoridades

Banamex, junto con Pemex, ha colaborado con la Procuraduría General de la República, para consignar a los presuntos responsables con miras, además, de que restituyan todo o en parte, los fondos defraudados.

“Estamos explorando todas las opciones para resarcir el daño y  tendremos toda la determinación necesaria en la recuperación de estos recursos”, comentó.

Como resultado de estas revisiones, Pemex informó a Grupo Financiero Banamex el pasado 20 de febrero, que una porción significativa de las cuentas por cobrar a Pemex registradas por Banamex en el citado programa eran fraudulentas, y que las cuentas por cobrar válidas eran sustancialmente inferiores a los 585 millones de dólares mencionados.

Banamex ha estimado, en función de la revisión y de la documentación recibida por  parte de Pemex,  que puede sustentar la validez de aproximadamente 185 de los 585 millones de dólares en cuentas por cobrar a Pemex, al 31 de diciembre de 2013.

Estos 185 millones de dólares están conformados por 75 millones acreditados en los registros de Pemex y aproximadamente 110 millones de dólares en trabajos realizados y documentados, pero en proceso de ser aprobados por la paraestatal.

Hoy informa a la autoridad

Hoy el banco notificará a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), la caída en su beneficio neto debido al fraude, y entregará una versión revisada de sus resultados financieros del cuarto trimestre de 2013.

Citi cree que el fraude se limita a este cliente particular, pero dijo que continúa revisando las cuentas de las operaciones en Banamex.

En febrero, la Secretaría de la Función Pública inhabilitó a Oceanografía para proponer o celebrar contratos con dependencias y entidades de la administración pública federal durante un año nueve meses.

La dependencia no detalló la causa de la sanción aunque dijo que la resolución se dio con base en artículos de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, Ley Federal Anticorrupción en Contrataciones Públicas y la Ley Federal de Procedimiento Administrativo.

Un memorándum adelantaba el problema

El pasado  viernes, Citi divulgó un documento que el CEO de Citi, Michael Corbat, envió a su personal desde hace dos semanas, donde decía que tiene conocimiento de casos en los que empleados
del banco habían violado el Código de Conducta.

 

12 de febrero de 2014

Estimados colegas,

La semana pasada me reuní con un grupo de nuestros directivos para revisar nuestras metas para 2014. Aunque espero que éstas se den a conocer en todos los niveles de la organización, hay un tema en el que nos detuvimos largo tiempo y que quiero discutir directamente con ustedes: la ética.

Alcanzar nuestro objetivo de convertirnos en una institución indiscutiblemente fuerte y estable va más allá de los resultados financieros. La ética es un área en la que debemos tener tolerancia cero con las violaciones.

Por mucho que me duela decirlo, parece que incluso hoy -a cinco años de una crisis en la que la industria de los servicios financieros asumió su parte de culpa- hay algunas personas que todavía no lo entienden. Yo sé que la inmensa mayoría de nuestra gente siempre hace lo correcto. Sin embargo, en los 16 meses que he sido CEO, ha habido casos en los que las personas han violado nuestro Código de Conducta y le han faltado el respeto a nuestros valores. No hace falta decir que incluso un solo caso es demasiado.

A pesar de todo lo que se ha dicho sobre los entornos económicos, políticos y regulatorios, no hay mayor riesgo para nuestra institución y nuestra industria que las faltas éticas. Ellas socavan la credibilidad con nuestros clientes, reguladores, inversionistas y el público - por no hablar de los enormes costos financieros que pueden conllevar. En pocas palabras, las faltas éticas ponen en peligro todo por lo que trabajamos tan duro.

Nuestro código de conducta garantiza la seguridad y solidez de nuestra institución y cualquier persona que lo viole tendrá que rendir cuentas. Si la situación lo amerita, remitiremos el caso a las autoridades correspondientes.

                - Mike

 

Bajo la lupa de la SEC

La Comisión de Bolsas y Valores de Estados Unidos (SEC) investiga a Citigroup por el fraude contable después de que el banco revelara préstamos tóxicos en su unidad mexicana Banamex, dijo una fuente cercana a la investigación.

El regulador de valores también estudia si Citigroup violó la ley de prácticas corruptas en el extranjero, agregó el informante.

Un empleado de Banamex fue interrogado por la policía mexicana tras ser señalado por el banco por su presunta participación en el programa de préstamos, dijo otra fuente cercana a la investigación policial.

No está claro si más de una persona está involucrada, indicó esa fuente.

Citigroup dijo el viernes que había encontrado 400 millones de dólares en préstamos incobrables en México, lo que lo llevó a recortar en 235 millones de dólares la ganancia neta que había reportado para el año pasado, a 13,670 millones de dólares.

La fuente cercana a la investigación de la SEC manifestó que las averiguaciones estaban en sus primeras etapas y que era demasiado pronto para determinar si el regulador derivará el caso a las autoridades penales del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos también informó el viernes que sigue la situación por una posible actividad criminal.

Los préstamos tóxicos fueron realizados a la compañía de servicios petroleros Oceanografía, una firma que presta servicios a Petróleos Mexicanos.

El presidente ejecutivo de Citigroup, Michael Corbat, consideró el hecho como un "crimen despreciable", pero declaró que cree que es un episodio aislado.

Como ya se había informado anteriormente, el FBI es otra de las autoridades que sigue buscando nuevos desarrollos en este caso.

La Oficina Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos está al corriente de las pérdidas crediticias de Citigroup por el fraude de una compañía mexicana y está vigilando la situación ante posible actividad criminal, dijo el pasado viernes una fuente con conocimiento del asunto.

Dijo que era muy pronto para determinar si amerita una investigación, pero que el FBI sigue buscando antes de tomar una decisión.

Citigroup dio a conocer el viernes que va a revisar sus ganancias de 2013 para reflejar amortizaciones por 400 millones de dólares por las pérdidas crediticias en México.

EFECTOS

1.- El presidente ejecutivo de Citigroup, Michael Corbat, consideró el hecho como un "crimen despreciable", por lo que habrá personas que vayan a la cárcel este mismo año.

2.- Se espera que la SEC derive el caso a las autoridades penales del Departamento de Justicia de Estados Unidos, por lo que habrá investigaciones conjuntas entre México y EU este mes.

3.- Las primeras investigaciones dadas a conocer estiman que hay más de una persona involucrada, indicó una fuente, por lo que habría arrestos en México y Estados Unidos.

Comentarios

Lo que pasa en la red