Especial: Luis Donaldo Colosio retoma posición en los medios

El subcomandante Marcos califica como diálogo entre fantasmas las negociaciones de paz llevadas a cabo con Manuel Camacho Solís

COMPARTIR 
01/03/2014 05:03 Andrés Becerril
Pese a la incógnita sobre si Camacho Solís sería candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio cobró mayor presencia en los medios. Foto: Archivo / Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de marzo.- Con el diálogo entre Manuel Camacho Solís y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, dando sus últimos estertores, Luis Donaldo Colosio se empezó a notar más en los medios, aunque la incógnita de si el comisionado de paz sería candidato presidencial se mantenía el 1 de marzo de 1994.

Ese primer día del mes en que el PRI cumple años (el día 4), Colosio apareció en los medios con la propuesta de realizar un profundo cambio con certidumbre, con responsabilidad, porque, dijo el candidato, es lo que quiere  y demanda la ciudadanía.

El pronunciamiento que hizo frente a 120 diputados federales del Distrito Federal, Estado de México, Tlaxcala  y Puebla, estuvo acompañado por el rayón que le dio el subcomandante Marcos a Camacho en la última ronda de negociaciones.

En ese encuentro, el candidato priista anunciaba que el 65 aniversario del PRI se conmemoraría el domingo 6 de marzo en el Monumento a la Revolución. Colosio vaticinaba que, después de la ceremonia, iniciaría una nueva etapa de su campaña política, en donde ningún priista debía quedar fuera de la campaña presidencial, para lo cual organizaría foros y debates en todo el país.

“Todos los priistas del país tenemos una tarea específica que realizar en el ámbito de influencia de cada uno, con sus ideas, con sus opiniones, su trabajo, su talento para hacer un mayor esfuerzo y sacar adelante al PRI a fin de difundir y defender las tesis del partido y hacer valer los principios que nos dan sustento”, dijo Colosio.

Una nueva aparición del subcomandante Marcos durante las negociaciones en Chiapas, le puso ese día la frase. Parece un diálogo entre fantasmas. “Ni el gobierno nos reconoce como nada, ni Camacho Solís existe; no tiene representatividad jurídica, es igual de irreal que nosotros”, dijo, cuando cayó en cuenta que el comisionado de paz no tenía un cargo formal dentro de la estructura del Ejecutivo federal.

En la conferencia con los medios nacionales, Marcos habló de acuerdos y pronunciamientos, pero también de Camacho, “a nosotros no nos preocupan tanto los acuerdos de esta primera ronda de negociaciones, porque no va a haber acuerdos, porque ni él (Camacho) ni nosotros tenemos poder de decisión.

“En concreto, él no puede firmar nada, porque no representa nada. Y él, a su vez, nos dice: ‘Si firma un grupo de encapuchados, para la nación no significa nada, no hay ninguna garantía de que se va a respetar el acuerdo de paz’. Entonces nosotros decimos: Que nos reconozcan como algo, y así habrá garantías. Pero nos dicen: ‘No, eso no se puede’. Y ahí estamos”, dijo Marcos.

En esa fecha también se hizo público que el diputado Jorge Moscoso, del PRD, proponía a Camacho buscar un registro como candidato presidencial, aunque fuera por un partido pequeño.

Según Moscoso, el comisionado de paz no debería esperar a ser nominado por el PRI y lanzarse, para que luego el PRD, que ya tenía al ingeniero Cárdenas como candidato, evaluara su campaña y decidiera a cuál apoyaría.

Como una forma de apuntalar la campaña de Colosio, el dirigente de la CTM, Fidel Velázquez, defendía las reuniones que el candidato del PRI sostuvo con empresarios del país; acusaba a Diego Fernández de Cevallos de estar con los patrones y confiaba que Camacho no sería candidato del PRI.

“Él se ha comprometido con los trabajadores a que no se reformen las leyes de trabajo”, decía Velázquez, sosteniendo que Colosio no estaba comprometido con los empresarios, y con esas reuniones no afecta su posición con el sector obrero, contrario a Fernández de Cevallos, el candidato panista a la Presidencia de México, quien sí es un enemigo de los trabajadores, porque ya había comprometido con los patrones para apoyar las reformas al artículo 123 constitucional, la Ley Federal del Trabajo, la del Seguro Social y la del Infonavit.

Sobre Camacho Solís, el veterano líder cetemista asegura en las informaciones publicadas el 1 de marzo de 1994, que no había posibilidad alguna de que el comisionado para la paz pudiera ser el candidato priista a suceder a Carlos Salinas.

“Camacho es un priista que ha estado en el partido de antaño, pero no es candidato del PRI, el candidato es Colosio y no hay otro más que él. Ya el Presidente aclaró esta situación”, decía entonces Fidel Velázquez.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red