Prohíben a juez de 'El Vicentillo' viajar a México

Rubén Castillo, juzgador de EU de origen mexicano, dice no tener miedo ante posibles represalias

COMPARTIR 
26/02/2014 10:22 Julio Alejandro/Corresponsal
El juez Rubén Castillo se convirtió en el miembro de la comunidad de origen mexicano que ocupa el más alto puesto en el sistema judicial estadunidense. Foto: Julio Alejandro.
El juez Rubén Castillo se convirtió en el miembro de la comunidad de origen mexicano que ocupa el más alto puesto en el sistema judicial estadunidense. Foto: Julio Alejandro.

CHICAGO, Illinois, 26 de febrero.- Rubén Castillo, juez estadunidense encargado de procesar al presunto narcotraficante Vicente Zambada Niebla en esta ciudad estadunidense, aseguró en una entrevista realizada en julio del año pasado que las autoridades de su país le han ordenado no visitar México mientras continúe este caso.

Castillo, hijo de padre bracero oaxaqueño, manifestó a Excélsior no tener “absolutamente ningún miedo” ante posibles represalias del crimen organizado mexicano o del cártel del Pacífico al que pertenece El Vicentillo, “no me preocupo de nada, me pongo en manos de Dios”, dijo el juez supremo del Distrito del Norte de Illinois.

Creo que es tonto pensar que cruzaré la frontera a Tijuana y algo me pasaría ahí que no me pudiera suceder en un aeropuerto en San Francisco”, sin embargo, “¿Sigo lo que me ha dicho el Departamento de Estado y el Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos?, sí, sí lo hago, pero no me gusta y no tengo miedo”, dijo el abogado egresado de Northwestern.

Las amenazas de muerte son “inusuales” y por lo general solamente buscan intimidar a los jueces, explicó Castillo. Por ejemplo, en 1987 un narcotraficante colombiano amenazó con asesinarlo desde el interior de una cárcel, pero el caso no pasó a mayores; me pidió perdón, lo acepté y lo olvidé para continuar con mi vida, aseguró el oriundo de Chicago.

A su vez, dijo que tratará el caso de Zambada Niebla “como trato todos los otros casos, justamente, y me aseguraré de que cualquier acusado, de cualquier nacionalidad, tenga un juicio justo bajo nuestras leyes federales, es nuestra obligación”, dijo Castillo.

Este lunes pasado, la oficina del juez dio a conocer que pospondrá un mes la audiencia judicial de Zambada para el siguiente 25 de marzo.

El hijo de Ismael El Mayo Zambada fue extraditado a los Estados Unidos el 18 de febrero de 2010 y durante cuatro años se ha reprogramado su audiencia en al menos cuatro ocasiones.

Apoyando a los mexicanos en el exterior, Castillo es el miembro de la comunidad de origen mexicano que ocupa el puesto más alto en el sistema judicial estadunidense.

También comentó que “no tener dinero o un estatus legal regular no significa no tener derechos en este país”.

Explicó su origen humilde y cómo trabajó de tiempo completo en una cárcel del barrio mexicano de La Villita para poder pagar sus estudios universitarios.

El hijo de mexicanos anunció en julio del año pasado que organizaría visitas con los 46 jueces federales de Chicago a unas mil escuelas de mexicanos, afroamericanos y otras minorías de la zona para mejorar la imagen, conocimiento y confianza que los inmigrantes tienen respecto al sistema legal estadunidense.

Castillo inició su cargo en julio de este año; durará poco menos de siete años y contará con un presupuesto anual de 14 millones de dólares para supervisar las actividades de 46 jueces y de unos 350 oficiales y trabajadores administrativos que atenderán 13 mil casos civiles y criminales cada año. En el área de jurisdicción de su corte, que abarca unas 10 mil millas cuadradas, habitan diez millones de personas e incluye entre otras a las ciudades de Chicago, Rockford y Aurora.

Su designación resalta si se toma en cuenta que no es de origen mexicano ninguno de los nueve jueces de la Suprema Corte o de los 12 jueces de las Cortes de Apelación, también llamadas regionales o de Circuito, y que en el siguiente nivel jerárquico se encuentran los 94 jueces supremos (chief judges) de Cortes de Distrito, de las cuales sólo tienen más relevancia que la del norte de Chicago, las dos que se encargan de los precintos federales de Los Ángeles y de Nueva York.

El abogado cerró afirmando que tratará a todas las personas, con o sin residencia legal, bajo el más estricto apego a la constitución.

Fg

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red