La captura de 'El Chapo' se logra sin un disparo

Trabajo de inteligencia y coordinación permitió cerrar el círculo sobre El Chapo, detenido en su propia recámara

COMPARTIR 
23/02/2014 08:09 David Vicenteño con información de Joan García, corresponsal

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de febrero.- Las áreas de inteligencia del gobierno federal confirmaron la presencia de Joaquín El Chapo Guzmán en diferentes puntos de Sinaloa desde el pasado mes de diciembre, por lo cual se comenzó a trabajar en su captura.

Fuentes del Gabinete de Seguridad federal informaron que el trabajo de planeación fue encabezado por la Secretaría de Marina, principal dependencia que recopiló datos de los movimientos del capo.

Conforme se fue cerrando el círculo, se intercambiaron datos con el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

El pasado jueves 13 de febrero se puso en marcha la fase final del Operativo Sinaloa para capturar a las cabezas del cártel del Pacífico, El Chapo Guzmán e Ismael Zambada García, El Mayo o El Padrino.

Uno de los primeros golpes y acercamiento a los objetivos se realizó en Culiacán el 13 de febrero, con la captura de Jesús Enrique Sandoval Romero, El 19 o El Loco, quien fue señalado como jefe de seguridad y del grupo de sicarios de El Mayo Zambada en Sinaloa.

En coordinación con efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), de la PGR, también se detuvo a los hermanos Apolonio, El 30, y Cristo Omar Sandoval Romero, El Cristo; a Jesús Andrés Corrales Aztorga, El Bimbo,  y a Mario Miguel Pérez Urrea, El Pitaya, todos originarios de Sinaloa.

A estos integrantes del grupo de seguridad de El Chapo y El Mayo Zambada se les aseguraron 77 armas largas de diversos calibres, 15 cortas, cuatro vehículos, así como 286 mil pesos y cuatro mil 690 dólares estadunidenses.

Se estableció que El 30 y El Cristo comandaban a un grupo de halcones y sicarios que operaban en diferentes plazas de Sinaloa bajo las órdenes de Guzmán Loera.

Personal de la Armada permaneció en Culiacán, donde revisaron hasta en las alcantarillas y el sistema de drenaje en busca de más sospechosos.

Con información recopilada por el Gabinete de Seguridad, policías federales realizaron el 14 de febrero un operativo en Tijuana, Baja California.

En esa ciudad fronteriza fue capturado a quien más tarde se identificó como Omar Guillermo Cuen Lugo, El Compa Omar, señalado como responsable de organizar el trasiego de cocaína de Sinaloa a Tijuana y de ahí a Estados Unidos.

Junto con El Compa Omar fueron detenidos Julio Israel Reséndez Rubio, Rodrigo Ramírez Ruiz y los hermanos Paulina, Fernando y Juan Carlos Germán Soto.

A ellos se les aseguró 177 envoltorios con diferentes cantidades de cocaína y otros ocho con mariguana, además de armas, cartuchos, vehículos y celulares.

El Operativo Sinaloa se prolongó en Culiacán hasta el 20 de febrero en el fraccionamiento Colinas de San Miguel, donde el cateo a dos casas proporcionó  información importante.

En una de las residencias fue detenido Jesús Peña, El 20 o El Compa Peña, señalado como jefe de plaza del Cártel del Pacífico en la capital del estado y responsable de la seguridad de El Chapo cuando éste llegaba.

Otra casa cateada fue la ubicada la calle Cerro de las Siete Gotas, propiedad de Griselda Pérez López, exesposa del Chapo.

El golpe final

La información obtenida por los equipos de inteligencia permitió confirmar la presencia de Guzmán Loera, quien se movía por diferentes casas de Mazatlán y en el Condominio Miramar, ubicado en la avenida Del Mar 608 de esa ciudad.

En los trabajos de seguimiento se encontró una red de túneles que conectaban las casas ocupadas por el capo y su equipo de seguridad, para ocultarse y escabullirse.

Las puertas de estas viviendas y de los pasadizos contaban con placas de acero y pasadores de seguridad tipo escotilla, como los usados en los barcos.

El cerco se fue cerrando y se confirmó que El Chapo pasaría la noche del viernes en el departamento del cuarto piso del Condominio Miramar, por lo que se consideró el momento ideal para la captura.

Desde la capital del país se dio la autorización para proceder, por lo que las fuerzas especiales de la Semar avanzaron durante la madrugada a ese punto de Mazatlán,
logrando la detención en la planta baja del condominio de Carlos Manuel Hoo Ramírez.

Así, en el departamento 402 se detuvo a su único ocupante, quien estaba en su recámara; alcanzó a forcejear un poco, pero fue sometido por los marinos.

De propia voz aceptó ser Joaquín Guzmán Loera; se le tomó una fotografía, se le permitió vestirse y tomar algunas prendas, y se le trasladó al aeropuerto.

Con señales encriptadas por la Semar, se confirmó que se había logrado el objetivo sin un solo disparo. Faltaban unos minutos para las 7:00 horas del sábado.

La casa de donde se escapó Guzmán Loera

El 19 de febrero pasado, efectivos de la Marina Armada realizaron un acción sorpresiva en una residencia de la colonia Libertad, en Culiacán, Sinaloa.

  •  Según lo informado ayer por Jesús Murillo Karam, procurador general de la República, de esa casa habitación se fugó Joaquín Guzmán Loera, al verse rodeado de militares.
  •  La vivienda, cercana a la Preparatoria Sandino de la Universidad Autónoma de Sinaloa, tenía en una de las recámaras un pasadizo secreto debajo de una tina de baño, la cual tiene una cavidad que le sirvió para el escape.
  •  El túnel se comunica con el drenaje pluvial hasta varias cuadras de la colonia.
  •  Murillo Karam reconoció que El Chapo escapó por esta cavidad, que tenía puertas reforzadas de acero, lo cual dificultó la persecución de las personas que ahí estaban.
  •  Ahí la Armada aseguró al menos diez vehículos de lujo y una patrulla clonada de la Policía Municipal de Culiacán, la cual contaba hasta con numeración.  También se encontraron autos de lujo deportivos Mercedes-Benz y Nissan.
  •  La casa habitación está en un domicilio de la avenida Enrique Colunga, entre las avenidas Froylán C. Manjarrez y Luis M. Rojas.
  •  Este cateo llevó a las autoridades a ubicar al delincuente más buscado del mundo en un modesto departamento de la zona dorada del puerto de Mazatlán.
  •  Extraoficialmente se manejó que la casa donde se arrestó a El 20 es propiedad de Griselda López Pérez, exesposa del jefe del cártel del Pacífico, Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

Relacionadas

Comentarios