Prevén la firma de acuerdo aduanal

Se espera que se concrete una veintena de pactos entre México, Canadá y Estados Unidos

COMPARTIR 
19/02/2014 03:39 José Carreño Figueras
Foto: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de febrero.- Los participantes en la séptima Cumbre de Líderes de América del Norte firmarán hoy en Toluca una veintena de acuerdos y documentos, incluso uno sobre uniformación de declaraciones aduanales, dijeron fuentes enteradas entre versiones sobre desacuerdos.

Una veintena de acuerdos, que abordarán diversos aspectos de la complementariedad y la competitividad de las naciones de América del Norte serán el resultado “tangible” del encuentro, el primero en el que participe el presidente Enrique Peña Nieto.

Los convenios incluirían también uno sobre la creación de un programa de “viajeros confiables” a nivel norteamericano.

Los acuerdos buscarán subrayar la vigencia del proceso de entendimientos entre los tres países integrantes de América del Norte, agrupados en un Tratado de Libre Comercio que cumple 20 años.

Pero está por verse si lo que una fuente diplomática calificó como “los firmables” lograrán desacreditar las versiones circulantes sobre tensiones bilaterales entre los tres gobiernos, y aún de nivel personal entre los líderes.

De acuerdo con la prensa canadiense, el escaso interés del primer ministro Stephen Harper en su visita a México y su participación en la reunión tripartita puede cuantificarse.

El diario Globe and Mail precisó que en su reciente viaje a Israel, a fines de enero, Harper fue acompañado por una delegación de casi 200 personas; la delegación que lo acompañó a México no llega a 25 y varios de ellos fueron invitados el jueves pasado.

El Comercio entre Canadá e Israel se duplicó en años recientes y en 2012 llegó a mil 400 millones de dólares; el comercio con México estuvo cifrado este año en 30 mil millones de dólares.

El presidente Obama estará en Toluca el tiempo estrictamente necesario. El mandatario estadounidense y su delegación llegarán casi a mediodía y regresarán a Washington la noche del miércoles.

Obama y Harper tienen diferendos sobre al proyecto de oleoducto “Keystone”, que el canadiense considera importante para su economía, pero que el estadunidense ha pospuesto ante los problemas políticos que enfrenta Obama.

Esa misma situación ha puesto en problemas la reforma migratoria, considerada como una parte importante de la agenda doméstica de Obama y que tiene en México un considerable impacto político, económico y aun emocional.

Pero más que el tema migratorio, que según fuentes estadunidenses es muy bien conocido por el gobierno mexicano, la irritación causada en el gobierno por el espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad contra varios funcionarios, incluso al presidente Enrique Peña Nieto, estará presente en las conversaciones.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red