Clausuran negocio por negar el acceso a mujer con perro guía

Un restaurante de comida japonesa en Sonora, le negó el acceso a María Auxiliadora y a su perra 'Vela', ahora la Profeco suspendió el negocio

COMPARTIR 
18/02/2014 18:57 Daniel Sánchez Dórame/Corresponsal

HERMOSILLO, 18 de febrero.- Por negarle el acceso a una mujer invidente y su perro guía, la delegación estatal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) suspendió un restaurante de comida japonesa ubicado en pleno centro de ésta capital de Sonora.

Fue el pasado 5 de febrero cuando María Auxiliadora, mujer que por su ceguera requiere el apoyo de su perrita llamada 'Vela' para desplazarse, llegó al Sushi PAO donde la encargada del local le indicó que no debía entrar al restaurante con el perro, pero que podía amarrarlo afuera; la mujer con discapacidad visual trató de explicarle que necesitaba estar cerca de la perra y que había una legislación que la avalaba, pero la gerente dijo desconocer la normativa y la invitó abandonar el restaurante.

La gerente del restaurante fue tajante, en otras ocasiones me había ocurrido, pero las personas me daban acceso cuando yo les explicaba que 'Vela' es mi herramienta de movilidad y está debidamente entrenada y certificada, nunca me había tocado una negativa tan rotunda como en esta ocasión, sentí mucha impotencia", recordó María Auxiliadora.

Según lo establece el artículo 58 de la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), "el proveedor de bienes, productos o servicios no podrá́ negarles o condicionarlos al consumidor por razones de género, nacionalidad, éticas, preferencia sexual, religiosas o cualquiera otra particularidad", incluyendo a clientes con alguna discapacidad.

Con el apoyo de la Fundación Por Un Mejor Andar que preside Jorge Guereca y que se dedica a velar por los derechos de las personas con capacidades diferentes, la dama con discapacidad visual presentó una denuncia en la delegación estatal de Profeco que al mediodía del martes procedió a suspender el restaurante y podría sancionar económicamente a los propietarios del Sushi PAO.

La misma dueña del Sushi reconoció que así sucedieron las cosas y se mostró en la mejor disposición de resolver la diferencia para que sirva de experiencia a otros comercios, fue la actitud de la persona en el restaurante lo que hizo que la cliente se sintiera mal, discriminada; pero la Ley es muy clara y actuamos en consecuencia", declaró Rolando Gutiérrez Coronado, delegado en Profeco en Sonora quien dijo que con una carta compromiso del restaurante y el pago de la multa podría reinstalarse el servicio.

La perrita 'Vela' lleva tres años al servicio de María Auxiliadora, es una labradora que según consta en documentación oficial, cuenta con entrenamiento certificado como lazarillo expedido por las escuelas Leader Dogs For Blind, mantiene un alto nivel de cuidado y limpieza ya que es indispensable para su amo en todo momento.

jpg

 

Comentarios

Lo que pasa en la red