Repondrán juicio a mujer despojada de sus bienes por su hija

En el litigio la mujer logró salvar la casa, pero su hija se apropió del inmueble y para que su madre no lo impidiera, la internó en un hospital siquiátrico durante tres meses

COMPARTIR 
18/02/2014 18:27 Notimex
En el litigio la mujer logró salvar la casa, pero su hija se apropió del inmueble y para que su madre no lo impidiera, la internó en un hospital siquiátrico durante tres meses.

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de febrero.- El Juzgado Quinto de Distrito del Centro Auxiliar de la Quinta Región, con residencia en Culiacán, Sinaloa, amparó a una mujer que había sido declarada interdicta, es decir, incapaz de tomar decisiones de índole legal por sí misma, a petición de su hija.

El amparo fue posible por la aplicación del principio “pro persona” incorporado a la Constitución en las recientes reformas en materia de derechos humanos, por lo que es paradigmático de la impartición de justicia en el país, consideró en entrevista el integrante del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Daniel Cabeza de Vaca.

La mujer logró salvar la casa, pero su hija se apropió del inmueble y para que su madre no lo impidiera, la internó en un hospital siquiátrico durante tres meses

De acuerdo con los antecedentes del caso, dado a conocer por el CJF, en 2012 la mujer cayó en cuadro de depresión profunda cuando le intentaron embargar una casa de su propiedad.

En el litigio, logró salvar la casa, pero su hija se apropió del inmueble y para que su madre no lo impidiera, la internó en un hospital siquiátrico durante tres meses, donde le suministraron medicamentos innecesarios y contraindicados alegando que padecía un trastorno psicoafectivo.

Al mismo tiempo promovió un juicio de interdicción, que tiene como fin precisamente restringir la capacidad de ejercicio de una persona para que no pueda realizar actos jurídicamente válidos por sí misma.

El juez de primera instancia, que fue uno de lo Familiar del Primer Distrito Judicial en Nuevo León, declaró la interdicción, pero la mujer recurrió a la justicia federal a través de un amparo.

El juez de Distrito, al estudiar el caso, consideró que no se cumplieron los principios fundamentales que norman el procedimiento de interdicción, pues la mujer nunca fue llamada a declarar.

Además, encontró que el juzgador de origen sustentó su fallo en informes médico psiquiátricos privados, mientras que los de una institución oficial concluyen que la madre es capaz de comprender, se encuentra lúcida, consciente de su realidad y de su situación actual.

Por lo anterior, en su resolución, el juez de amparo ordenó reponer el procedimiento que dio origen a la declaración de interdicción, tomando en cuenta la declaración de la mujer que se quiere declarar interdicta, para llegar a una resolución justa y apegada a derecho.

Al respecto, Cabeza de Vaca, dijo que este es un caso paradigmático donde se observa claramente como los jueces han empezado a aplicar los criterios en materia de derechos humanos derivados de tratados internacionales y de la Constitución, como lo ha señalado la Suprema Corte.

En entrevista, el consejero subrayó que los jueces de amparo están yendo más allá de lo que prevén las propias leyes procesales, privilegiando el principio pro hominem del Primero Constitucional.

En este sentido, aseguró que el CJF está cumpliendo con su tarea de capacitar y actualizar a los impartidores de justicia, pues “hay que romper paradigmas, hay que desaprender, como nos dijeron los capacitadores en su momento, hay que desaprender lo que se aprendió y tener un nuevo conocimiento del Derecho con esta nueva modalidad”.

jpg

Comentarios

Lo que pasa en la red