Acecha crimen a mexicanos repatriados de Estados Unidos

Luego de ver truncadas sus aspiraciones de construirse un mejor nivel de vida, los migrantes no encuentran mejores oportunidades en el país, acusan activistas en el último año retornaron 332 mil 865 personas

COMPARTIR 
17/02/2014 05:59 Héctor Figueroa Alcántara

CIUDAD DE MÉXICO, 17 de febrero.- Durante la última década, año con año entre 300 mil y 400 mil mexicanos han sido deportados de Estados Unidos a México, con lo cual se incrementa la cifra de personas en busca de trabajo, muchas de ellas sin vínculos familiares y con problemas de integración social.

Luego de ver truncada su meta de poder realizar el “sueño americano”, estos connacionales vuelven al país por la frontera norte sin dinero y sin oportunidades, además de enfrentarse al riesgo de ser llevados a las filas del crimen organizado o ser víctimas de la trata de personas.

Según cifras del  Instituto Nacional de Migración (INM), en 2013 se brindó atención y asistencia a más de 300 mil mexicanos que fueron deportados de Estados Unidos. Sin embargo, de acuerdo con organizaciones sociales, no existen programas eficaces para su reinserción social.

De enero a diciembre de 2013, el INM recibió a 332 mil 865 mexicanos deportados a través de los nueve puntos de repatriación ubicados en los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas.

El investigador del fenómeno migratorio de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Francisco García Olsina, dice que aun cuando cada año se registra una reducción sensible del número de mexicanos repatriados, las cifras no dejan de ser elevadas.

“Yo más bien diría que hay una curva medianamente hacia abajo, en el sentido de que hay menos personas en volumen, en cantidad, que migran hacia Estados Unidos que las que lo hacían en el decenio inmediato anterior, sin conceder que esto le disminuya importancia”, indica el académico a Excélsior.

Para el retorno y reinserción de los connacionales repatriados, el INM, en colaboración con autoridades estatales, municipales y organizaciones de la sociedad civil, les brinda información, asistencia legal, alojamiento, alimentación, auxilio médico y apoyo de transporte.

Pero ¿qué ocurre después con ellos? De acuerdo con el sacerdote católico Alejandro Solalinde, fundador del Albergue Hermanos en el Camino —que en Oaxaca proporciona ayuda a los migrantes centroamericanos en su paso hacia Estados Unidos— , falta una política eficaz de Estado que atienda el problema de raíz y que dé oportunidades de trabajo y reinserción social.

“Pero, además, son mexicanos repatriados que llegan con deudas, que llegan con las alas rotas, que llegan sin una propuesta, prácticamente derrotados, sin una sola propuesta alterna por parte del gobierno de México.

El fenómeno de la repatriación y la migración en México se ha agravado en los años recientes, afirma  a su vez Francisco García Olsina, y a ello se suma, comenta,  la gran cantidad de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos o se quedan en territorio mexicano.

“Yo diría que en los últimos 15 años se ha observado un aumento en este tipo de flujos migratorios hacia el territorio nacional, porque en principio vienen al territorio nacional”, destaca García Olsina.

En tanto, Alejandro Solalinde afirma que al no encontrar oportunidades de trabajo y de reinserción social, los migrantes mexicanos repatriados de Estados Unidos, así como los centroamericanos, son presa fácil del crimen organizado, lo cual reduce aún más sus expectativas de vida.

“Nosotros hicimos un estudio, un análisis de lo que puede durar una persona que se mete a la delincuencia organizada, ya sea mexicano o extranjero: dos años de vida. Es lo que puede durar una persona, un joven, un hombre o una mujer que se mete a la delincuencia.

“Y sabe qué, no les importan al crimen organizado, porque son personas desechables; si se mueren o los meten a la cárcel ellos nunca van a sacarlos de ahí. Ahí vienen más, como están llegando reclutan más y entonces no hay nada. Yo pienso que es otro dolor que tenemos ahí y otra exigencia que tenemos que hacer para el gobierno de la República”, agrega el sacerdote.

Víctimas fáciles

De los 332 mil 865 mexicanos deportados al país por Estados Unidos en 2013, 16 mil 971 fueron menores de edad, y de esta cifra, dos mil 834 se encontraban con algún familiar o tutor; el resto, 14 mil 19, fueron recibidos por el INM en calidad de “no acompañados”.

De la cifra de menores repatriados, 86 por ciento (14 mil 625) fueron hombres y el resto (dos mil 346) mujeres.

En todos estos casos, los Oficiales de Protección a la Infancia (OPIS) proporcionaron asistencia en salud, alimento, vestido y alojamiento a los menores, privilegiando, afirmó el INM, “el principio del interés superior del niño”.

Según el INM, la cifra de menores repatriados refleja una tendencia a la baja en los últimos años.

En 2008 se registraron 34 mil 83 casos; en 2012, 17 mil 129, y el año pasado, 16 mil 971, cifra que representa menos de la mitad de hace cinco años.

De acuerdo con la presidenta de la asociación civil Comisión Unidos Contra la Trata, Rosi Orozco, entrevistada por Excélsior, es este sector precisamente, el de los menores y el de las mujeres repatriadas, el que es víctima en mayor grado de la trata de personas y terminan en muchos casos en la prostitución o en el narcomenudeo.

Ponen en duda al personal

Uno de los mecanismos del INM para garantizar el retorno de connacionales repatriados por Estados Unidos es el Procedimiento de Repatriación al Interior de México (PRIM), a través del cual se benefició a seis mil 326 mexicanos, de julio a diciembre del año pasado.

El PRIM es un procedimiento a través del cual se busca que los connacionales repatriados cuenten con mejores condiciones de retorno a sus estados o comunidades de origen, además de que se garantiza su seguridad y se evita que sean víctimas del crimen organizado en los estados de la frontera norte.

Pero para Rosi Orozco, en el INM deben mejorarse los exámenes de control de su personal, con el objetivo de que los inspectores del instituto no cometan abusos y extorsiones en contra de los repatriados o de los migrantes centroamericanos.

“Yo creo que el Instituto Nacional de Migración en este tiempo ha hecho mucho. La verdad es que yo sí reconozco el trabajo de Ardelio Vargas (comisionado del INM), pero desgraciadamente hay dentro de la corporación, desde muchos años atrás, gente que ha estado involucrada (en la trata de personas), mucho personal que sigue todavía y se hacen ciegos o están coludidos”, sostuvo.

Proponen planes globales

Para Jorge Lomónaco Tonda, representante mexicano ante los organismos internacionales con sede en Ginebra, Suiza, México debe tener un papel más activo en el tema de los derechos de los migrantes, pues aportan en reactivar la economía, entre otros rubros, de países  como Estados Unidos.

“Hemos influido mucho en que se valoren no sólo los efectos positivos que tiene la migración en los países de origen, que son evidentes como las remesas, sino en los países de destino, donde los migrantes son muy positivos, como la contribución de los migrantes mexicanos a la sociedad y a la economía de Estados Unidos”, indica Lomónaco Tonda a este diario.

En el mismo sentido, el representante de México ante la ONU, Jorge Montaño, se pronunció a favor de que organismos internacionales tomen más en serio el fenómeno migratorio y establezcan programas globales a favor de este segmento de la población mundial.

“El tema de los migrantes logramos integrarlo en la agenda de la ONU, lo cual quiere decir que año con año vamos a revisar los avances que cada país logre en esta materia, y nosotros creemos que ya tenemos un decálogo de los objetivos mínimos, básicos, para estar en concordancia frente a un sector tan desprotegido.

Para impulsarlos

Diversas dependencias, informa el INM, otorgan apoyo a los mexicanos repatriados como parte del programa Repatriación, México está contigo. Éstas son las instancias que participan y la ayuda que ofrecen.

Secretaría del Trabajo y Previsión Social

  • A través del Servicio Nacional de Empleo apoya a los repatriados a incorporarse a una actividad productiva o para trabajar por cuenta propia.

Secretaría de Salud

  • Brinda atención en los centros de salud en el lugar de residencia de los repatriados a fin de obtener servicos médicos de tipo preventivo, así como el beneficio de afiliarse al Seguro Popular.

Secretaría de Educación Pública

  • Apoya a todo aquel repatriado que requiera hacer uso de las diversas ofertas educativas que les permita continuar y terminar sus estudios dentro de sus diferentes programas.

Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación

  • A través del Fideicomiso de Riesgo Compartido fomenta los agronegocios, el desarrollo rural por microcuencas y realiza funciones de agente técnico en programas del sector agropecuario y pesquero.

Programa de Sustentabilidad de los Recursos Naturales

  • Otorgamiento de apoyos y servicios que permitan desarrollar sistemas integrales, obras, acciones y prácticas sustentables enfocadas a cultivos para la producción de insumos para bioenergéticos, aprovechamiento sustentable del suelo, agua y vegetación de las unidades productivas.

Secretaría de Relaciones Exteriores

  • Ayuda a los repatriados a resolver problemas como recuperación de salarios no pagados y pertenencias en Estados Unidos, así como la recuperación de sus hijos que quedaron en aquel país.

Secretaría de Desarrollo Social

  • Pone a disposición de los repatriados “que califiquen” a programas como: Desarrollo Humano Oportunidades, Apoyo Alimentario, Abasto Rural Diconsa, Abasto Social de Leche y 70 y más.

Secretaría de Economía

  • Pone a disposición de los repatriados los Centros de México Emprende, cuyo objetivo es otorgar servicios y apoyos públicos y/o privados para emprendedores y empresas de manera integral, ágil y oportuna, de acuerdo con su tamaño y potencial, en un solo lugar.

Comentarios

Lo que pasa en la red