Niegan amparo a madre que reclamó a su hijo después de 10 años

Once años después de que dejó a cargo de su tía abuela de la crianza del menor, la madre acudió ante la justicia mexicana para reclamar que por ser la progenitora del menor “tiene un mejor derecho”

COMPARTIR 
11/02/2014 15:11 Isabel González

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero.- Un tribunal federal en México negó un amparo a una mujer que reclamó la guarda y custodia de su hijo al que abandonó desde los cuatro meses de edad.

Once años después de que dejó a cargo de su tía abuela de la crianza del menor, la madre acudió ante la justicia mexicana para reclamar que por ser la progenitora del menor “tiene un mejor derecho” que la tercera perjudicada y en consecuencia, le corresponde ejercer la guarda y custodia de su hijo que hoy tiene 12 años de edad.

La negativa de amparo fue suscrita por el juzgado primero de distrito del centro auxiliar de la Quinta Región localizado en Culiacán, Sinaloa, quien consideró infundados los argumentos de la mujer.

Once años después de que dejó a cargo de su tía abuela de la crianza del menor, la madre acudió ante la justicia mexicana para reclamar que por ser la progenitora del menor “tiene un mejor derecho”

Al destacar que la mamá biológica abandonó a  su hijo cuando tenía cuatro meses de edad y que han transcurrido 12 años desde entonces, el juzgado federal estimó que con base en el interés superior del niño no es procedente que de manera repentina se permita la guarda y custodia provisional del menor a la mujer, debido a esto implicaría cambiar por completo el entorno en que se desenvuelve el niño, pues desde hace más de 11 años que vive con su tía abuela y, todo indica que lo hace en un ambiente “armónico y conveniente para el infante” dado que no existe en el expediente prueba que  acredite lo contrario.

En el fallo, influyó notablemente la declaración del niño para que la autoridad judicial negara la guarda y custodia provisional a su mamá pues el mismo reconoció que “en los últimos años casi no ha convivido con su mamá”.

Al emitir la negativa de amparo, el juzgado estableció que “el derecho de los padres biológicos no es reconocido como principio absoluto”, cuando hay que tomar medidas en favor de la protección de un menor desamparado y tampoco tiene carácter de derecho o interés preponderante, ya que es el interés del menor el que tiene esa calidad.

Además de que por el tiempo transcurrido, no puede negarse que existe una integración entre el niño y la familia que se hizo cargo de su cuidado; en ese periodo – advierte la sentencia - se han desarrollado vínculos afectivos y ha obtenido los medios necesarios para su desarrollo físico y psicológico.

En consecuencia, no se puede argumentar que el menor ha permanecido alejado de su madre cuando fue el abandono y el consentimiento de su progenitora lo que originó que el niño se integrara a un círculo familiar distinto al de su madre biológica y que de acuerdo con la autoridad judicial “es responsable, afectivo y estable”.

Cabe destacar que la resolución descrita basó sus resolutivos en tratados y acuerdos internacionales suscritos por México como la Convención sobre los Derechos del Niño, informó el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

jgl

Comentarios

Lo que pasa en la red