Funcionarios universitarios, obligados a 'tolerar' intromisión en su honor

La SCJN informó que los funcionarios universitarios están obligados “a tolerar” un mayor grado de intromisión respecto a su honor

COMPARTIR 
07/02/2014 16:37 Isabel González
La SCJN informó que los funcionarios universitarios están obligados “a tolerar” un mayor grado de intromisión respecto a su honor.

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de febrero.- Los funcionarios universitarios están obligados “a tolerar” un mayor grado de intromisión respecto a su honor, determinó este viernes la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Al emitir dicho criterio, la primera sala de la Corte negó un amparo solicitado por la ex coordinadora del posgrado en Ciencias Antropológicas de la Universidad Autónoma Metropolitana, quien demandó en su momento a otra académica y a una alumna candidata al doctorado el pago de una indemnización porque diversas comunicaciones vía internet, a su parecer, contenían expresiones que afectaban su reputación y su prestigio institucional.

Al negar el amparo solicitado, los ministros de la primera sala señalaron que como funcionaria de una universidad pública que presta el servicio de educación superior, la coordinadora del posgrado está obligada a tolerar un mayor grado de injerencia en su honor debido a la naturaleza púbica de la función que desempeña.

Por ello, aclaró la Corte, se ha expuesto voluntariamente a un escrutinio más exigente de parte de la ciudadanía.

Además de que de acuerdo con el análisis de las comunicaciones que vía internet se difundieron y que hacían alusión a la coordinadora del posgrado “no tuvo la intención de dañar, sino de cuestionar el desempeño de la coordinadora en el proceso de selección de candidatos para el doctorado”.

En este sentido se aclaró que dichos correos no involucraron la imputación de delitos, no incluyeron señalamientos alusivos a la vida personal de la funcionaria universitaria y únicamente tuvieron como principal objetivo emitir un juicio de valor crítico respecto al desempeño de una función pública por lo que lo manifestado por las demandadas se encuentra protegido en el derecho constitucional de la libertad de expresión.

El fallo de la primera sala destacó que las diferencias entre las académicas y la alumna se desarrolló en un ámbito académico en donde el intercambio de opiniones, incluso las más críticas, debe ser robusto a fin de llegar a la verdad no a golpe de sentencias, sino mediante la confrontación de las ideas.

El proyecto de sentencia 3123/2013 fue elaborado por el ministro José Ramón Cossio Díaz.

jpg

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios