Ni los curas se sienten seguros en Acapulco

Identificarse siempre como sacerdotes, no ir solos a recorridos y avisar con anticipación la ruta de sus misiones son parte del protocolo de seguridad

COMPARTIR 
07/02/2014 06:53 Rolando Aguilar/ Corresponsal
El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, admitió que los jerarcas de la Iglesia temen por su integridad.
El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, admitió que los jerarcas de la Iglesia temen por su integridad.

ACAPULCO, 7 de febrero.— Ya ni los sacerdotes se sienten seguros en este puerto.

El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, dio a conocer que, ante los problemas de seguridad que se viven en Guerrero, los ministros activaron algunos protocolos de seguridad para evitar ser víctimas de ataques armados o secuestros.

“Se está informando a la Iglesia cuando vamos a salir a algún lugar, a alguna comunidad y que al menos alguien sepa cuál es el recorrido que se va a hacer e identificarse siempre como sacerdote, sobre todo cuando se va a acudir a zonas consideradas de riesgo”, dijo el jerarca católico al enumerar algunas de las medidas de precaución.

Entrevistado después de participar en una reunión con sacerdotes de la Provincia de Acapulco, el arzobispo reiteró que las medidas de seguridad son algo nuevo para los integrantes de la Iglesia y se están dando los primeros pasos.

“Y también se buscan algunas formas de acompañamiento y algunas medidas de seguridad. Son algunos puntos de protocolo los que estamos siguiendo, pero no es algo que se tenga bien estructurado; no tenemos algo muy formal. La Arquidiócesis de Acapulco está haciendo eso, pero cada provincia tiene sus propia formas de actuar. Por ejemplo, en Michoacán tienen sus propios protocolos o forma de actuar”, agregó.

Por su parte, el encargado de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Acapulco, el padre Jesús Mendoza Zaragoza, mencionó que “se está recabando la información entre los sacerdotes sobre las situaciones de riesgo que se van dando en las diferentes zonas, ver cuáles son los lugares seguros, confiables para la comunidad y que no presentan ningún riesgo; para conocer los riegos que tenemos como ciudadanos y como sacerdotes  y podamos desarrollar nuestros ministerios en mejores condiciones”.

El padre Mendoza Zaragoza dijo que hay zonas que ya  se sabe que son de más alto riesgos, como la Costa Grande y el propio Acapulco, “son lugares donde debemos de poner más cuidado para el análisis de los eventos, para el monitoreo de la realidad de tal manera que estemos bien informados de lo que está sucediendo”.

En la conferencia también se mencionó que un mayordomo de Apaxtla fue secuestrado para que informara sobre quiénes son las personas que manejan el dinero para los festejos del santo del pueblo, pero esta persona ya fue puesta en libertad y nunca se pidió rescate por él.

Los mayordomos en los pueblos son los encargados de organizar los eventos de los santos patronos de cada lugar, es un puesto rotatorio y no implica sueldo, se hace en agradecimiento a la Iglesia.

Guerrero es uno de los estados con mayores índices de violencia en el país. De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública en 2013 fue la segunda entidad con más secuestros, al denunciarse 207.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red