Declaran culpables a mexicanos por muerte de oficial de Guardia Costera

Jorge Mejía Leiva enfrenta una condena máxima de cadena perpetua y Manuel Beltrán Higuera un máximo de 60 años de cárcel federal, informó la fiscalía de Los Ángeles

COMPARTIR 
05/02/2014 18:35 EFE

LOS ÁNGELES, 5 de febrero.- Dos mexicanos fueron encontrados culpables hoy de cargos federales relacionados con la muerte del suboficial de la Guardia Costera, Terrell Horne III, informó la fiscalía de Los Ángeles.

Jorge Mejía Leiva, de 42 años, residente en Ensenada, México, fue hallado culpable de asesinato y seis cargos más, dos por no acatar órdenes de las autoridades y cuatro por asalto a oficiales federales con un arma mortal.

Manuel Beltrán Higuera, de 44 años, también de Ensenada, México, fue declarado culpable de dos cargos por desobedecer órdenes de la autoridad federal y cuatro cargos de asalto.

Aunque la condena de los asesinos del suboficial Sénior Horne no puede compensar la pérdida de un familiar, amigo y compañero de tripulación, esperamos que la conclusión de este caso proporcione algo de tranquilidad a sus seres queridos", dijo hoy el almirante Robert J. Papp, Jr., comandante de la Guardia Costera.

Según informó la fiscalía, la operación de detención comenzó en la noche del 1 de diciembre cuando un avión de la Guardia Costera identificó un bote sospechoso, a aproximadamente una milla de la Isla Santa Cruz en el Parque Nacional Channel Islands, al oeste de Los Ángeles.

Miembros de la patrulla interceptaron la embarcación tras lo cual fueron informados de que otro bote tipo "panga", también sospechoso, se encontraba en el área. Cuatro oficiales se dirigieron a interceptarlo en un bote inflable rígido.

Cuando los oficiales se acercaban a la lancha de 30 pies, luego de encender sus luces e identificarse como autoridades ordenando que se detuvieran, la "panga" embistió el bote de los agentes haciendo caer al agua a Horne y a otro compañero.

Horne sufrió un trauma severo en la cabeza causado por una hélice y fue declarado muerto a las 2:21 de la madrugada, en el muelle de Port Hueneme, a donde había sido trasladado de emergencia para ser atendido por los paramédicos.

Horne III, de 34 años y con 14 años de servicio en la Guardia Costera, es el primer miembro de la Guardia Costera en morir en servicio desde 1927.

Los dos mexicanos, que entraron ilegalmente al país, declararon que en Ensenada, México, les habían ofrecido tres mil dólares por traer gasolina a otra embarcación, en el área donde fueron capturados.

En la audiencia de sentencia programada para el 12 mayo, Mejía Leiva enfrenta una condena máxima de cadena perpetua y Beltrán Higuera un máximo de 60 años de cárcel federal.

jgl

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios