Preciado organiza fiesta con mariachi en terraza de la Jucopo

El panista convidó a colaboradores preferentes a la terraza de su oficina en la Jucopo a quienes agasajó con comida, bebida y mariachis

COMPARTIR 
05/02/2014 06:35 Jaime Contreras Salcedo/Fotos: Luis Enrique Olivares

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de febrero.-Con el argumento de que “se había sacado el niño”, el pasado 7 de enero, este martes el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Jorge Luis Preciado, convidó a una treintena del personal adscrito a la Jucopo a la terraza de su oficina –en el sótano uno del Edificio de Comisiones- a quienes agasajó con comida, bebida y mariachis sin cortapisa alguna.

El panista realizó la convivencia con el argumento de que "se había sacado el niño", el pasado 7 de enero

El ágape inició desde las 16:00 horas cuando se vio un intenso movimiento de invitados y agentes de seguridad cerrando el paso a cualquier mirada inoportuna, precisamente en las instalaciones de la junta, a casi ocho meses de que tomara posesión del cargo el también senador panista.

Por cierto, el propio Senado a través de un escueto comunicado anunció que este 5 de febrero –en el que se conmemora el 97 aniversario de la Constitución-, Preciado Rodríguez llevará a cabo con el personal del grupo parlamentario de Acción Nacional en esta Cámara Alta, otro convivio similar al de este día.

A las 17:30 horas arribaron los mariachis impecablemente uniformados color crema quienes interpretaron diversas y sentidas canciones desde “Camarón Pelao” hasta “Si nos dejan” o “Serenata Huasteca”, entre las más aplaudidas por la reducida concurrencia.

El mismo Preciado Rodríguez, entusiasmado, mostró sus mejores pasos de baile al ritmo de “¡camarón pelao, tú quieres / camarón pelao te doy, camarón pelao prefieres/ con salsita y con limón..!” y los agasajados le palmeaban con risas y alegría.

Por lo menos una sexteta de serviciales meseros se multiplicaban para atender a los comensales tanto en bebida como en comida y así la fiesta se fue prolongando más de cinco horas y algunos testigos deslizaron que el senador Preciado, al filo de las 21:00 horas  “ya andaba muy alegre”.

jgl

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios