Pacto fiscal causa incertidumbre, afirma Silvano Aureoles

El diputado afirmó que ningún Pacto Fiscal podrá dar marcha atrás a la reforma hacendaria ni al Presupuesto de Egresos de la Federación que el Congreso aprobó en el pasado periodo ordinario

COMPARTIR 
03/02/2014 16:44 Roberto José Pacheco

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de febrero.- El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles Conejo, afirmó que ningún pacto fiscal podrá dar marcha atrás a la reforma hacendaria ni al Presupuesto de Egresos de la Federación que el Congreso aprobó en el pasado periodo ordinario.

Hay que tener presente: una cosa son medidas administrativas de la Secretaría de Hacienda y otra cosa, es que con ese Pacto se modifique lo ya aprobado y un pacto de esa naturaleza modifique la ley”, espetó.

Cuestionado Aureoles Conejo en torno al “Acuerdo de Certidumbre Tributaria” anunciado por el titular de la Secretaría de Hacienda, Luís Videgaray, durante la plenaria de senadores priistas, en Mérida, Yucatán, el perredista se manifestó cauto en tanto no conozca a detalle los términos del referido instrumento.

Expresó, sin embargo, su expectativa de que el citado acuerdo busque reducir algunos efectos no deseados en beneficio de las clases más necesitadas.

Si el asunto es para paliar un poco y también incentivar la inversión y la generación de empleos y evitar el impacto negativo a sectores vulnerables, pues está bien, yo no lo vería mal”, indicó.

De otra suerte, reflexionó Aureoles Conejo, el anunciado acuerdo estaría denotando una discordancia institucional

Porque sería un poco contradictorio que por un lado estemos haciendo el esfuerzo para darle más recursos al gobierno de adecuar la reglamentación, las leyes en materia hacendaria, para que luego se anuncie que hay un nuevo Pacto Fiscal, pareciera que el legislativo hace una cosa y el ejecutivo decide hacer otra”, enfatizó.

En este contexto, el legislador del sol azteca exhortó al gobierno federal a ejercer en tiempo y forma el presupuesto aprobado por el Congreso para el presente ejercicio, a fin de evitar los magros resultados de crecimiento económico del orden 1.3 por ciento registrados durante el año anterior.

Apruebas un presupuesto y luego resulta que hay todos los artilugios y mecanismos retardatarios para no ejercer el presupuesto, es una enorme contradicción o en su caso se está aplicando en noviembre y diciembre o en enero y febrero del siguiente año con todas las presiones”, señaló.

jgl

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios