Hacienda ofrece certeza tributaria

Insiste en que no habrá alza a impuestos en tres años y confía en no modificar la reforma fiscal

COMPARTIR 
03/02/2014 05:02 Leticia Robles de la Rosa

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de febrero.- El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció a los senadores del PRI que el acuerdo fiscal que se lanzará en unos días más se denomina Acuerdo de Certidumbre Tributaria y, amén de dejar intactos los impuestos en los ejercicios fiscales 2014, 2015 y 2016, tiene el compromiso de no modificar la reforma hacendaria, salvo “en casos excepcionales”.

Aclaró que el compromiso para no modificar los impuestos en tres años “es resultado de un balance entre dar certidumbre y mantener flexibilidad en un mundo que está cambiando”.

También tiene el propósito de fomentar la inversión y la acumulación de activos de trabajadores y hogares. Además, ofrece certidumbre a los hogares, a los trabajadores y a los emprendedores, porque “no es un beneficio a un sector en particular”, es decir, no está encaminado sólo al sector empresarial.

42 cambios en materia fiscal y hacendaria afectan la vida cotidiana de mexicanos.

El jueves por la mañana, en Mérida, Yucatán, el secretario de Hacienda se reunió con los senadores del PRI, comandados por Emilio Gamboa Patrón, así como con algunos senadores del Partido Verde, con quienes platicó a lo largo de tres horas, para disipar las dudas en torno al esquema fiscal, el aumento de la inflación en el arranque del año y para explicarles el Acuerdo de Certidumbre Tributaria.

Luis Videgaray resumió en seis puntos la esencia de este pacto que será anunciado en breve: el primero es que parte del “compromiso del gobierno federal con la sociedad de que no propondrá modificaciones a la estructura tributaria de 2014 a 2016”, es decir, no habrá nuevos impuestos ni aumento en las tasas actuales, que fueron decididas en la reforma hacendaria de octubre del año pasado, les dijo.

“Se da certidumbre a los hogares, los trabajadores y a los emprendedores. No es un beneficio a un sector en particular”, fue el segundo punto que detalló Luis Videgaray a los senadores priistas.

El tema fue parte de la presentación que hizo el secretario de Hacienda, quien estuvo acompañado del jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, y dejó en claro que este Acuerdo no modificará la reforma hacendaria aprobada el año pasado.

10 por ciento de la población aportará 54 por ciento de la recaudación extra.

Añadió que este Acuerdo “fomenta la inversión y la acumulación de activos de trabajadores y hogares”, y les aclaró que el compromiso de no subir o crear impuestos se basa en el principio de dar certidumbre en un mundo cambiante.

El secretario de Estado comentó a los senadores que la carga tributaria a las empresas en México se mantendrá como la menor de la mayoría de los países de la OCDE.

Mostró una gráfica donde se observa a todos los países de la OCDE y las cargas tributarias al ingreso empresarial; sin la reforma hacendaria, México estaba en el lugar 33 de la Organización; con la reforma se coloca en el lugar 24; es decir, con la reforma, México mantiene una tasa efectiva muy competitiva, dijo.

Añadió que el sistema fiscal será más progresivo y se favorecerá una distribución del ingreso más equitativa, pues 10 por ciento de la población con mayores ingresos aportará 54 por ciento de la recaudación adicional; los aumentos a las tasas marginales de ISR afectan a menos del uno por ciento de las personas.

El otro tema polémico de la reforma hacendaria, el Régimen de Incorporación Fiscal, les detalló el secretario de Hacienda, facilita el acceso a la formalidad para las empresas y trabajadores, en particular los pequeños negocios; otorga descuentos en el pago de impuestos si se cumplen requisitos de declaración de información fiscal; en 2014 el descuento es de 100 por ciento y se incluye al IVA y el IEPS.

Y del IVA fronterizo, que todavía es rechazado por empresarios, les dijo que esta medida fue acompañada de acciones que impulsan el crecimiento económico y el desarrollo social de la región, como son dos mil 500 millones de pesos del Fondo para Fronteras para apoyar a familias de bajos recursos; impulso de obras y proyectos de infraestructura en los estados fronterizos por 22 mil millones de pesos; un programa de eliminación de garitas en la franja fronteriza.

También 500 millones de pesos del Fondo para Fronteras para Garantías de la Banca de Desarrollo para detonar créditos.

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios