Cesan al subsecretario de Protección Civil de Guerrero

Constantino González Vargas fue separado del cargo por presuntas irregularidades que serán investigadas por la Contraloría estatal

COMPARTIR 
02/02/2014 08:00 Rolando Aguilar/Corresponsal / Foto: Especial
Constantino González Vargas, quien fungía como subsecretario de Protección Civil, fue separado del cargo; sin embargo, podría ser reinstalado a sus funciones. Foto: Rolando Aguilar

CHILPANCINGO, 2 de febrero.— La Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero dio a conocer la tarde de ayer que Constantino González Vargas, quien fungía como subsecretario de Protección Civil, fue separado del cargo por cometer presuntas irregularidades, mismas que serán investigadas por la Contraloría del estado.

El secretario de Seguridad Pública y Protección Civil, Leonardo Vázquez Pérez, informó que una vez que se conocieron las presuntas irregularidades en dicha subsecretaría, la Contraloría General del estado fue notificada, con el fin de que abriera una investigación exhaustiva para deslindar las responsabilidades correspondientes.

Asimismo, Leonardo Vazquez indicó que Alberto Amezcua Ávalos fue nombrado como encargado de despacho en la Subsecretaría de Protección Civil, en sustitución de González Vargas.

Los hechos ocurrieron luego de que el viernes pasado trabajadores inconformes de la Subsecretaría de Protección Civil de Guerrero, molestos por el presunto mal trato que les daba González, lo acusaron de presuntamente guardar en bodegas la ayuda humanitaria enviada a Guerrero para los damnificados por los fenómenos meteorológicos.

Los inconformes señalaron que varios artículos que llegaron para los afectados que dejaron los meteoros Ingrid y Manuel están a punto de caducar, además de que se presume que pudiese haber más lugares donde se tiene guardados parte de los víveres.

Un grupo de trabajadores citaron a los medios de comunicación para mostrarles  ropa, víveres, despensas, cobertores, láminas galvanizadas, colchonetas y cobijas, las cuales se encuentran en una bodega de la Subsecretaría de Protección Civil de Guerrero.

Por su parte, González dio a conocer el pasado viernes que lo encontrado en las bodegas es material que se tiene de reserva para enfrentar una contingencia.

Asimismo, afirmó que se reu-nió con los empleados para conocer sus inconformidades, por lo que el delegado administrativo sería removido de su puesto.

En septiembre pasado, al menos 42 muertos y casi 300 mil damnificados dejaron llos fenómenos Manuel e Ingrid.

La mayoría de los decesos ocurrieron en Guerrero, con 18; le seguía Veracruz, con 11; Hidalgo, con cuatro; y Oaxaca y Puebla, con tres. Los estados de Michoacán, Coahuila y Durango registraron un muerto cada uno.

Los sistemas de Protección Civil de los nueve estados más impactados habían dado a conocer la cifra de 297 mil 800 personas damnificadas.

La Secretaría de Gobernación había asegurado que 1.2 millones de personas en todo el territorio nacional fueron afectadas.

Guerrero fue la entidad más afectada, con cerca de 250 mil personas que se quedaron sin vivienda. Oaxaca, Michoacán, Jalisco y Colima también resintieron los efectos de Manuel con deslaves, cortes carreteros, puentes caídos y casas inundadas.

Sin embrago, el presidente Enrique Peña y el gobierno de Guerrero trabajaron en conjunto para restablecer caminos, el puerto de Acapulco, uno de los más afectados, además de la Autopista del Sol, y de diversas comunidades.

 

Relacionadas

Comentarios