Mexicanos resienten más la cuesta de enero

El 80 por ciento cree que este mes ha sido muy pesado, debido a que subieron los precios y los sueldos no alcanzan, revela la encuesta BGC-Excélsior

COMPARTIR 
27/01/2014 05:51 Ulises Beltrán y Alejandro Cruz/ BGC, Beltrán, Juárez y Asociados

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de enero.- Este 2014 inició con la cuesta de enero más pronunciada de la última década. Se agudiza el sentimiento de apuro económico personal o familiar debido a la mayor carestía, que se adjudica a los aumentos de impuestos y a la gestión económica del g obierno federal. La mayoría ha tenido que disminuir sus gastos, tomar de sus ahorros y diferir pagos para librar económicamente este primer mes del año, según se advierte en la más reciente encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior.

62 por ciento piensa que sus condiciones económicas personales están peor que un año antes, cinco puntos más que en diciembre pasado (gráfico 1). Se trata del registro negativo más alto en lo que va del sexenio y también de todos los meses de enero desde que inició el sexenio de Vicente Fox.

Además, 55 por ciento opina que su situación económica está mal o muy mal (gráfico 2), cifra que no se observó ni en enero de 2009, el año de la última crisis económica.

La opinión pública cree (gráfico 3) que esta cuesta de enero está siendo pesada o muy pesada (80 por ciento), debido principalmente a que subieron los precios, a la falta de trabajo y a que no alcanzan los sueldos.

No domina una opinión sobre cuánto durará este momento económico complicado. Un tercio cree que alrededor de dos meses, otro tercio vislumbra que se extenderá todo el año y una cuarta parte sostiene que sólo la mitad de este 2014.

Prácticamente toda la población ha notado alzas recientes de precios, sobre todo en alimentos y en la gasolina.  La mayoría afirma que este mes está pagando más que el pasado sobre todo por ese combustible y también por el gas, el transporte público, la luz y el predial (gráfico 4).

Se piensa que estos incrementos se deben especialmente a los aumentos de impuestos, al “mal manejo económico” por parte del gobierno federal, al alza en el precio de la gasolina y a las reformas gubernamentales (gráfico 5).

Específicamente sobre el mayor pago de impuestos, sólo la cuarta parte dice que en enero tuvo que pagar por alguno que considera nuevo (impuesto a refrescos, a alimentos para mascotas).

En cambio, cerca de la mitad de los consultados afirma que tuvo que pagar más por algún gravamen que ya tenía, en particular el predial (gráfico 6). 

Algo más de la mitad afirma que sólo podrá pagar pocos de los gastos que debe hacer en este mes. Para hacer frente a los compromisos económicos (gráfico 7) se está recurriendo sobre todo a gastar menos de lo usual (71 por ciento), tomar de los ahorros (59 por ciento) y retrasar pagos (59 por ciento).

Cerca de la mitad trabaja tiempo extra o toma un empleo adicional o pide prestado. Empeñar cosas, vender alguna pertenencia o hacer un uso más intensivo de la tarjeta de crédito es relativamente poco común.

Esta cuesta de enero ha propiciado que avance el porcentaje de personas que aseguran contar con algunas deudas que les generan bastante preocupación.

 En diciembre comprendían 23 por ciento, registro que salta a 37 por ciento ahora. Sólo 33 por ciento dice no tener deudas cuando esa cifra no bajaba del rango de 40 por ciento.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red