Tema del Día: Tatuajes, relatores de historias de vida

Especialistas sugieren pensar en el pasado, presente y futuro antes de hacerlo para evitar el arrepentimiento

COMPARTIR 
24/01/2014 11:51 Carolina Reyes / Fotos: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de enero.- Al narrar una historia de cualquier índole siempre utilizamos los tiempos verbales presente, pasado y futuro; lo mismo sucede con las imágenes, dibujos, pinturas o fotografías que ilustran un momento histórico o reflejan el pensamiento de su creador en determinado instante.

¿Pero qué pasa con los tatuajes?, ¿cómo elegir la imagen que plasmaremos en nuestra piel sin que en un futuro lleguemos a arrepentirnos? Algunos especialistas recomiendan pensar en los tres tiempos verbales, pues al final el tatuaje será una historia que habrá de acompañarnos desde que la tinta se inyecta en la piel hasta que deje de existir, después de nuestra muerte.

Hoy en día hay que considerar que son permanentes y de ahí la importancia de hacer una buena elección y no dejarse llevar por el momento, señaló Felipe Gaytán, sociólogo de la Universidad La Salle.

A lo largo de la historia los tatuajes han evolucionado desde su aparición, tanto sus principales funciones como sus dibujos y técnicas, todo ha cambiado.

En Japón lo consideraban un arte, en Norteamérica un signo de madurez, en Grecia y Roma un medio de estigmatización social, en Egipto un dibujo capaz de otorgar poderes sobrenaturales y hoy en día éstos sólo se usan de adorno”, expuso.

Testimonios en tinta

Así como las fotografías nos hacen recordar buenos o malos momentos del pasado y los dibujos algún pasaje imaginario, los tatuajes tienen el mismo efecto sobre las personas. La diferencia radica en que éste se lleva grabado en la piel.

Algo verdaderamente dramático sería tener tatuado el nombre de una ex, porque en algún momento de enamoramiento se llegó a pensar que esa persona representaba el amor eterno, pero resulta que ahora es un ser insoportable o despreciable”, señaló Jesús Castillo, estudiante de la Facultad de Estudios Superiores Aragón.

Pero además del diseño hay que considerar los colores, además de que los tatuajes simbolizan el futuro que de forma personal puede denotar ciertas aspiraciones que seguirán siendo importantes para quien decide marcarse la piel.

Al final, cada quien cuenta su historia y tiene sus motivos para tatuarse, y puede hacer combinaciones sobre el pasado, presente o futuro.

Sea lo que sea hay que estar 100% convencidos de marcarse la piel”, coincidieron Felipe Gaytán y Jesús Castillo, dos jóvenes que inmortalizaron sus historias personales en la piel.

Fg

Comentarios

Lo que pasa en la red