Testigo protegido narra estructura de los Zetas en Guatemala

El cártel mexicano se instaló en Guatemala en 2003. El primer comandante que llegó a dirigir la plaza fue "El Z-200", quién habría ordenado la masacre de campesinos en Petén

COMPARTIR 
23/01/2014 17:40 AP

GUATEMALA, 23 de enero.- Un testigo protegido detalló ante una juez cómo está estructurado el cártel mexicano de Los Zetas en Guatemala y aseguró que los narcotraficantes se instalaron en el país en 2003.

El Tribunal de Mayor Riesgo, que conoce el proceso, escuchó el audio del testigo en la cuarta audiencia por el juicio que se sigue contra nueve hombres acusados de haber participado en la masacre de 27 campesinos en mayo de 2011 en la aldea Los Cocos, en el departamento de Petén y a unos 500 kilómetros de la capital guatemalteca.

La voz distorsionada de un hombre, que no fue identificado por estar protegido, detalló que en el país centroamericano Los Zetas mataron a los campesinos por la disputa de un cargamento de droga que supuestamente les habría robado Otto Salguero, el dueño de la finca donde trabajaban como jornaleros.

Primero los Zetas estaban con el cártel del Golfo, luego se dividieron, reclutaron militares", dijo el testigo.

En su declaración el informante explicó que el primer comandante que llegó a dirigir la plaza de Guatemala fue "El Z-200", quién habría ordenado la masacre. El Z-200 dirigió junto al Comandante "Amarillo" pero tras su captura, asumió la dirección el Comandante "Yankee", todos estos conocidos sólo por el alias, y que los trabajos que realizaban iba desde extorsionar, despojar de fincas a personas, robar armamento, traficar drogas a México hasta matar a miembros de otros cárteles.

El cártel mexicano se instaló en Guatemala en 2003. El primer comandante que llegó a dirigir la plaza fue "El Z-200", quién habría ordenado la masacre de campesinos en Petén

El testigo dijo que al llegar a Guatemala, los zetas se organizaron con dos comandantes a la cabeza, que a su vez impusieron un comandante por cada departamento del país, estos tenían a su mando a cuatro "estacas" que se dedicaban a matar opositores y robar fincas con un salario mensual de aproximadamente mil dólares.

Por los asesinatos enfrentan juicio dos mexicanos y siete guatemaltecos.

Según la investigación del Ministerio Público, los acusados habrían llegado la noche del 14 de mayo de 2011 a la finca en busca de Salguero, pero al no encontrarlo torturaron a los jornaleros durante varias horas y luego los decapitaron.

El Ministerio Público aún debe presentar testimonios y pruebas documentales en el juicio, que se espera dure aún un par de semanas.

jgl

Comentarios

Lo que pasa en la red