Sin dinero, madre de mexicano espera ejecución de su hijo en abril

Ramiro Hernández Llanas fue juzgado y su ejecución será para el 9 de abril, a pesar de padecer retraso mental, fue condenado bajo cargo de homicidio

COMPARTIR 
22/01/2014 15:13 Con información y fotos de Juan Manuel Reyes/ Corresponsal

NUEVO LAREDO, 22 de enero.- Mientras que el ciudadano de Nuevo Laredo, Ramiro Hernández Llanas, espera ser ejecutado en Texas, el 9 de abril de este año, su madre Martha Llanas Zamora de 75 años, llora la desgracia de su hijo; espera resignada y sin dinero para estar presente el día de la ejecución.

Recuerda tristemente las palabras de Ramiro hace dos años que visitó la prisión de Livington Texas,  y al preguntarle del por qué se encontraba en ese lugar, este le contestó:

Estoy aquí madre, por no seguir los consejos de usted y de mi papá, me acusan de un delito y sólo le pido no llore por mí”, señaló.

Ramiro Hernández Llanas fue juzgado y condenado en dos días. A pesar de padecer retraso mental, fue condenado a muerte bajo cargo de homicidio, en un juicio que se extendió del 8 al 10 de febrero de 2000.

Hernández Llanas, nació en Nuevo Laredo, y solo estudió hasta el segundo grado de primaria, ya que las ocupaciones de sus diez hermanos, era sacar adelante a su familia que llegó a vivir frente a un basurero, lugar que se convertiría en su centro de trabajo, ya que de allí sacaban vidrio, plástico y cartón para venderlo.

Éramos más pobres que ahora, mi esposo murió hace más de 20 años y siempre les decíamos a nuestros hijos que no se metieran en problemas”, confesó a Grupo Imagen Multimedia la señora Martha.

Ramiro acudió a la primaria Praxedis Balboa, y al no “entrarle los números y las letras” decidió ya no asistir a la escuela, ya que los profesores decían que contaba con lento aprendizaje y que no asimilaba las clases.

Mi hijo, tenía problemas para aprender, era muy inquieto, no le gustaba la escuela y un día se fue al otro lado, a trabajar, fue a inicios de los noventas y desde 1997, espera ser ejecutado”, dijo su madre.

Dijo no pedir nada, ni exigir nada,” aquí me quedaré ya que no tengo dinero para viajar, es muy lejos, apenas vivo con dos de mis hijas que me mantienen, no estoy impuesta a pedir ayuda y sólo le pido a Dios que perdone a todos, ellos dicen que cometió un delito, yo como voy a saber”.

Ramiro Hernández  Llanas, de 44 años, a los 20 años decidió cruzar la frontera  y es acusado de asesinar a Glen H. Leich, su patrón en ese entonces y de violar a la viuda Lara Leich.

Su ejecución está programada para el 9 de abril y es la siguiente de este año para un mexicano, nacido en Nuevo Laredo.  

jpg

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios