Reportan enfrentamiento de grupos armados en Parácuaro

Se presume que un grupo de autodefensas se enfrenta a tiros con integrantes de los Caballeros Templarios en la comunidad de la Cofradía

COMPARTIR 
21/01/2014 22:42 Miguel García Tinoco/ Corresponsal
Como parte del operativo conjunto en Michoacán, en Parácuaro la Policía Federal mantiene vigiladas las entradas de la localidad. Foto: Archivo Cuartoscuro
Como parte del operativo conjunto en Michoacán, en Parácuaro la Policía Federal mantiene vigiladas las entradas de la localidad. Foto: Archivo Cuartoscuro

PARÁCUARO, 22 de enero.— Autoridades locales confirmaron un enfrentamiento a balazos entre dos grupos de civiles armados, hechos ocurridos en la comunidad de la Cofradía, municipio de Parácuaro, a unos 25 kilómetros de Apatzingán. Con este incidente se rompió la tranquilidad en la Tierra Caliente, tras los operativos del Ejército y la Policía Federal.

Sin embargo, por la noche, la Secretaría de Gobernación emitió un comunicado en el que minimizó los hechos, al establecer que “fueron disparos aislados de arma de fuego, sin que se haya producido enfrentamiento (y) sin que hasta el momento se tenga el registro ni de heridos ni de bajas”.

La información fue confirmada desde Michoacán por Monte Alejandro Rubido, secretario técnico del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a un noticiario nocturno de televisión.

En contraste, el enfrentamiento fue confirmado por los grupos de autodefensa, que indican que la balacera fue entre grupos comunitarios y los llamados  Caballeros Templarios que “se enfrentaron a tiros desde las cinco de la tarde, cuando los civiles armados ingresaron a esa zona rural con el objeto de recuperar tierras supuestamente despojadas a habitantes de Parácuaro por líderes del crimen organizado”.

Las fuerzas federales y las corporaciones de auxilio no tienen reporte de heridos o muertos; un helicóptero del Ejército mexicano sobrevoló la zona del conflicto hasta muy avanzada la noche; no se tiene reportes de que soldados y policías  ingresaran  al lugar, aunque una versión sostiene que iban al frente de los grupos de autodefensa.

El ingreso de los civiles armados, a quienes se les llama ahora también los “blancos” para diferenciarlos de los policías federales (azules) y soldados (verdes), se fraguó en la casas de seguridad de Antúnez.

Desde las 09:30 horas, autodefensas estaban listos: provistos de armas largas e indumentaria tipo policial, y sólo esperaban la orden del comandante para enfilarse a la carretera Cuatro Caminos-Apatzingán.

A las 17:00 horas, más de 20 camionetas con hombres armados llegaron hasta la gasolinería ubicada en el crucero de Antúnez, abastecieron de combustible las unidades y continuaron hacia Úspero hasta donde está el acceso a La Cofradía.

Estanislao Beltrán, vía radio a larga distancia, se daba cuenta de los incidentes de la incursión y compartía información con los reporteros, casi todos enviados nacionales e internacionales.

Según otra fuente de la autodefensa, los primeros disparos se escucharon a las 18:00 horas y las últimas detonaciones ocurrieron pasadas las 22:00 horas, cuando los alzados tuvieron que replegarse al caer la noche.

Se dijo que los grupos de autodefensa usaron vehículos blindados en el intento de incursión a “territorio templario” y fueron recibidos a balazos por francotiradores apostados en los cerros, lo cual dificultó el accionar de quienes pretenden recuperar huertas de limón y mango.

Al conocerse sobre el enfrentamiento en Parácuaro, en localidades como Apatzingán y Múgica los oficiales de las corporaciones policiacas federales y militares se mantuvieron en alerta por tierra y aire ante cualquier situación.

En la zona, incluso, se suspendieron las actividades escolares.

Comentarios

Lo que pasa en la red