Arzobispo de Morelia entrega su renuncia al papa Francisco

A 10 días de cumplir 75 años, la edad obligatoria de jubilación para un obispo diocesano, Alberto Suárez Inda confirmó que hace unos días envió una carta al papa

COMPARTIR 
20/01/2014 15:13 Notimex

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de enero.- A 10 días de cumplir 75 años, la edad obligatoria de jubilación para un obispo diocesano, el arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda confirmó que hace unos días envió al papa Francisco su carta de renuncia al cargo de arzobispo de Morelia.

El prelado indicó que en la misiva expresó su deseo "de que pronto pueda ser nombrado un nuevo pastor que venga con nuevo vigor y creatividad a impulsar esta noble Iglesia local".

En un texto distribuido por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Suárez Inda agradeció a Dios y a sus hermanos sacerdotes "por su benevolencia al acercarse mi cumpleaños 75 y al estar ya en el año jubilar de mis 50 años de vida sacerdotal".

Esa "alegría y gratitud", expuso, la "comparto con un buen número de hermanos que este año 2014 celebrarán bodas de plata y bodas de oro sacerdotales".

En otro asunto, anunció que tras 17 años de arduo trabajo, este martes 21 de enero se llevará a cabo la clausura del proceso de canonización del primer obispo de la diócesis de Michoacán, Vasco de Quiroga.

A 10 días de cumplir 75 años, la edad obligatoria de jubilación para un obispo diocesano, Alberto Suárez Inda confirmó que hace unos días envió una carta al papa

Suárez Inda dijo que la siguiente etapa quedará a cargo de la Congregación para las Causas de los Santos en Roma, por lo cual exhortó a pedir "a Dios nos conceda favores por su intercesión y la gracia de venerarlo un día en los altares".

Además, indicó que el jueves 30 de enero (día de su cumpleaños), ordenará diáconos para el servicio de la Arquidiócesis a ocho jóvenes ex alumnos del Seminario de Morelia. La celebración será a las 11:00 horas, también en la Catedral de Morelia.

Suárez Inda adelantó su intención de participar, el domingo 27 de abril en Roma, en la canonización de los Beatos Juan XXIII y Juan Pablo II, "a los que tuve la gracia de conocer personalmente".

El arzobispo añadió que prevé quedarse unos días más en Roma para la visita ad limina, que corresponde a todos los obispos de México en mayo, acompañado por los obispos auxiliares de Morelia, Carlos Suárez y Juan Espinoza.

Al referirse a los regalos que pide indicó que son dos: "la oración para pedir al Señor me sostenga en la fe y perdone mis muchos pecados". Y "por favor, no más festejos, porque ya ha habido bastantes y porque los tiempos no están para ello".

jgl

Comentarios

Lo que pasa en la red