Asesinato de niño de cinco años conmociona en Tabasco

Bryan Gutiérrez Ángel había sido raptado desde el pasado miércoles de una plaza comercial por un menor de 13 años; su cuerpo apareció flotando en las aguas del río Grijalva

COMPARTIR 
20/01/2014 14:40 Fabiola Xicoténcatl/Fotos: Cuartoscuro

VILLAHERMOSA, Tab. 20 de enero.- Gran conmoción ha originado el asesinato del niño Bryan Gutiérrez Ángel, quien había sido raptado el pasado miércoles de la Plaza Soriana San Joaquín ubicada en el Periférico de Villahermosa.

Bryan Gutiérrez Ángel había sido raptado desde el pasado miércoles de una plaza comercial por un menor de 13 años; su cuerpo apareció flotando en las aguas del río Grijalva

El cadáver del infante de cinco años de edad, apareció flotando en las aguas del río Grijalva en el sitio conocido como el Paso del Macuilis,  ayer por la tarde, luego de que uno de sus raptores confesos, --otro menor de 13 años de edad--, había revelado el sitio a donde según él, se habría ahogado.

Desde el día de su desaparición, los tabasqueños habían seguido con interés este caso. Decenas de familias clamaban por la localización del niño a través de oraciones y servicios religiosos; otro tanto confiaba en la eficiencia de la Alerta Amber que se activó a raíz de su rapto.

Con el hallazgo del cuerpo sin vida de Bryan Gutiérrez Ángel, la Alerta Amber queda desactivada

La PGJ de Tabasco a través de un comunicado, informó que después de las investigaciones y acciones de búsqueda “se localizó al sustractor, mismo que cuenta con 13 años de edad, y quien dio su versión de los hechos. Según el menor, Briyan, de 5 años de edad y él fueron a las orillas del río Grijalva, en el malecón del centro de esta ciudad, donde el niño habría resbalado al agua, tratando de rescatarlo sin éxito”.

Agrega el despacho informativo que no obstante a lo declarado por el menor, “la PGJ continuó con la búsqueda del menor en acciones coordinadas con Protección Civil y Seguridad Pública, para no descartar ninguna área de búsqueda, tanto por tierra como en el río, hasta que se dio con el cuerpo”.

Luego de la polémica y las sospechas de que habría sido un asesinato, la PGJ aclara que “continuará con las investigaciones necesarias para esclarecer las circunstancias en que perdió la vida el menor Briyan Gutiérrez Ángel”.

Desapareció desde el miércoles

De acuerdo a la versión de su madre, Aquilina Ángel, el pequeño Bryan Gutiérrez Ángel llegó muy temprano a la plaza Soriana San Joaquín, donde la acompañó por algunas horas en su trabajo en una tienda de perfumes ubicada en el interior del centro comercial. A las 15:00 horas, su madre ya no lo volvió a ver porque supuestamente se lo habían robado.

Narró la madre que Bryan jugaba pelota con otro niño como de 13 años cerca del mediodía y que luego de un rato se separaron, pero en la tarde el adolescente regresó y de nuevo jugó con el niño, aunque después de un rato ninguno de los dos apareció.

La desesperación me invadió, y di aviso a los guardias de la plaza, pero ya era demasiado tarde, cuando salí en busca de él, me dijeron que la otra persona se lo llevaba rumbo a San Joaquín, por el Centro de Salud. Luego di aviso a la policía, y fue cuando activaron la Alerta Ambar", indicó la señora Angel.

Dijo que horas después, por teléfono, “nos comunicaron que vieron a mi hijo en Gaviotas, pero, gracias a las cadenas de las redes sociales, una amiga me avisó que había visto a los dos por un ciber en el Centro, y fue ahí, después de esperar e investigar, que encontré a quien se había llevado a Bryan, el cual se llama Luis Alberto López".

Explicó que en la declaración “el chamaco aseguró que entregó a mi hijo a un señor que le dicen Barrabás, pero que en realidad se llama Armín Romeo Méndez, quien vive en la Plaza de Armas, el cual está en calidad de detenido, pero de ahí ya no sabemos nada, aún no tenemos respuesta, sólo sabemos que él todo lo niega".

En tanto que su padre, Jesús Gutiérrez, dio a conocer que de Barrabás, la otra persona presuntamente implicada en el rapto y a quien en su momento cuando declaró el menor de 13 años que a él le había entregado al infante, indicó que lo hizo porque traía pleito con esa persona, y era una manera de vengarse, pero que en realidad no tuvo nada que ver.

Lo que no sabemos es dónde vive el muchacho, y en qué situación quedó, aunque ahorita lo único que me interesa es enterrar a mi hijo, y por lo menos saber que ahí estará, porque estos tres días que vivimos para nosotros fue un infierno, el hecho de pensar dónde estaría y de qué manera”, puntualizó el afligido padre.

Anoche, amigos, público y familiares acudieron hasta la explanada de Plazas de Armas, en el corazón de Tabasco, para rendirle un tributo al menor, con pequeñas veladoras encendidas que depositaron en el suelto en forma de cruz, demandando justicia para la familia de Bryan.

jgl

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red