Retrato hablado: Alejandra Palacios, guardiana de la competencia

Su larga trayectoria, tanto en el sector público como en el privado, la llevó a encabezar el nuevo órgano regulador en el que deberá sortear importantes retos

COMPARTIR 
19/01/2014 04:35 José de J. Guadarrama
Ilustración: Julio Grimaldo

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de enero.- Alejandra Palacios o, como se le conoce en el medio empresarial y político, Jana Palacios, ha sido considerada como una pieza estratégica para el desarrollo económico del país, al llegar como primera comisionada presidenta de la nueva Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE), organismo autónomo que nació como efecto de las reformas de 2013.

Entre quienes la conocen aseguran que Jana es una mujer que confía en que su esfuerzo contribuirá a cambiar a México. Pese a que se ve incansable al frente de la Comisión, es una realidad que su éxito como mujer es equilibrar el trabajo con la familia.

Se sabe que es una mujer conciliadora, una virtud clave para las nuevas tareas que deberá enfrentar, tanto al interior de la CFCE como con los regulados.

Su sello

En sus apariciones públicas normalmente porta una vestimenta discreta pero elegante, además de que entre quienes la conocen de cerca aseguran que le gusta la comida saludable, con verduras, principalmente, así como la caminata en la montaña.

A Jana Palacios le reconocen una amistad muy cercana con Juan Pardinas, presidente del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), así como con Roberto Newell, fundador de ese mismo organismo.

Pardinas dijo que “Jana es una mujer muy valiosa para México”. Recordó que la conoció como profesora en el Instituto Tecnológico Autónomo de Monterrey (ITAM) y que al hacer equipo con ella en el IMCO, donde se desempeñó como directora de Proyectos de Competencia hasta antes de su nueva encomienda en el gobierno, “era notable su preocupación por sacar adelante el trabajo: a todas horas estaba enviando y recibiendo correos electrónicos”.

En la ruta correcta

El presidente del Instituto de Investigación y Análisis destacó que “durante el tiempo que hicimos equipo ella influyó para acelerar la dinámica de trabajo. La extrañamos en el IMCO”, dijo, y agregó que está en ruta de lo que ella siempre ha buscado, que es cambiar a México.

Con tal objetivo es que Jana determinó inscribirse en el concurso para ocupar una plaza como integrante del pleno del nuevo organismo autónomo: la Comisión Federal de Competencia Económica.

Eduardo Pérez Motta, ex presidente de la extinta Comisión Federal de Competencia (CFC), que desapareció para dar paso a la CFCE, comentó que el trabajo de Jana, con todo un equipo, contribuyó a respaldar, con el análisis de un organismo privado, el IMCO, determinaciones clave en materia de telecomunicaciones.

Efectivamente, en 2012 el IMCO liberó los resultados de un estudio realizado en conjunto con  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la CFC, en el que se evidenció la falta de voluntad política para regular el sector de las telecomunicaciones.

Tal trabajo molestó incluso a las grandes compañías del ahora sector convergente de las industrias de las telecomunicaciones y de la radio y la televisión.

Visión clara

Al respecto, Alejandra Palacios señaló entonces que con los resultados se evidenciaron problemas de competencia en esos sectores, así como del poder que implica el sector y de que de la misma forma como hay acciones y trabajo para impulsar el desarrollo del país, y que existen acciones que buscan frenarlo.

Uno de los aspectos que tocaron las fibras más sensibles fue que se evidenció la debilidad y falta de voluntad del Estado en esos momentos para regular al sector telecomunicaciones.

Con tales antecedentes y en el marco de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia, que crea a la CFCE como organismo autónomo y luego de un largo y estricto proceso de selección fue que, desarrollado por el Comité de Evaluación que se conformó por los presidente del Banco de México (BM), del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) para elegir a los integrantes tanto del pleno de la CFCE como de otro organismo autónomo, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), fue que al final quedó al frente Alejandra Palacios.

El proceso pasó por la selección presidencial y la sanción del Senado, mismo que determinó que Palacios no sólo fuera integrante del pleno de la CFCE hasta 2022, sino que además ocupara la presidencia, hasta por cuatro años, del organismo anticoncentraciones, mismo que por mandato constitucional trasfirió las facultades en materia de telecomunicaciones y radiodifusión al también recién creado Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Larga trayectoria

Jana es licenciada en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), cuenta con maestría en Administración y Políticas Públicas del Centro de Investigación y Docencia Económica, y Maestría en Administración de Empresas del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Fue directora de Proyectos de Buen Gobierno en el Instituto Mexicano para la Competitividad; asimismo se desempeñó como coconductora del programa semanal Opinión pública, en Proyecto 40, de febrero de 2006 a septiembre de 2007.

También fungió como consultora en la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) para la realización de diversos proyectos de mayo a diciembre de 2011; fue asesora en la Confederación Interamericana de la Seguridad Social (CISS) en el desarrollo de diversos proyectos derivados del acuerdo celebrado entre el IMSS, la Comisión Federal de Competencia y la OCDE de junio de 2001 a noviembre de 2012.

En el ámbito académico, Jana Palacios ha sido profesora y coordinadora académica del Departamento de Economía del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Ya como presidenta de la CFCE, reconoció, en entrevista con Excélsior, que en el esfuerzo por avanzar en el desarrollo de una cultura de competencia en México ha faltado la participación de una ciudadanía
más exigente.

Sin embargo, dijo que si bien es cierto que a nuestro país le falta una cultura de competencia, también es verdad que se han realizado luchas que han arrojado importantes avances.

Destacó que el nuevo organismo regulador cuenta con componentes adicionales que son un espaldarazo del gobierno a la CFCE, como que la autonomía deberá garantizar imparcialidad y transparencia, pero que “para cerrar con broche de oro” es necesario que la modificación se refleje en la regulación secundaria, misma en la que su opinión sin duda será muy relevante.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red