Piden al gobierno más acciones contra ejecución de mexicano en EU

Respaldan la solicitud del embajador de México ante la OEA, Emilio Rabasa, para debatir sobre la necesidad de abolir la pena de muerte

COMPARTIR 
16/01/2014 13:35 Notimex

CIUDAD DE MÉXICO, 16 de enero.- Diputados locales y federales perredistas pidieron al gobierno mexicano desplegar acciones más enérgicas para que se aplace la ejecución del connacional Édgar Tamayo Arias, prevista para el 22 de enero en Texas, Estados Unidos.

Además respaldaron la solicitud del embajador de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Emilio Rabasa Gamboa, para debatir sobre la necesidad de abolir la pena de muerte "o bien aplicar una moratoria 'de jure' con miras a su abolición en toda América".

En un pronunciamiento, los asambleístas Efraín Morales y Esthela Damián, así como el diputado federal Carlos Augusto Morales López, se sumaron al exhorto de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para que el gobernador de Texas, Rick Perry, postergue la pena.

Los legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) también condenaron la negativa de Perry a las solicitudes de los gobiernos de México y del estado de Morelos, así como de Amnistía Internacional (AI), para retrasar la ejecución del mexicano.

De igual manera, convocaron a los Congresos de todo el país a respaldar el exhorto de la Permanente y a enviar cartas al gobernador Perry para revisar el caso por violaciones al debido proceso, "lo que podría implicar una sentencia diferente a recibir la inyección letal".

Los diputados perredistas también demandaron al Ejecutivo federal "ejercer la presión necesaria para que el gobierno de Texas frene el uso de la pena capital".

Subrayaron que en estricta justicia se deben agotar todos los medios de defensa a favor de Tamayo Arias, quien en 1994 fue detenido sin que le notificaran que tenía derecho a contactar al consulado mexicano, según la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares.

Recordaron que por esa violación la Corte Internacional de Justicia resolvió que el morelense no debía ser ejecutado, a lo que el estado de Texas señaló que no está obligado a cumplir el fallo mientras no exista una ley aprobada por el Congreso.

Los legisladores destacaron el apoyo que el caso ha recibido a nivel internacional, lo que se refleja en las 17 mil 500 firmas de personas de 57 países que AI entregó a la embajada de Estados Unidos en México para que Texas acate la sentencia de la Corte Internacional de Justicia y suspenda la ejecución.

dgp

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios