Comandante cinco descarta desarme

Conforman consejo ciudadano contra la violencia; reconocen que alcaldesa les da vales de gasolina

COMPARTIR 
16/01/2014 06:54 Julio Ramírez/ Enviado
La presidenta municipal de Parácuaro, Lucila Barajas, expresó su respaldo a los grupos de autodefensa, encabezados en esa localidad por el Comandante cinco.
La presidenta municipal de Parácuaro, Lucila Barajas, expresó su respaldo a los grupos de autodefensa, encabezados en esa localidad por el Comandante cinco.

PARÁCUARO, 16 de enero.— El Comandante cinco, ataviado con un pantalón de mezclilla azul, botas cafés, playera y una gorra negra con un número cinco bordado en rojo,  condicionó el desarme.

“No vamos a dejar que entre el gobierno y nos desarme, ni el gobierno ni nadie más. Nosotros mismos vamos a entregar las armas, pero una vez que Los Caballeros Templarios estén encarcelados o muertos. Antes no.”

También anunció la conformación de un consejo ciudadano para tomar decisiones ante la crisis de violencia.

Los Caballeros Templarios quitaron muchas propiedades, casas, terrenos, parcelas, aquí el consejo ciudadano se va a encargar de revisar y entregarle a cada dueño lo que le habían quitado y nadie se va a quedar con nada. Todo va a ser para su verdaderos dueños y si hay problemas de herencias o cosas que tienen que ser tratadas por un licenciado, el licenciado las va a arreglar como debe de ser”, mencionó ante los pobladores que acudieron en la plaza principal de Parácuaro para escuchar al mando de las autodefensas en la localidad. Asistió hasta la presidenta municipal, Lucila Barajas.

El Comandante cinco dijo que cuenta con el respaldo de la presidenta municipal Lucila Barajas, quien les lleva de comer y les otorga vales de 300 pesos para gasolina a civiles armados.

Además informó que hay un acuerdo con la Policía Federal para que ingresen al poblado en apoyo a la labor de las autodefensas, por lo que pidió a paracuarenses el respaldo para que realicen las labores de vigilancia.

El Comandante cinco pidió a los pobladores denunciar si los miembros de sus patrullas de autodefensa cometen alguna falta, como ingerir alcohol mientras patrullen. Se comprometió a que los culpables serán castigados, después de ser juzgados.

Llamó a denunciar a todos aquellos que hayan cometido un asesinato y, en caso de comprobarlo, serían turnados ante la autoridad correspondiente o, en caso de que el pueblo lo decida, “fusilarlos”.

“Los teníamos viviendo en el patio de la casa, nuestros hijos convivían con ellos, andaban con ellos. Debemos de tener cuidado, si hay una persona que ande aquí, que haya matado a alguien, pero que ustedes sepan que es un asesino, dígannos, e inmediatamente lo arrestamos, lo entregamos a la Policía Federal. Lo corremos o lo fusilamos, como ustedes quieran”, dijo ante la multitud reunida.

“Los autodefensas somos los pueblos completos hartos de todo y nos vamos haciendo autodefensas donde vamos caminando. No, no vamos a parar, vamos a exterminar al cártel de Los Caballeros Templarios, lo demás no nos importa”, refirió.

Originario de Tepalcatepec, el Comandante cinco afirmó que está en Parácuaro sólo de paso mientras se restablece la paz en la región y lamentó la muerte de dos jornaleros en la comunidad ejidal de Antúnez, luego de que elementos del Ejército dispararon contra civiles que se manifestaron en contra del desarme de las autodefensas.

“De los muchachos que cayeron en Antúnez, muchas veces Dios sabe por qué hace las cosas... Ahorita la estrategia del gobierno dio un giro de 180 grados, ellos venían con la intención totalmente a desarmarnos. Ya no”, dijo.

Descartó que la autodefensa forme parte de un grupo criminal, como el cártel Jalisco Nueva Generación ni algún otro.

“Nosotros no tenemos por qué ir a otro estado, a nosotros nos interesa nuestro estado, que siga la economía, que volvamos a ser igual, que fulano le vende un puerco a mengano, que ahora él una vaca, ser libres del comercio de nosotros

Tras su discurso, conformó el consejo de pobladores que se encargará de dar solución a los problemas que se generen en el poblado y tomará las decisiones.

Llamó a respetar la labor que los grupos de autodefensa efectúan en la Tierra Caliente.

“Nos miran con otra cara, que somos del cártel de Jalisco, que somos un grupo de paramilitares. Los verdaderos autodefensas somos los que sufrimos y los que venimos a ayudar con el corazón en la mano a ustedes y los que de aquí salgan irán a ayudar a los de otro pueblo”, afirmó.

Aseguró que la lucha armada es contra los sicarios.

PROTECCIÓN

En Morelos desplegaron elementos para vigilar los linderos con Michoacán.

El secretario de Gobierno de Morelos, Jorge Messeguer, afirmó que los operativos de seguridad de Morelos están atentos al despliegue de las fuerzas federales en la Tierra Caliente de Michoacán, con el propósito de blindar la frontera y evitar que los grupos delincuenciales que operan en esa zona se desplacen al estado.

 “Estamos atentos, con las fuerzas federales y estatales, atentos a lo que sucede en Michoacán y Guerrero.”

Operan en mansión templaria

La autodefensa tiene una base de operaciones de lujo.

Pinturas con marcos de madera tallada, salas aterciopeladas, candelabros, un comedor para diez personas, una figura de la Máter Dolorosa y hasta un piano son los elementos del inmueble que luce desgastado por el desuso.

El lujo de una residencia llama la atención por sus muros altos y sus acabados, en una localidad de ejidatarios y jornaleros.

En el inmueble se encuentra el Comandante cinco y lo resguardan unos treinta miembros de las autodefensas. “Pásenle, aquí vivía un tal Botas, que era uno de Los Templarios de acá”. Muestra el inmueble, la sala, la cocina, la piscina en forma de una bota y el jardín, que tiene un área para hacer carne asada y baño propio.

En el techo de la residencia, cuenta uno de los guardias, está la firma de El Botas en la decoración.

Uno de los planes que han manifestado los líderes de las autodefensas es recuperar todo lo que fue robado por el cártel de Los Caballeros Templarios y devolverlo a sus dueños legítimos.

El Comandante cinco tiene un radio en el cinturón y porta dos teléfonos celulares. Con el radio sondea en dónde podrían estar Los Caballeros Templarios: “¿Qué reporte me das de los malos, dónde andan? —Cero. No hay nada —se escucha.

—Sigan al pendiente.

Los miembros de la organización criminal se dedicaron a robar en la zona hasta que hartaron a los pobladores y a los empresarios. El Comandante cinco tiene 70 toneladas limoneras, ganado y da trabajo a un centenar de personas.

Ante la emergencia, mandó a su esposa y tres hijos a Estados Unidos y tomó las armas “hasta no acabar con Los Templarios”. Trae al cinto una escuadra Súper .38 modelo Golden Cup: “mi copa de oros”, le llama a su pistola favorita. Es plateada y tiene un búfalo dorado en las cachas.

“Todas las decisiones que tomamos las hacemos en consejo. Yo no puedo tomar una decisión por todos”, asegura el encargado de las autodefensas en Parácuaro.

El dirigente de las autodefensas asegura que su principal ventaja es el conocimiento del terreno en la Tierra Caliente.

El Comandante cinco cuenta que ha hablado con los pobladores de Parácuaro para explicar que su paso es temporal hasta que se restablezca la paz.

Comentarios

Lo que pasa en la red