Detectan huecos en las especialidades médicas

Geriatría y salud mental, áreas con mayor déficit

COMPARTIR 
12/01/2014 05:24 Lilian Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de enero.- En México, el número de médicos especialistas no está alineado a las necesidades de salud de la población, pues existe una grave carencia de nutriólogos, expertos en salud mental y en gerontología, indispensables para atender a pacientes crónicos, que muestran las tasas más altas de morbilidad.

Un diagnóstico elaborado por la Secretaría de Salud en el Programa Sectorial 2013-2018 reveló que no sólo hay déficit de médicos y enfermeras, comparado con los demás países de la OCDE, sino que además existe un grave problema de desequilibrio de especialistas para atender los padecimientos que más afectan a los mexicanos.

“Por un lado se observa una excesiva especialización del personal en áreas inadecuadas respecto del perfil epidemiológico, y por el otro, una carencia de profesionales con habilidades idóneas para atender la problemática particular a la que se enfrentan las unidades”, reconoció la Ssa.

Actualmente, por ejemplo, sobran pediatras, pero faltan geriatras, porque el perfil epidemiológico indica que ha aumentado la edad de la población y, con ello, sus males.

Por esa razón, la Ssa consideró que en geriatría hay un gran déficit, al igual que nefrólogos y neumólogos, a diferencia de cardiólogos, gastroenterólogos y urólogos.

Ante ese desequilibrio de especialistas en función de la demanda de servicios médicos, la UNAM advirtió hace más de un año que es urgente formar cuadros de doctores que se especialicen en áreas que más necesitará el país para atender la demanda de enfermedades que más afectan y afectarán a la población.

Por ello es que también se necesitan nutriólogos, ya que la tasa de obesidad y sobrepeso, así como la diabetes, demandan especialistas que los ayuden a controlar su alimentación.

Ante tal desequilibrio, la secretaría a cargo de Mercedes Juan admitió que en el sistema de salud existen deficiencias en el desempeño, porque no se cuenta con los recursos humanos que respondan a las necesidades de la población.

Aunado a la carencia de especialistas, la secretaría señaló que otro de los retos que deben resolver es que la mayoría de los médicos se concentran en las grandes ciudades y en los turnos matutinos.

En tanto que la atención brindada en los centros de salud rurales dependa de los médicos en formación que realizan servicio social, porque los especialistas se niegan  debido a que “los incentivos personales y profesionales para establecerse en centros de atención lejanos a las grandes ciudades son escasos o inexistentes”.

La Ssa incluyó en las deficiencias del desempeño en el servicio médico el nulo o

inadecuado equipamiento en las unidades médicas familiares, ocasionando que la demanda de estudios médicos rebase la capacidad en los hospitales, a lo que se suma la subutilización del mismo, debido a los reducidos horarios de atención.

Comentarios

Lo que pasa en la red