Violencia altera la vida cotidiana de michoacanos

La inseguridad carcome no sólo la base social, también los sectores económicos como el turismo, el comercio y la agricultura

COMPARTIR 
12/01/2014 05:03 Miguel García Tinoco/ Corresponsal

PARÁCUARO, 12 de enero.— María, una joven madre de familia, abordó un taxi en su natal Nueva Italia para cumplir con su cita en el Centro Preventivo de Apatzingán, donde todos los miércoles la aguarda su esposo en la visita familiar.

El vehículo de alquiler pudo llegar sólo hasta el crucero de Parácuaro, donde estaba un bloqueo antiautodefensa; el taxista le dijo: “Hasta aquí la puedo dejar, ya no hay paso, si me acerco me van a quitar el carro y me lo queman”.

920 corridas salían de Morelia diariamente, ahora han disminuido a 800.

La mujer se bajó resignada, cargó en sus brazos a un pequeño de dos años y tomó de la mano a otra niña no mayor de cinco. “Ni modo, a caminar”, se dijo la mujer de 25 años, quien también llevaba una bolsa con comida para su marido.

María emprendió su camino en  la carretera Cuatro Caminos-Apatzingán; el trayecto no era corto: 16 kilómetros le faltaban para llegar a su destino y no existía otra forma que hacerlo a pie, porque no había transporte público alguno.

Pasó junto a los cientos de personas que protestaban contra los grupos de autodefensa y muy cerca de los vehículos calcinados.

—¿No le da miedo, señora?

—No, ya estoy acostumbrada a estas cosas, tenemos muchos años emproblemados acá —comentó María.

Caminó unos tres kilómetros con el niño en brazos y la pequeñita muy cerca de ella. Con frecuencia se cambiaba la bolsa de mano, el cansancio era evidente. El equipo de Grupo Imagen Multimedia siguió a prudente distancia a la mujer.

1,500 usuarios diarios no han podido salir de Michoacán porque no hay transporte.

Cuando había caminado cerca de 3 mil metros era evidente el cansancio de María, por lo cual decidimos (el equipo de Grupo Imagen Multimedia) ofrecer llevarla a su destino.

—¿Hasta dónde va?

—Voy al penal de Apatzingán a ver a mi esposo.

—¿Ahí trabaja su marido?

—Mmmm, no, ahí está guardadito —respondió María, desde el asiento trasero del vehículo.

Minutos antes de llegar a Apatzingán María recibió una llamada de su marido, desde el interior del penal. “Ya vamos… en una camioneta”, dijo María, y se cuidó de no revelar a su esposo que viajaba con reporteros.

La mujer llegó a su destino sin contratiempos, comentó que se ahorró tres horas de camino y pudo cumplir, como desde hace seis meses, con su cita familiar en el Centro Penal de Apatzingán y llevar a sus hijos a ver a su padre.

Ella no reveló el motivo que llevó a prisión a su marido, pero sí dijo que por ningún motivo va a dejar de visitar a su esposo.

Sector turístico y de la construcción, los más afectados

A consecuencia de la ola de violencia diversos sectores productivos se han visto afectados con grandes pérdidas económicas y de inversiones.

Uno de esos sectores es el turístico, cuyos representantes  hoteleros han expresado que desde los granadazos del 15 de septiembre de 2008, durante la ceremonia del Grito de Independencia, a la fecha no se ha logrado recuperar la afluencia de visitantes nacionales y extranjeros que se tenía previo a estos acontecimientos de inseguridad que prevalecen con la presencia de los grupos de autodefensa en al menos nueve municipios.

Por su parte y ante los hechos más recientes en la zona de la Tierra Caliente con el surgimiento de los grupos de autodefensa en Buenavista y Tepalcatepec el pasado 24 de febrero, Luisa Estela León Marín, presidenta de la Coparmex en la entidad, señaló que a raíz de los bloqueos carreteros el sector más afectado es el de la construcción, cuyo ingreso ha caído 50 por ciento y durante 2013 el sector empresarial en general sufrió un decrecimiento de 2 por ciento.

León Marín señaló que el cierre de empresas michoacanas el año pasado fue de 10 por ciento, ninguna de éstas afiliada a la  Coparmex.

La líder empresarial advirtió que de no garantizarse la circulación por las carreteras de municipios terracalenteños, autobuses de pasajeros y camiones comerciales interrumpirían sus actividades, lo que generaría desabasto de diversos productos, como ya ocurrió en las demarcaciones de Buenavista y Tepalcatepec al momento de surgir los también llamados grupos comunitarios.

En octubre pasado, las autoridades de gobierno del estado reconocieron que ante los problemas de inseguridad que se vive en diversas zonas del estado, elementos del Ejército mexicano custodiaron pipas (Pemex) transportadoras de combustible para no originar desabasto de combustible.

Clases suspendidas

Diversas han sido las ocasiones en las que escuelas de educación básica de municipios como Apatzingán, Tepalcatepec, Aguililla, Aquila, Buenavista Tomatlán, La Huacana y Chinicuila han tenido que interrumpir clases ante la ola de inseguridad.

Jesús Sierra Arias, secretario de Educación en el estado, informó que los propios directivos de cada escuela son quienes determinan si se suspenden clase en momentos de inseguridad.

Según datos de la Secretaría de Educación en el estado, en la zona existen alrededor de 150 mil escuelas.

La demarcación donde se han suspendido clases recientemente es Parácuaro, donde se ubican 20 primarias, 24 preescolares y 12 secundarias, que no reiniciaron clases debido a la llegada de los grupos de autodefensa el pasado 4 de enero. Autoridades de la Secretaría de Educación en el estado aún desconocen si el próximo lunes se podrán reincorporar.

Huyen familias enteras

Con el surgimiento de los grupos de autodefensa, presidentes municipales de demarcaciones como Buenavista, Tepalcatepec y Apatzingán reconocen que  familias enteras huyen hacia otros puntos del país o incluso hacia Estados Unidos.

Luis Torres, edil de Buenavista, indicó que a casi un año de que los también llamados comunitarios llegaron a su localidad existen pueblos fantasma como La Ruana, donde incluso los pequeños comercios cerraron y algunos campesinos abandonaron sus tierras.

La producción y recolección del limón, principal actividad económica de Buenavista Tomatlán, ha caído dramáticamente, manifestó el presidente municipal.

Tres son los alcaldes que no pueden ingresar a sus municipios con la llegada de las autodefensas: el presidente municipal de Tepalcatepec, Guillermo Valencia Reyes; Luis Torres, de Buenavista Tomatlán, y el de Aguililla, Jesús Cruz Valencia. Los tres funcionarios han solicitado el apoyo de la federación y del estado para poder reintegrarse a sus actividades.

Valencia Reyes incluso denunció que su padre y hermano fueron levantados por los integrantes del grupo de autodefensa, situación que los orilló a abandonar Tepalcatepec.

Recorridos interrumpidos

El transporte foráneo también ha interrumpido sus recorridos por carreteras michoacanas, principalmente en la zona de la Tierra Caliente.

De la Terminal de Autobuses de Morelia salen 920 corridas diarias, salidas que han disminuido a 800 al interrumpirse los traslados foráneos hacia esta zona, al considerar que no existen las condiciones para circular; mil 500 usuarios diarios se ven afectados al no poder viajar.

Las pérdidas económicas a raíz de la suspensión de corridas, que suman cuatro días en lo que va del año, no han sido reveladas por gerentes y encargados de las diversas líneas de transporte.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red