Empeñan... hasta las cenizas de familiares

Un violín Stradivarius, la quijada de un tiburón, además de un diamante negro son algunos de los artículos más peculiares que se han puesto en prenda

COMPARTIR 
10/01/2014 05:42 Aura Hernández
En las casas de empeño hay casos “extraños” o “curiosos” y no suelen ocurrir frecuentemente, por lo que se quedan registrados en la mente de los encargados de las sucursales.
En las casas de empeño hay casos “extraños” o “curiosos” y no suelen ocurrir frecuentemente, por lo que se quedan registrados en la mente de los encargados de las sucursales.

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de enero.- Los problemas de dinero han hecho que las personas lleven a empeñar hasta las cenizas de un ser querido, cuando no les queda otra cosa de valor y necesitan hacer frente a momentos de necesidad como la temida cuesta de enero.

Es común observar que se llevan a las casas de empeños artículos como alhajas y  relojes, pantallas, electrodomésticos, equipos de cómputo, cámaras digitales, celulares, bolígrafos, herramientas manuales o eléctricas y hasta consolas de videojuegos, los cuales después tratan de recuperar. 

Pero en las casas de empeño hay casos que pueden calificarse como “extraños” o “curiosos” y no suelen ocurrir frecuentemente, por lo que se quedan registrados en la mente de los encargados de las sucursales porque la gente lleva productos que a nadie más se le ocurrieron.

Tal es el caso del Nacional Monte de Piedad, donde han ocurrido algunos eventos de este tipo. Incluso directivos de la institución consideraron que el caso más conocido y que hasta se ha vuelto una leyenda es el de un hombre que fue a empeñar las cenizas de un familiar, aunque esto ocurrió hace tantos años que ahora el hijo del valuador que atendió a esa persona trabaja ahí.

La historia cuenta que las cenizas fueron aceptadas porque el hombre logró conmover al empleado de la más antigua casa de empeño, aunque en los registros aparecen y de este modo como un “reloj de arena sin pedestal”, aunque pasados tres meses el pignorante logró recuperar los restos de su ser querido.

Guardias de seguridad que laboran en la casa de empeño, cuya matriz está en el Centro Histórico, comentaron que también se llegan a ver artículo “extravagantes” como un
diamante negro.

Las obras de arte tampoco se salvan de pisar estos terrenos. De hecho en los registros también se pueden hallar bienes que pertenecieron o fueron usados por ex presidentes como Porfirio Díaz, así como un violín Stradivarius.

No sólo en la Ciudad de México se suscitan casos curiosos, ya que en una de las sucursales del Nacional Monte de Piedad que se encuentra en la costa ocurrió que un lanchero llegó a empeñar una quijada de tiburón disecado.

Fue él mismo quien pescó al animal, lo disecó y llevó la pieza para salir de ese momento de necesidad. Aunque es difícil de comprobar en estos días, se cuenta que también le colocó unas cuerdas para guitarra, por lo que en los libros apareció como un “arpa”.

Relatos y leyendas

Y aunque pareciera que es una anécdota que corresponde más a Día de Muertos, entre los guardias corre la leyenda de que el fundador, Pedro Romero de Terreros, fallecido a finales del siglo XVIII, se aparece en la casa matriz justo en donde se encuentra la capilla y se pone a platicar con quien esté ahí.

Recuperan sus bienes

Al cierre de 2013 el Nacional Monte de Piedad reveló que el porcentaje de recuperación prendaria, es decir, el número de personas que logran pagar el préstamo con todo e intereses para tener de vuelta sus bienes es de más de 80 por ciento.

Lo anterior puede ser un efecto de que durante ese año se disminuyó la tasa de interés a tres por ciento mensual convirtiéndose así en la más baja del mercado.

El objetivo de esta disminución fue combatir al sector informal, es decir, los usureros, y fomentar la inclusión financiera.

Derivado de esto, el Monte de Piedad rompió su propio récord de captación de clientes al llegar a un millón de nuevos registros, para totalizar cuatro millones de clientes en todo el país.

Esto, pese a que en este momento del año es cuando las personas recurren más a los préstamos prendarios para hacer frente a la escalada de precios y a deudas que dejaron las festividades decembrinas.

Recurrentes

  • Collares
  • Esclavas
  • Pulseras
  • Anillos de graduación
  • Anillos de compromiso
  • Diamantes
  • Relojes
  • Pantallas
  • Electrodomésticos
  • Equipo de cómputo

 

Comentarios

Lo que pasa en la red