Bajo sospecha autoridades por muerte de reo en Morelos

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos integró un expediente en el que se solicita un informe sobre la muerte de un procesado del Centro de Reinserción Social

COMPARTIR 
08/01/2014 17:56 Pedro Tonantzin/Corresponsal
La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos integró un expediente en el que se solicita un informe sobre la muerte de un procesado del Centro de Reinserción Social.

CUERNAVACA, 8 de enero.- En circunstancias sospechosas falleció en el penal de Atlacholoaya, el reo Hilario Montaño Montes, quien tras fugarse junto con otros tres internos fue recapturado por la Policía Ministerial el fin de semana y reingresado al centro penitenciario.

Desde la reaprehensión de Montaño Montes, surgió la versión de que había sido torturado por agentes ministeriales y su estado de salud era crítico, pero la Procuraduría mantuvo hermetismo al respecto.

Sin embargo, las suspicacias sobre las circunstancias en que ocurrió el deceso del interno se multiplicaron, ya que Hilario Montaño Montes en su última declaración ante al agente del Ministerio Público, había dado detalles de una red de corrupción al interior del penal que le había permitido junto con otros reos planear la fuga en complicidad con servidores públicos.

En este contexto, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CEDHMOR), Lucero Benítez Villaseñor, pidió a la Unidad de Reinserción Social y a la procuraduría un informe urgente sobre el deceso de prisionero, así como solicitó permitir el ingreso al Servicio Médico Forense (Semefo), al visitador Especializado en Asuntos Penitenciarios, Raúl Díaz García, para certificar las lesiones en el cuerpo de occiso.

Se hizo una solicitud para que el visitador pueda entrar al Semefo y pueda hacer una certificación de las lesiones, porque una la circunstancias pues que llaman la atención”, señaló.

Se supone que el presentaba su declaración sobre los acontecimientos de cómo fue el operativo para que él se pudiera dar a la fuga y pues a la mejor no querían que se conociera esa información”, afirmó.

Consideró imprescindible esclarecer la muerte del interno, es decir, si el deceso fue consecuencia de la presunta tortura que sufrió por parte de agentes ministeriales o si fue asesinado a golpes dentro de penal de Atlacholoaya.

Se espera que en las próximas horas las autoridades penitenciarias rindan ante el organismo, la información respecto a las circunstancias en que ocurrió la recaptura, los detalles de su reingreso al penal y custodia hasta al momento del deceso.

No obstante, Benítez Villaseñor consideró muy grave el incidente debido a que la víctima estaba bajo la tutela del Estado, cuyas autoridades incurrieron en omisiones e incumplimiento de responsabilidades.

Por ello, la defensora de los derechos humanos exigió una investigación profunda del caso y que no quede impune como otros eventos ilícitos ocurridos dentro de los penales.

jpg

Relacionadas

Comentarios