Envían paquete-bomba a una casa, le estalla a policía y lo mata

Un niño entregó el paquete a las puertas de la casa de una embarazada, dedicada a prestar dinero y quien ya había sido amenazada de muerte

COMPARTIR 
07/01/2014 10:14 Fernando Pérez Corona, corresponsal / Foto: Tomada de Twitter

PUEBLA, 7 de enero.- Un supuesto paquete-bomba explotó en la batea de una camioneta de la Policía Auxiliar en el municipio de San Martín Texmelucan, donde murió un uniformado y una mujer resultó lesionada.

De acuerdo con información extraoficial, como a las 17:00 horas, Griselda Miranda recibió de manos de un niño desconocido un paquete a las puertas de su casa marcada con el número 49 de la calle Álvaro Obregón, del fraccionamiento La Estrella, colonia Ojo de Agua, en el municipio de Puebla.

Hasta el momento se desconoce por qué la mujer ‒supuestamente dedicada a prestar dinero y a trabajar en una inmobiliaria‒ concluyó que le habían entregado una bomba, por lo que solicitó ayuda al número telefónico de emergencia 066.

Casi a las 19:00 horas, el policía auxiliar Cristian Brandon Hernández Arroyo, de Santa Catalina Hueyatzacoalco, llegó a bordo de la unidad oficial, tocó a la puerta y le entregaron el artefacto, el cual explotó cuando el uniformado trataba de ponerlo en la batea del vehículo.

El estallido levantó una estela de humo blanco, rompió los cristales de la vivienda, deformó la carrocería y terminó con la vida del servidor público de 20 años de edad, quien deja una viuda y una niña de sólo tres años de edad; además, causó heridas de gravedad en Griselda, quien estaría embarazada y ya había recibido amenazas de muerte.

Elementos de las policías estatal y municipal, Cruz Roja y Suma, así como Bomberos y Ministerio Público de San Martín Texmelucan, llegaron a este lugar para encontrar bajo una sábana el cadáver de Cristian Brandon, quien tenía un sueldo de 800 pesos a la semana y recababa entre los vecinos entre 5 y 10 pesos cada siete días.

Tras concluir las primeras indagatorias y el levantamiento de cadáver del policía que perdió la vida tras explotarle la bomba, Juan Luis Galán Ruiz, director de la Policía Ministerial, rechazó la posibilidad de calificar esta acción delictiva como un acto terrorista y prometió una investigación a fondo para dar con el paradero de los presuntos responsables.

A la media noche, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) concluyó el trámite de levantamiento de cadáver en la zona, en la cual destacó la presencia de la viuda y sus parientes, como también el acordonamiento realizado por policías estatales y municipales, apoyados por soldados del Ejército mexicano.

dgp

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios