Reformas no apagan el entusiasmo chino

Directivo de la firma tecnológica Huawei, asegura que se adecuarán a las nuevas normas sin problema, pues trabajan y juegan con esas reglas

COMPARTIR 
05/01/2014 05:19 Jaime Contreras/Enviado
En la imagen superior izquierda, Scott Sykes, vicepresidente internacional de Comunicación de la firma Huawei Technologies Co. Ltd, dedicada a la tecnología. Foto: Imagen tomada de la página de Huawei

SHENZHEN, China, 5 de enero.— Si bien México ha decidido modificar de fondo “y para bien” el marco jurídico para hacer negocios a partir de sus reformas laboral, fiscal, financiera y de telecomunicaciones, entre otras, eso no debe representar ningún viso de duda para todos los inversionistas globales. Al contrario.

“No tenemos ningún derecho en poner en entredicho las políticas del gobierno (de Enrique Peña Nieto). Nosotros nos adecuaremos a ellas y eso no tiene problema. La autoridad impone las reglas, nosotros trabajamos y jugamos con esas reglas, porque nos sentimos muy agradecidos de estar ahí. ¿Y sabes por qué? Porque nosotros hemos ido ahí a enriquecer la vida de la gente a través de la comunicación pero, además, a llevar tecnología, a llevar empleo.”

Sin ambages y a Excélsior, Scott Sykes devela su indudable acento y franqueza bostonianos y, en su calidad de vicepresidente internacional de Comunicación de la firma Huawei Technologies Co. Ltd, resaltó: “Cada país tiene sus propias características, con todo y su burocracia. Para nosotros eso no es ni ha representado problema alguno. En general, los gobiernos quieren que operemos como ellos quieren y nosotros no hemos tenido ningún resquemor en hacerlo. No lo habrá”.

En el ala operativa de una empresa global que nació aquí, en esta provincia cantonesa de la República de China, especializada en alta tecnología, telecomunicaciones, tablets, teléfonos inteligentes y carriers, entre otros, que tras 26 años de brega hoy tiene representación en 140 países, trabaja con 500 operadores en telecomunicaciones y cuya tecnología da servicio a más de un tercio de las comunicaciones en el mundo, tiene ingresos brutos anuales superiores a los 35 mil millones de dólares y da empleo a más de 150 mil personas —mil 200 en México, país al que llegó en 2001—, Sykes reflexionó:

“Estamos muy optimistas por las oportunidades que ya se nos han dado en México, por lo cual estamos muy agradecidos. Hoy en día, ya nos permitimos pensar en el futuro”. Este grupo empresarial cuenta con oficinas en el Distrito Federal y Monterrey, además de una planta distribuidora y de logística en Guadalajara.

Desde su llegada a México, dijo en paralelo Ron Raffensperger, responsable de la oficina de Información Tecnológica, Huawei se ha comprometido con sus clientes y socios locales, estableciendo ventajas competitivas en redes de telecomunicaciones, dispositivos móviles y cómputo en la nube, afianzando su compromiso con la creación de máximo valor para operadores de telecomunicaciones, empresas y consumidores ofreciéndoles soluciones y servicios de alto nivel, expuso.

A la par, el vicepresidente de HTCL reconoció a los mexicanos: “En tu país se organiza la distribución de toda Latinoamérica en su parte norte, por lo que México se ha vuelto sumamente importante para nosotros”.

Interrogado en la denominada Universidad Huawei, que en efecto parece una entidad académica cosmopolita y en donde se ven miles y miles de “estudiantes-empleados” de todas las latitudes, que aprenden y se capacitan para dar mejores servicios a su clientela internacional, aquí donde nació HTCL, por sus siglas, el funcionario de este consorcio pormenorizó que “nuestro ingreso bruto anual de 2012 fue de 35.4 mil millones de dólares, lo que significó un aumento de 8% con respecto a 2011. Tuvimos 2.5 mil mdd en ganancias. Invertimos 4.8 mil millones de dólares en investigación y desarrollo en sólo un año. Calculamos que han sido 20 mil mdd invertidos en este rubro en los últimos diez años.

Asimismo, anticipó que los miles de doctores en tecnología con los que cuenta el grupo empresarial chino ya trabajan para desarrollar la tecnología 5G, y estar a la vanguardia del conocimiento en este rubro.

“Lo que podemos decir es que las redes comerciales para el 5G estarán disponibles para 2020, y lo que queremos hacer posible son redes capaces de soportar mil veces más datos que ahora. Creemos que esto hará posible que un dispositivo en tu mano corra datos a 10 Gbits por segundo, es decir, 100 veces más rápido que el dispositivo más rápido de hoy en día. Eso creemos que sucederá en siete a diez años.

“¿Te das cuenta de la magnitud de la velocidad? Supongamos que bajes una película en alta definición y, dependiendo de la red, puede tardarse entre diez minutos y una hora, pero para la tecnología 5G este tiempo no sería más allá de un segundo”, señaló.

Sykes arremetió contra su gobierno, Estados Unidos, por su “proteccionismo puro” que ha impedido que Huawei luche por una mayor porción del mercado en ese país.

Huawei fue acusado de “dañar la seguridad” de EU en años recientes por “sospechas de espionaje” a favor del gobierno chino, y en la Unión Americana su participación es actualmente inferior a 1%, lo que ha derivado, entre otras cosas, que al no haber competencia el precio de productos y servicios para la clientela se haya disparado a los cielos, no siempre respaldada por buen servicio de mantenimiento y atención; nos hace un recuento.

Sin embargo, Sykes dijo ser optimista y afirmó que esa visión proteccionista de EU “será sobrepasada y cuando esto ocurra estaremos listos para trabajar con los operadores de ese país”.

Por lo demás, “nuestra forma de pensar nos aleja de la política, salvo lo que se refiere al comercio libre y justo. Nosotros no abanderamos la política económica de China ni de Estados Unidos, sino solamente las políticas del verdadero libre comercio y de los beneficios que eso trae a todos.

“Tenemos la sólida convicción de que cualquier empresa puede participar en cualquier mercado sin otra restricción que sus propios recursos. Más competitividad nos trae mejores productos, mejores servicios y mejores precios. Creemos fervientemente en este concepto, el cual también aplica en México.”

Entonces, como eje de su propia labor, como si él mismo los vendiera en un quiosco o stand, Scott Sykes no duda en sacar de sus bolsillos a manera de catálogo una parte de la gama de aparatos de acceso wifi y teléfonos inteligentes que HTCL ha venido colocando en los mercados mundiales. “Buenos y muy útiles”.

“Nuestro objetivo, nuestra misión, es enriquecer la vida de la gente a través de la comunicación y estos aparatos son una forma fácil y barata de unir gente, con los beneficios del internet inalámbrico”, resaltó.

En 2013, Huawei pretendió vender 60 millones de celulares. El año pasado fueron 32 millones. El antepasado vendió 20 millones de equipos.

En tanto, Scott Sykes va hacia las preguntas. Rechazó con cualquier implicación de robo de ideas de los otros, de la competencia, y teje la respuesta en una suerte de credo empresarial, a lo chino.

“Nunca, no importa lo que hayamos logrado ya, nos escucharás arrogantes. Siempre pensamos en lo que viene y en cómo podemos mejorar en los rubros que se nos dificultan.

“Sí reconocemos que somos neófitos en los negocios de alguien más, como el caso de los teléfonos inteligentes, como el negocio empresarial, donde nuestros competidores son sumamente fuertes. Les tenemos mucho respeto. Admitimos también que si no hacemos de manera inteligente las cosas y no creamos excelentes productos, fallaremos.

“Ésta es nuestra visión: ser humildes y muy pragmáticos. Siempre reflexionamos, analizamos nuestro propio desempeño y debilidades e intentamos día a día, semana a semana, y año con año ser mejores”, puntualizó Scott Sykes.

Buscarán potenciar venta de teléfonos inteligentes

Nuestro último modelo de smartphone llamado Ascend P6, lo lanzamos al mercado en octubre. Creemos que puede llegar a ser sumamente popular. Este teléfono es muy delgado, con 6 mm de espesor, es ligero y pesa 120 gramos, lleva una pantalla de 4.7 pulgadas, cuenta con cámara frontal de cinco megapixeles, dato poco común, ya que normalmente éstas son de uno o dos megapixeles, y un precio considerablemente justo, detalló Scott Sykes, vicepresidente Internacional de Comunicación de la firma Huawei Technologies Co. Ltd.

“Queremos vender diez millones de unidades en un año. Presentamos el modelo en la famosa Roundhouse el pasado junio en Londres. Es un ejemplo de nuestros equipos móviles. Este año pretendemos vender 60 millones de celulares. El año pasado, vendimos 32 millones. El año antepasado 20 millones de equipos”, dijo.

Otro ejemplo es el Ascend D2. Este teléfono es más caro, cercano ya a los 425 dólares. Tiene una pantalla full HD. Cuenta con cámara trasera de 13 megapixeles y un procesador de cuádruple núcleo, ejecutándose a 1.5 GHz. Es a prueba de agua y de polvo. Puedes sumergirte con él en una alberca y tomar una foto. Es un equipo altamente resistente y de gran capacidad.

“Contamos con cuatro líneas en este ramo. Tenemos la línea D, de Diamante, aquélla con la mejor tecnología y especificaciones. Tienen un costo cercano a los 400 dólares. Luego, tenemos la línea P, de Platino. Estos equipos tienen un diseño innovador, delgado, provocador. Tienen un costo de 300. Son los que mejor se venden. Más tarde, tenemos la línea G, de Oro. Estos smartphones incluyen muchas funciones a un precio económico, igual o inferior a 200. Por último, tenemos la serie Y, de Juventud, que son celulares que tienen características que un joven desearía para su primer equipo, en 100 o menos, pregona Sykes.

“También contamos con un smartphone-tablet, híbrido entre estos dos aparatos, con pantalla de 6.1 pulgadas. Lo comercializamos bajo el nombre Ascend Mate. No olvidemos las tabletas de siete y diez pulgadas. Estimo que hemos lanzado un total de 30 smartphones al mercado”, resaltó.

“Ya por último, tenemos al grupo de negocios especializado en empresarios, el cual también comenzó hace dos años y medio. Hacemos equipo y tecnología que los empresarios compran y emplean  en sus centros de trabajo. Este grupo se enfoca en crear servidores de almacenaje, centros de procesamiento de transacciones, plataformas para la unificación de redes y el uso de tecnología de teleconferencias. Este negocio nos redituó con dos mil millones de dólares en ingresos, un 5% del total.

“Tenemos diversas expectativas de aquí a cinco años: nuestro ingreso crecerá de 35 mil a 60 mil millones, casi el doble de lo que hoy podemos reconocer. Nuestros dos nuevos ramos, tanto el de empresario como el de smartphones crecerán más que la instalación de redes. La vertiente de los empresarios pasará de los dos mil a los diez mil millones.

La vertiente de smartphones se acercará a los 15 mil millones, o 25% del total, desde los actuales ocho mil millones. Considerando el panorama general de la empresa tendremos un crecimiento anual de diez por ciento.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios