Admite Segob ineficacia en saldar conflictos

En los últimos cuatro años han aumentado las movilizaciones y manifestaciones

COMPARTIR 
05/01/2014 03:43 Lilian Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de enero.- La falta de diálogo para conocer y atender las demandas o disputas de grupos sociales por cuestiones agrarias, educativas, culturales o religiosas, propició que en los últimos cuatro años aumentaran las movilizaciones y manifestaciones por conflictos sociales que superaron más de 200 en el país, las cuales “rebasaron la capacidad del gobierno para solventarlas”.

La Secretaría de Gobernación (Segob) documentó que de 2010 a 2013, los conflictos sociales no disminuyeron, al mantener en promedio 200, de los cuales 70 por ciento no lograron ser solucionados. Aunque lo más grave de que esos conflictos no bajaran obedece a que fue insuficiente la eficiencia de sus funcionarios para la distensión de esos conflictos.

Ante ello, la actual administración federal planteó la meta de subir la eficiencia gubernamental de los funcionarios de la Secretaría de Gobernación para resolver los conflictos sociales del país, pasando de 61 por ciento en 2013 a 71 por ciento para 2018, a fin de que no sólo se atiendan las disputas, sino que se solucionen a través de “acciones que permitan anticipar el surgimiento de conflictos y su posible escalamiento”, aseguró la Segob en el Programa Sectorial 2013-2018.

Con base en la meta sexenal, la dependencia a cargo de Miguel Ángel Osorio Chong fijó un crecimiento de eficiencia “moderado” de dos por ciento anual, los cuales suman diez puntos porcentuales en cinco años que tendrán que cumplirse en 2018, cuando termine la administración de Enrique Peña Nieto.

Trabajo compartido

Sin embargo, la Secretaría de Gobernación justificó que el cumplimiento de la meta no sólo depende de Gobernación, sino que “en la solución definitiva de los conflictos intervienen dependencias y órdenes de gobierno, así como marcos legales distintos según la naturaleza del conflicto”.

El diagnóstico elaborado por la Segob detalló que de 2010 a 2012, “hubo un crecimiento promedio anual de 7 por ciento en el número de conflictos y una disminución en el porcentaje de eficiencia en la distensión de los mismos, al pasar de 52 por ciento en 2010 a 42 por ciento en 2011 y 2012”.

Durante ese periodo de tres años, estuvieron al frente de Gobernación tres diferentes secretarios del gobierno de Felipe Calderón. Hasta julio de 2010, Fernando Gómez-Mont Urueta fue el titular de esa secretaría, quien fue sustituido por Francisco Blake Mora, quien estuvo al frente hasta noviembre de 2011, y tras su muerte, fue nombrado en el cargo Alejandro Poiré Romero.

A diferencia de esos tres años en los que bajó la eficiencia de los funcionarios para resolver los conflictos, la secretaría que dirige Osorio Chong presumió que de enero a octubre de 2013 la relación de conflictos distendidos respecto al total de conflictos fue de 54 por ciento, a pesar de que en ese año, justamente la CNTE instaló el plantón en la Ciudad de México y hasta la fecha no lo ha levantado por seguir el rechazo a la Reforma Educativa.

Estrategia

El problema para disminuir las movilizaciones sociales radica en que “la estrategia seguida en los últimos años fue la de gestionar las disputas y conflictos conforme iban surgiendo”, pero sin mecanismos reales de diálogo que además se sumaron a la “ausencia de instrumentos para la anticipación de los conflictos”.

De modo que nuevas y viejas demandas generaron condiciones para la aparición de conflictos vinculados a asuntos del campo, educativos, religiosos, laborales y culturales, los cuales ejercen presión “constante” al gobierno y que en cierto sentido alteran la paz y la tranquilidad de los ciudadanos.

Nuevo indicador

Se busca darle seguimiento puntual a los conflictos y su posible solución.

La Secretaría de Gobernación  diseñó el Índice de resolución de conflictos de impacto regional, como un indicador de nueva creación, con el que medirá la eficacia para solucionar los conflictos en el ámbito estatal o regional, evitando el escalamiento y la radicalización de movilizaciones de los grupos sociales.

Ese índice medirá el porcentaje de conflictos solucionados respecto de los atendidos por las áreas de la Subsecretaría de Gobierno de la Segob, de enero a diciembre de cada año.

Además, la estrategia de la Secretaría para promover la resolución pacífica de conflictos se basará en elaborar escenarios de incidencia social para identificar los conflictos potenciales en las entidades.

Aunado a ello, la dependencia federal definirá agendas de riesgo y calendarizará eventos relevantes para atender y canalizar las peticiones que formulen los ciudadanos y organizaciones sociales.

 

Relacionadas

Comentarios