Arrancan 361 acciones tras las reformas

Las 11 reformas constitucionales logradas en 2013 requieren de acciones de gobierno y del sector privado para concretarse

COMPARTIR 
05/01/2014 08:03 Leticia Robles de la Rosa

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de enero.- El gobierno de Enrique Peña Nieto, los senadores, los diputados federales y estatales, así como los órganos autónomos y el sector privado están obligados a poner en marcha 361 acciones que impactarán la cotidianidad de los mexicanos en este 2014, en materia hacendaria, política, educativa, financiera, de protección a víctimas y de combate al lavado de dinero, entre otras.

Acceso a créditos y préstamos en condiciones menos onerosas para los bolsillos, incrementos en el pago de impuestos, modificaciones en las tarifas de los energéticos y nuevas reglas para evaluar a los profesores de 23 millones de estudiantes del país son algunas de las acciones que tendrán efectos tangibles en la población.

Para hacer realidad las 11 reformas constitucionales y legales aprobadas el año pasado, con el propósito de transformar al país en materias hacendaria, energética, financiera, política, competencia económica y de telecomunicaciones, educativa, transparencia, combate al lavado de dinero y de protección a las víctimas y los derechos humanos, el Estado tiene el compromiso legal de emprender 361 acciones que tendrán impacto en la vida diaria de los mexicanos.

Tan sólo el paquete de la reforma financiera, que apuesta a generar mayor competencia en el crédito, implicará 209 acciones del gobierno federal y de las instituciones bancarias y financieras, que serán sentidas en la cotidianidad de los ciudadanos para contar con mayor protección, más obligaciones para no evadir el pago de sus créditos y acceder a préstamos en condiciones menos onerosas para sus bolsillos.

La reforma hacendaria y fiscal implica 42 cambios en la vida cotidiana de los mexicanos, pues tan sólo los burócratas y empleados del sector privado que ganen al menos 500 mil pesos anuales pagarán una tasa de ISR de 31%; quienes tengan ingresos de al menos 750 mil pesos al año pagarán 32% y quienes cuenten con salarios de al menos un millón de pesos, como ocurre con los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los consejeros y magistrados electorales, el Presidente de la República, los secretarios generales del Senado y la Cámara de Diputados, entre otros, pagarán 34 por ciento.

Obliga a los bancos a informar anualmente de los depósitos realizados por sus clientes cuando sean superiores a 15 mil pesos mensuales; quienes hacen donativos ahora están excluidos del límite global de deducciones establecido en el equivalente a cuatro salarios mínimos generales elevados al año del área geográfica del contribuyente o del 10% del total de los ingresos del contribuyente, incluyendo aquellos por los que no se paguen impuestos.

Dispone el pago a través del sistema financiero de los honorarios médicos, dentales y gastos hospitalarios para que puedan ser deducibles; sólo pueden deducir el ISR los ejidatarios que vendan por primera vez sus parcelas o ejidos; crea el Régimen de Incorporación Fiscal aplicable a las personas físicas con actividades empresariales y las que presten servicios por los que no se requiera para su realización título profesional o cuyos ingresos anuales sean de hasta dos millones de pesos; se trata de un régimen cedular y de aplicación temporal durante un periodo de hasta seis años.

A partir de este año pagarán 10% a las ganancias en la Bolsa Mexicana de Valores.

También en este mismo año comienza a operar el nuevo esquema del sector energético nacional, lo cual implica 22 acciones que deben concretarse en este periodo, entre ellas Petróleos Mexicanos tendrá que definir, a más tardar en marzo, los yacimientos en los que trabajará, los que desarrollará con el sector privado y los que dejará exclusivamente a las empresas nacionales e internacionales.

A su vez, el Senado y la Cámara de Diputados están obligados a aprobar el paquete de 22 leyes secundarias que incluirá las especificaciones de los cuatro modelos de contratos y las combinaciones entre ellos, de acuerdo con el yacimiento de que se trate; este año comenzarán las empresas privadas a trazar sus planes de negocio en materia energética en México, y eso tendrá implicaciones directas en las expectativas de empleo de los ciudadanos.

Aunque tiene diversos plazos para su implementación, que comenzaron a operar desde el último trimestre del año, la reforma educativa registrará en este 2014 gran parte de sus avances concretos en la cotidianidad de las 270 mil escuelas y centros de trabajo educativo de todo el país.

Suman 33 acciones que deberán emprenderse en este año, entre ellos que los estados del país deben tener su ley de educación actualizada; debe operar el Consejo Nacional de Participación Social; la SEP debe revisar del modelo educativo; otorgar los subsidios para evitar la falta de equidad educativa.

Además, en julio es el primer paso para ingreso magisterial por concurso y evaluación; este año deben comenzar a ordenarse las plazas de docentes frente a grupo y de directivos, y las comisiones sindicales; abrir el proceso de extinción de la Carrera Magisterial; los estados, entregar al INEE la plantilla de personal docente; la SEP, hacer el diagnóstico, rediseño y fortalecimiento del sistema de normales, entre otros.

Todas estas 33 acciones tendrán un impacto directo en las familias de los 23 millones 667 mil 973 estudiantes del el Sistema Educativo Nacional, que son atendidos por un millón 987 mil 511 maestros y trabajadores de la educación, cuya dinámica de trabajo comenzará a modificarse después de décadas.

Otras reformas que obligan al gobierno federal y a los nuevos organismos autónomos a implementar 17 acciones que tendrán impacto en la cotidianidad de los mexicanos es la de telecomunicaciones y competencia económica, pues además de que senadores y diputados están obligados a crear y reformar al menos diez leyes secundarias, se debe instalar la Red Pública Compartida de Telecomunicaciones y frenar el crecimiento de los competidores preponderantes.

Además, otra reforma que impactará a los mexicanos es la política, que será una realidad en el primer semestre del año y obliga al menos a 28 cambios radicales, entre ellos la desaparición del IFE y el nacimiento del Instituto Nacional Electoral, así como nuevas reglas de competencia para los partidos políticos, entre otros.

Mientras que los cambios constitucionales en materia de transparencia implicarán al menos cinco acciones federales y estatales en este año; en materia de lavado de dinero hay dos acciones a concretar en este año y la ley que protege a las víctimas del delito exige otras cuatro acciones que tienen el objetivo de agilizar el acceso a la protección a quienes enfrentan las consecuencias del crimen.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios