Advierten vulnerabilidad en derechos de indígenas

Los apoyos federales permiten responder a recomendaciones de la ONU y proteger a las comunidades

COMPARTIR 
27/12/2013 05:47 Leticia Robles de la Rosa
El diagnóstico sobre derechos indígenas señala que las comunidades étnicas están excluidas del desarrollo. En la imagen, mazahuas piden liberar a presos políticos.

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de diciembre.-A pesar de “los avances legislativos que se han registrado en las últimas décadas, la población indígena, en lo individual y en lo colectivo, constituye un sector altamente vulnerable a la violación de sus derechos”, establece el diagnóstico que sustenta el Programa de Derechos Indígenas a cargo de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas del gobierno de Enrique Peña Nieto.

“La falta de respeto a los derechos humanos de los indígenas no sólo es un factor que produce injusticia para individuos y grupos, también constituye un severo obstáculo para el desarrollo integral y sustentable”, añade el documento que deja en claro que los subsidios focalizados a la protección de Derechos Indígenas permitirán responder a las recomendaciones hechas por instancias internacionales, como la ONU, para proteger a estas comunidades originarias.

“La situación de los indígenas mexicanos respecto al ejercicio de sus derechos individuales y colectivos, dista mucho de ser reflejada cabalmente en las estadísticas o diagnósticos nacionales, lo que hace casi imposible identificar a los indígenas frente a la justicia y valorar cuantitativamente las características del fenómeno.

“Sin embargo, se han hecho esfuerzos importantes por dimensionar y caracterizar el problema, encontrándose elementos tales como el desconocimiento de sus derechos, la discriminación de la que son objeto y la falta de recursos económicos para contar con servicios de asesoría y defensoría jurídica adecuada”, añade.

Excélsior informó ayer que a sólo unos días de que se cumplan 20 años de la rebelión del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) el gobierno de Enrique Peña Nieto alista el Programa de Derechos Indígenas, que subsidiará a estas comunidades, a fin de atender las recomendaciones de la ONU para garantizar los derechos de estos grupos vulnerables, a partir del reconocimiento oficial de que se trata de sectores que enfrentan diversas carencias históricas.

Se trata de una serie de subsidios clasificados en seis diferentes áreas; una de ellas otorgará hasta 200 mil pesos para los gastos derivados de la atención al indígena que enfrente un proceso judicial; otro apoyará hasta con cuatro mil 500 pesos mensuales a los indígenas ya encarcelados para lograr su libertad.

Otro más se refiere a los desplazados, que podrán acceder, por familia, a hasta 80 mil pesos para comenzar sus cultivos; 80 mil pesos para impulsar actividades productivas; hasta 80 mil pesos para la adquisición de solares urbanos; y hasta 80 mil pesos para la compra de materiales que les permitan construir sus viviendas.

Respaldo de 120 mil pesos a comunicadores indígenas; un millón 771 mil pesos para abrir Casas de la Mujer Indígena y hasta 800 mil pesos para apoyar a las mujeres que sufran violencia, entre otros.

La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas considera que “las mejoras que se producirán a través de la emisión de los lineamientos permitirán el fortalecimiento institucional, al generar condiciones de eficacia, eficiencia y evaluación de las acciones para la rendición de cuentas; también promoverán la construcción y aplicación de una norma con enfoque en derechos humanos que tome en consideración las recomendaciones formuladas por Organismos Internacionales (Corte Interamericana de Derechos Humanos, relatores especiales de la ONU y las surgidas en el marco de la participación de México en el Mecanismo de Evaluación Periódica Universal MEPU)”.

Recuerda que “las últimas cifras de pobreza en México confirman lo que ha sido una constante en el desarrollo de nuestro país: los indígenas están mayoritariamente excluidos del mismo. Casi siete de cada 100 mexicanos son hablantes de una lengua indígena. De éstos, ocho de cada diez son pobres, la mitad de los cuales vive en pobreza extrema”.

Añade que “una parte considerable de la población indígena, involucrada en asuntos de carácter penal, carece de recursos económicos para sufragar los gastos de un abogado defensor privado, y los de oficio se encuentran sobrecargados de trabajo”; aunado a la necesidad de cubrir las garantías que fijen los operadores del sistema de justicia para acceder a alguna forma de libertad (provisional o definitiva)”.

Además, “el problema se agudiza ante la falta de intérpretes-traductores que asistan a los indígenas en juicios penales, ya que no se ha impulsado suficientemente, la formación, capacitación, certificación y menos aún el mecanismo para cubrir los servicios que éstos proporcionan, o, en su caso, los peritajes en materia de antropología/culturales que llegan a solicitar los órganos jurisdiccionales”.

Subsidios

El gobierno federal prepara el Programa de Derechos Indígenas que pretende subsidiar a estas comunidades, a fin de atender las recomendaciones de la ONU.

  • El plan de apoyos  del gobierno que buscará garantizar los derechos de los grupos vulnerables está trazado en seis ejes:
  • Se otorgarán hasta 200 mil pesos para gastos derivados de la atención al indígena que enfrente un proceso judicial.
  • Habrá cuatro mil 500 pesos mensuales para los indígenas ya encarcelados que busquen su libertad.
  • Para los desplazados, por familia, hasta 80 mil pesos para comenzar sus cultivos, 80 mil pesos para impulsar actividades productivas, hasta 80 mil pesos para la adquisición de solares urbanos y hasta 80 mil pesos para comprar materiales para construir sus viviendas.
  • Respaldo de 120 mil pesos a comunicadores indígenas.
  • Un millón 771 mil pesos para abrir Casas de la Mujer Indígena.
  • Hasta 800 mil pesos para apoyar a las mujeres que sufran violencia.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios