César Duarte otorga preliberación a 16 reos de la Tarahumara

La preliberación es un gesto humanitario, y se aplica en primera instancia a los reos de origen étnico dada su condición social de ignorancia, lenguaje y situación económica

COMPARTIR 
24/12/2013 11:21 Información e imágenes de Carlos Coria Rivas/Corresponsal

CHIHUAHUA, 24 de diciembre.- En la antigua penitenciaria del estado de Chihuahua, el gobernador César Duarte Jáquez, otorgó la preliberación legal a 16 internos de la raza Tarahumara, cuyos casos fueron revisados y merecieron el perdón por su comportamiento, haber cumplido con parte de la condena y porque había en algunos irregularidades en su proceso.

Muchos indígenas de Chihuahua, principalmente de la etnia Tarahumara, son procesados sin traductores y sin tomar en cuenta su propia cultura.

La mayoría de los delitos que cometen están relacionados con la ingesta excesiva de alcohol adulterado, cuya venta clandestina y legal no ha podido ser erradicada por las autoridades, principalmente en los municipios de la sierra tarahumara.

Durante el evento de liberación, en un acto espontáneo, la traductora indígena, Guadalupe Pérez, agradeció al Gobierno de Chihuahua la preliberación de sus hermanos de raza, pero también anunció que se trabaja en la integración de un consejo de traductores de lenguas indígenas.

Esto, porque conoce de la situación irregular en que son procesados muchos de ellos, la mayoría discriminados por su origen indígena.

Los internos indígenas purgaban condenas que iban de los 2 años siete meses hasta de 27, por delitos como lesiones, daños, abuso sexual, violación, violencia familiar, y homicidio.

Para otorgar esta medida, considerada como sustitución de la pena que impuesta por los jueces correspondientes, mediante un dictamen emitido por personal de las Fiscalía General del Estado, Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales, Coordinación Estatal de la Tarahumara, Supremo Tribunal de Justicia del Estado y la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

La preliberación es un gesto humanitario, y se aplica en primera instancia a los reos de origen étnico dada su condición social de ignorancia, lenguaje y situación económica y que no significan un peligro para la sociedad, aparte de haber cumplido una parte de la condena establecida, explicó el mandatario estatal, quien agregó que en estricta justicia, todas las personas encarceladas pueden  acogerse a sus beneficios, después de que una brigada especializada revise sus expedientes y realice los estudios propios del caso.

El gobernador explicó que este programa es parte de la política penitenciaria, que en dos años ha liberados a 198 personas.

Hoy el gobierno estatal administra 8 penales, con la incorporación de los de Ciudad Juárez, Nuevo Casas Grandes y de Cuauhtémoc, están acreditados 4 y en febrero de 2014 se proyecta la certificación del número 5, búsqueda de los 8, lo cual pone a Chihuahua a la vanguardia en el país, pues otros estados no tienen ni uno de sus Ceresos certificado.

Refrendó su compromiso con el Gobernador del estado y la sociedad de seguir combatiendo la delincuencia sin rebasar el marco del derecho y la justicia, acabando con los autogobiernos en los  penales, en donde no se ha registrado ninguna fuga, ni motín en los últimos meses, así como mejorando la infraestructura física y humana de los penales.

Fg

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios