Exigen enfocar la lucha antisecuestro

Proponen que el combate a las bandas se realice al margen del combate al narcotráfico

COMPARTIR 
22/12/2013 03:24 Ivonne Melgar
El secretario de la Comisión de Seguridad Pública en San Lázaro, Alfonso Robledo Leal, criticó los vínculos entre policías y bandas de secuestradores. Foto: Archivo/Excélsior
El secretario de la Comisión de Seguridad Pública en San Lázaro, Alfonso Robledo Leal, criticó los vínculos entre policías y bandas de secuestradores. Foto: Archivo/Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de diciembre.- Al respaldar el anuncio presidencial de un programa contra el secuestro, la bancada del PAN en la Cámara de Diputados alertó que este delito representa una auténtica industria que requiere de un tratamiento especial, al margen del combate al narcotráfico.

Secretario de la Comisión de Seguridad Pública en San Lázaro, el diputado Alfonso Robledo Leal afirmó que más que nuevas leyes o penas más severas, se necesita de una política pública enfocada a perseguir y castigar a los plagiarios, pues este ilícito ha ido en aumento por la impunidad en la que siguen operando las bandas delincuenciales.

Sostuvo que cualquier programa que pretenda atender el problema deberá devolver los ojos a la corrupción que afecta a las corporaciones policiales.

Es muy conocido y hay muchos casos registrados de ex policías que se están dedicando a secuestro o que tienen nexos con las bandas”, planteó.

Se sabe también de policías en activos que carecen de la certificación requerida y que solapan este delito”, señaló.

Los gobernadores no pueden seguir en su papel “comodino” de presentar pretextos diversos, como falta de recursos, de tiempo y de asistencia técnica, para concluir con el control de confianza y responsabilizarse de la parte que les corresponde en la depuracion de las corporaciones, consideró.

Expuso que la falta de seguimiento a los policías que son dados de baja ha favorecido a que se desarrolle el problema.

En estados como Tamaulipas, ejemplificó, la cooptación del crimen organizado de policías para la ejecución de secuestros se da a veces de manera automática tras egresar de las academias.

En entrevista, el legislador federal explicó que hasta ahora los esfuerzos se han concentrado en la liberación de las víctimas, lo que resulta prioritario, pero se ha descuidado la inhibición y prevención de este delito.

El diputado Robledo Leal puso en duda que el lapso establecido el viernes por el presidente Enrique Peña para formular la estrategia sea suficiente.

Es positivo que en el gobierno se reconozca la gravedad del problema y que se anuncie que se formulará una estrategia. Pero esto no se puede armar entre Navidad y enero. Es un asunto mucho más complejo”, advirtió.

El diputado por Nuevo León consideró que el aumento del secuestro implica, además, asumir que éste es un problema silencioso, porque en la mayoría de los casos no hay denuncia, ante la expectativa de la familia de salvaguardar la vida de la víctima.

Las negociaciones se hacen sin presentar denuncia siquiera, porque se trata de un delito que está ahí, que se calla, pese a su agravamiento”, describió.

Al enumerar los factores a considerar en la estrategia federal, Robledo Leal comentó que lo importante será que ésta vaya más allá del objetivo central, que es lograr la liberación de las personas, sin que se pierdan vidas.

Detalló que la política pública destinada a resolver de fondo el problema debe partir del hecho de que hay diversas modalidades del plagio, incluyendo los levantones y los secuestros exprés.

Comentó que en muchas regiones del país el problema se concentra en pequeños comerciantes y empresarios que son privados de su libertad a cambio de dinero.

Para el diputado del PAN, la proliferación de este delito se explica por el alto grado de impunidad del que gozan quienes los comenten, toda vez que para las familias de las víctimas lo fundamental es conseguir la recuperación con vida de la víctima.

La tarea pendiente es desmotivar, disuadir este delito y ése debe ser el propósito de fondo de la nueva estrategia: castigar a los responsables y, con ello, evitar que resulte fácil la reincidencia”, expuso.

Respecto a las causas que explican el aumento de los secuestros en el país, Robledo Leal sostuvo que es importante entender que éstos poco tienen qué ver con el problema del narcotráfico.

“Este es otro tipo de crimen, es otra industria de la delincuencia, porque quienes se dedican al secuestro no necesariamente son narcos o están vincualdos con el tráfico de drogas. Se trata de otro modus operandi. El secuestro y la venta de drogas no necesariamente van de la mano”, explicó.

“Y con esta nueva industria del secuestro que ha resultado ser muy jugosa, el hecho de que sea poco castigada hizo que creciera fuertemente en el país”, abundó.

Robledo Leal dijo que si bien habrá que revisar si se requieren ajustes legislativos, ya que este delito ya tiene la pena máxima.

“Lo que hay que hacer es aplicar esas leyes e ir más allá de las unidades de negociación con las que cuenta la Policía Federal y algunas corporaciones estatales”, propuso.

Ahora se necesita una mayor sincronía entras las policías del país y no conformarse con la liberación de las víctimas, sino contar con una política pública dirigida a la inhibición del delito a través de su persecución y su castigo”, abundó.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios