Caso Yarrington es judicial, no político, asegura el PRI-Tamaulipas

La situación político-partidista del ex mandatario está en análisis en la Comisión de Honor y Justicia del instituto, señala

COMPARTIR 
19/12/2013 13:20 Héctor González Antonio / corresponsal

CIUDAD VICTORIA, 19 de diciembre.- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tamaulipas no tomará en su agenda el problema judicial que enfrenta el ex gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba, además que la situación político-partidista del ex mandatario está en análisis en la Comisión de Honor y Justicia del instituto.

El recientemente electo presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Rafael González Benavides, señaló que no es un asunto político el que enfrenta el ex ejecutivo tamaulipeco; no obstante, señaló que ha sido un tema que se ha utilizado en ese contexto, lo cual sobrepasó el ámbito judicial donde debe llevarse a cabo.

El dirigente del tricolor reconoció que su antecedente de juez y magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia en el estado le impide prejuiciar una situación de índole judicial, por lo que dejó en manos de las autoridades competentes la resolución del caso Yarrington Ruvalcaba.

Es un problema judicial, no es problema político; si fue usado como problema político en el pasado reciente, existía la plena indicación de usarlo de esa manera; es un problema de carácter judicial; mi antecedente como juez y magistrado me dice que no debo prejuiciar hasta en tanto la persona no sea encontrada culpable o inocente ante un juez”, explicó.

González Benavides aseveró que el prejuicio acaba con una buena administración de justicia, además que señaló el problema que se ha venido mencionado y en el que se involucra al ex gobernador de Tamaulipas se ventila en juzgados de los Estados Unidos, que serán quienes habrán de determinar la situación jurídica.

“Como partido debemos tomarlo como lo que es, un problema de carácter judicial”, dijo.

El caso Yarrington Ruvalcaba ha generado repercusiones en el PRI, reconoció el dirigente tamaulipeco, y más aún porque en el pasado cercano, aseguró, fue utilizado en el ámbito político y fue tema de campañas políticas.

“Claro que repercutió, todo el poder de la información, tema de campaña; se te viene encima un maniqueísmo de ‘yo soy bueno y todos son malos, yo soy honesto y todos son corruptos’, y tuvimos que enfrentar una situación así”, señaló en referencia a los pasados comicios electorales, tanto estatales como federales.

Consideró que el manejo del proceso que enfrenta Yarrington en Estados Unidos sobrepasó el ámbito judicial, incluso calificó de “manejo salvaje y descarado” utilizado en lo político, cuando no es donde debe darse solución.

Tomás Yarrington Ruvalcaba se encuentra enfrentando el proceso legal a través de un cuerpo de abogados; sin embargo, está en calidad de prófugo, acusado entre otras situaciones por lavado de dinero y otros delitos graves considerados por las autoridades americanas.

El mandatario ejerció la administración estatal en el periodo 1999-2004, y en el periodo 1992-1995 fue presidente municipal de su natal Matamoros.

dgp

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios