Ofrecerán certeza a inversión petrolera

Senadores desestiman consulta popular. La Corte determinará si existe sustento para una consulta sobre la Reforma Energética, dice el líder de los diputados

COMPARTIR 
18/12/2013 23:56 Leticia Robles de la Rosa, Ivonne Melgar y Héctor Figueroa
El diputado panista Ricardo Anaya se dijo seguro de los beneficios que traerá al país la Reforma Energética, aprobada la semana pasada en el Congreso. Foto: Mateo Reyes
El diputado panista Ricardo Anaya se dijo seguro de los beneficios que traerá al país la Reforma Energética, aprobada la semana pasada en el Congreso. Foto: Mateo Reyes

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de diciembre.- En el Senado, legisladores del PRI y del PAN afirmaron que está garantizada la seguridad jurídica de los inversionistas nacionales y extranjeros interesados en el sector energético.

Jorge Luis Preciado, presidente de la Junta de Coordinación Política, y David Penchyna, de la Comisión de Energía, desestimaron  cualquier efecto contra la Reforma Energética por una posible consulta popular que impulsa el PRD. 

El líder nacional del PAN, Gustavo Madero, aseguró que la Ley de Consulta Popular aprobada en el Cámara de Diputados, y que se encuentra en el Senado, no aplicará para reformas como la energética, cuya constitucionalidad fue declarada ayer en el Congreso de la Unión por el presidente de la Comisión Permanente, Ricardo Anaya, tras ser aprobada por 24 Congresos estatales.

Anaya, también presidente de la Cámara de Diputados, dijo que serán los ministros de la Corte quienes determinarán si existe o no sustento legal para realizar la consulta popular sobre la Reforma Energética, siempre y cuando el Senado apruebe la propuesta de ley en la materia.

 

Dan certidumbre a inversionistas

Senadores del PRI y el PAN destacaron que está garantizada la seguridad jurídica de los inversionistas nacionales y extranjeros interesados en el mercado energético mexicano, porque la reforma constitucional cumplió de manera escrupulosa con todos los procedimientos.

Jorge Luis Preciado, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, y David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía del Senado, destacaron que los inversionistas pueden apostar por el mercado mexicano, sin temor, porque la voluntad de los legisladores federales y estatales no será tocada por la consulta popular que promueve el PRD.

“Está blindada. Sí, se cuidó, cuidamos todos los detalles, desde la publicación, el debate, inclusive el no avasallar en las votaciones para que todo mundo se expresara, se apegara absolutamente a la Ley Orgánica y al Reglamento.

Está totalmente cuidado el proceso en el que se creó la reforma constitucional, porque es la única forma en que se puede llegar a impugnar, cuando el procedimiento estuvo mal. Si el procedimiento es correcto, ya contra una reforma constitucional, pues ya no procede ningún otro recurso, porque no proceden recursos contra la propia Constitución”, explicó Preciado.

Recordó que la Reforma Energética es un tema de ingresos para el Estado y por eso, no puede ser sujeta de revocación por una consulta popular.

“De hecho la reforma para que dijera ‘ingresos para el Estado’ fue una reserva mía, decía: ‘del Estado’, y ésa era estar jurídicamente sujeto el 27 constitucional a ser parte de la consulta popular, y pues yo pedí en la reforma que fuera para el Estado.

“Es que no tiene sentido, hablando como dicen los chiquillos en plata, que hagamos una reforma constitucional todo el Senado y la Cámara de Diputados y los 21 estados que ya la aprobaron, y que un inversionista llegue con 10 mil, 15 mil, 20 mil millones de dólares a invertir, pero que le digan sabes qué pues fíjate que a lo mejor en 2015 eso se va pa’tras, pues ¿qué va a pasar?, pues que no va a invertir nadie, que no se van a arriesgar a que una decisión que ya está tomada se pueda revertir y que su dinero se vaya a la basura.

Por eso no podemos permitir, y por eso yo metí la reserva de que algo que va a hacer bien al país esté sujeto a la voluntad de un partido político que lo someta a consulta en 2015. La Reforma Energética no debe ser sometida a consulta nunca”, agregó.

David Penchyna, en tanto, agregó que “nosotros hemos concluido un proceso constitucional apegado a nuestras normas que rigen el parlamento, que finalmente es el espacio para dirimir nuestras diferencias y tomar decisiones, y que los recursos que cada fuerza política piense o quiera interponer estarán en manos de quien deba interpretar dicho ordenamiento. Nosotros estamos convencidos que hemos hecho un trabajo correcto”.

Explicó que justamente ese trabajo, en el que se cuidaron todos los detalles, es precisamente para brindar la seguridad jurídica que requieren los inversionistas para entrar al mercado energético mexicano.

“La opinión que ha merecido esta reforma de inversionistas, no sólo extranjeros, donde las mejores opiniones sobre México que pasan de una expectativa a una realidad, también la guardan los inversionistas nacionales, las cámaras empresariales, de la micro, pequeña y gran empresa mexicana que además ha saludado de manera muy favorable la reforma, porque hemos incluido el contenido nacional que merece nuestra industria y nuestra empresa mexicana.

En ese sentido, me parece que las señales son más positivas posibles y justamente para no frenar ese desarrollo y ese trabajo, los legisladores creo que tenemos la obligación y así lo haremos pronto bajo esa transitoriedad que le hemos dado a la legislación energética, que el 2014 sea un año que cierre un ciclo de Reforma Energética completa, con las reformas secundarias que demanda el cambio constitucional que hicimos”, dijo.

David Penchyna agregó que “respecto a la certidumbre, nosotros no tenemos ninguna duda; nosotros estamos seguros del trabajo que hicimos, la fundamentación que escogimos con base en lo que aprobamos y me parece que aquí hay lugar para todas las voces, pero tendrán que ser las instancias correspondientes quienes definan eso, nosotros estamos seguros y tranquilos de que no hay marcha atrás con la Reforma Energética”.

 

Consulta no aplicará en energía: PAN

El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, hizo ver al PRD que la Ley de Consulta Popular que se aprobó en la Cámara de Diputados y que ha quedado en un “compás de espera” en el Senado no aplicará para reformas constitucionales como la energética.

En un pronunciamiento, el líder panista puntualizó que dicha iniciativa legal permitirá llevar a plebiscito sólo leyes secundarias y no reformas a la carta magna y tendría efecto hasta las elecciones intermedias de 2015.

Dijo que la consulta popular debe ser un instrumento que debe ser aprobado en el próximo periodo de sesiones, para que sea utilizado desde la elección federal del 2015. 

Sin embargo, aclaró que  el Artículo 35 Constitucional no contiene las disposiciones que desean los que aspiran a derogar la Reforma Constitucional de los Artículos 25, 27 y 28 en materia energética.

Madero Muñoz expuso que debe tenerse muy claro cómo, cuándo y para qué se puede utilizar la consulta.

Expuso que en el periodo de febrero-abril del próximo año, Acción Nacional impulsará la aprobación de la ley reglamentaria de la consulta popular, a fin de que se especifique qué puede o no ser motivo de este ejercicio.

Se trata de una herramienta nueva de la democracia mexicana para preguntarle a los ciudadanos sobre distintos temas y volverlos más partícipes de las decisiones como nación”, apuntó el dirigente panista.

Planteó que hay un gran debate sobre si la Reforma Energética puede ser derogada por una consulta popular en 2015.

Sin embargo, destacó que esto no podría ocurrir por la redacción del Artículo 35 Constitucional y la Minuta aprobada en la Cámara de Diputados, que establecen restricciones para la materia y el tipo de legislación a la que puede aplicar la Consulta. “No aplica para materia de ingresos y gastos del Estado mexicano y tampoco para Reformas Constitucionales”.

 

Dejarán la consulta en manos de la Corte

Serán los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) quienes determinarán si existe o no sustento legal para realizar una consulta popular sobre la Reforma Energética, siempre y cuando el Senado apruebe la propuesta de ley que enviaron los diputados, advirtió ayer el presidente de la Comisión Permanente, el panista Ricardo Anaya Cortés.

Si la consulta popular es solicitada por ciudadanos, quien resuelve en definitiva sobre la constitucionalidad, es decir, sobre si procede o no procede, es la Suprema Corte”, definió.

Al concluir la primera sesión de dicha instancia legislativa, enfatizó que si bien los actores políticos y los ciudadanos  ejercen su derecho a opinar sobre los alcances de ese recurso de la democracia directa, la última palabra recaerá en la SCJN.

Anaya Cortés argumentó que la suerte de la ley federal de consulta popular aún resulta incierta, pues el Senado aún no le da el visto bueno. Por lo tanto, el tema será revisado hasta febrero, en el siguiente periodo ordinario.

— ¿Qué tan real es esta amenaza de que se puede revertir   con una consulta popular?

— Hay que recordar que en materia de consulta popular aún no tenemos una ley vigente, lo que hay es una minuta en la Cámara de Senadores. Habrá que esperar a la discusión y la votación de los senadores.

“En el supuesto de que los senadores la aprobaran en los términos que hoy conocemos, es muy simple: si la consulta popular es solicitada por ciudadanos, quien resuelve en definitiva sobre la constitucionalidad, es decir, sobre si procede o no procede, es la Suprema Corte.

Los distintos actores políticos podemos y tenemos derecho a opinar, pero quien va a resolver en definitiva en su caso, de confirmarse la legislación en estos términos, sería la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, enfatizó el legislador blanquiazul.        

El también presidente de la Cámara de Diputados se manifestó a favor de la Reforma Energética y dijo que traerá beneficios a la población en general.

Por supuesto que será la historia la que nos diga de manera precisa la magnitud de esos beneficios en que nosotros confiamos y en función de los cuales, con absoluto patriotismo, votamos a favor de esta reforma”.

Estrategia desde el PRD

En tanto, senadores y diputados del PRD emprendieron la defensa de la consulta para 2015, cuando habrá elecciones federales intermedias.

Al fijar postura en representación de su partido, el senador Manuel Camacho Solís advirtió en tribuna: “Si no hay consulta popular, señores senadores, senadoras, diputados, diputadas, esta reforma (la Energética) será ilegítima, y no sólo la reforma,  también el régimen político mexicano”.

Sostuvo que la forma en que se aprobó ese cambio constitucional es un síntoma de que la democracia mexicana está entrando “en un punto de quiebre”.

Argumentó Camacho Solís que una decisión de tales alcances se debió haber aprobado en un nuevo Constituyente.

El artículo 27 es el artículo más importante de la Constitución y  del 17, y si no era en un Constituyente, debe ser aprobada en un referéndum”, alegó.

Posteriormente, en conferencia de prensa, legisladores perredistas señalaron que PRI y PAN actúan con hipocresía al decirse a favor de la consulta ciudadana, pero en concreto le ponen peros a que ésta se aplique para la Reforma Energética.

Anunciaron el denominado Plan por la Unidad en Defensa de la Soberanía Nacional y los Recursos Energéticos.

Expusieron que tras “la farsa legislativa” de PRI y PAN mediante la cual pretenden consumar “el peor atraco a la nación después del que significó el despojo de más de la mitad de su territorio”, resulta fundamental defender el petróleo mediante la preparación de la consulta popular para mediados de 2015.

Participaron en la conferencia los diputados Aleida Alavez, Verónica Juárez, Graciela Saldaña y Javier Orihuela García, así como los senadores Manuel Camacho, Iris Vianey Mendoza, Zoé Robledo y Lorena Cuéllar.

Argumentaron que con o sin ley secundaria, la consulta está reconocida en la Carta Magna y deberá ser realizada para hacer valer la voluntad ciudadana.

Recordaron que preceptos constitucionales semejantes ya se han aplicado, como cuando PRI, PAN y sus aliados impusieron la “iniciativa preferente” del Ejecutivo Federal para reformar el artículo 123 de la Carta Magna, lo que, dijeron, no ha traído los beneficios que se anunciaron.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios