TOP 7: los escándalos

Estos funcionarios y parientes de servidores públicos no llegaron a ser famosos en internet por alguna buena causa, sino todo lo contrario.

COMPARTIR 
16/12/2013 05:13 Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 16 de diciembre.- Cualquier persona puede enojarse si recibe una mala atención en un restaurante, pero no cualquiera puede utilizar los recursos del Estado para hacer que lo castiguen por dar un mal servicio. Los internautas no le dieron otra oportunidad a Andrea Benítez, hija del entonces titular de la Profeco, y estallaron furiosos en su contra a través de las redes sociales en internet.

Este caso es sólo uno de muchos que llevan a pensar que en México tener un amigo influyente o “un papi en el gobierno” para salir adelante está más vigente que nunca.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios