Apoyan la Reforma Energética, revela la encuesta BGC-Excélsior

64% aprueba sacar al sindicato del consejo de Pemex; el 71 por ciento respalda la participación de la IP, conservando el petróleo extraído como propiedad de la nación

COMPARTIR 
16/12/2013 05:45 Ulises Beltrán y Alejandro Cruz/ BGC, Beltrán, Juárez y Asociados

CIUDAD DE MÉXICO, 16 de diciembre.- Se apoya la Reforma Energética recién aprobada en el Congreso de la Unión. Se acepta la participación de la iniciativa privada en la actividad petrolera en un entorno en el que existe conciencia de las limitaciones monetarias y tecnológicas que enfrenta Pemex para poder explotar los yacimientos de hidrocarburos, según se concluye en la última encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior sobre este tema.

Una sólida mayoría de 71 por ciento respalda ampliamente que se permita, a través de contratos, la participación de particulares en la actividad petrolera conservando el petróleo extraído como propiedad de la nación (gráfico 1).

Sólo 27 por ciento se manifiesta en desacuerdo. De este modo, algo más de la mitad aprueba la Reforma Energética (acuerdo/ acuerdo en parte, 52 por ciento), contra 39 por ciento que se opone (gráfico 2).

Pemex paulatinamente ha visto deteriorar su imagen al grado de que ha dejado de ser una empresa bien vista por la gente como hace casi 20 años.

 Mientras durante el gobierno de Ernesto Zedillo en 1997 la mitad contaba con una opinión buena o excelente de esta paraestatal y sólo 15 por ciento la consideraba un ente malo o pésimo (gráfico 3), ahora los juicios negativos se han duplicado (31 por ciento) y apenas 27 por ciento tiene a la petrolera en buen concepto (23 puntos menos).

Existe conciencia de las limitaciones tecnológicas y de recursos que enfrenta Petróleos Mexicanos. Se cree que la caída de la producción de esta paraestatal ha disminuido constantemente en los últimos diez años porque no tiene la tecnología necesaria para la explotación del hidrocarburo (56 por
ciento).

Sólo 21 por ciento piensa que se debe a que ya no hay reservas suficientes. Ante el dilema para Pemex de endeudarse para poder contar con recursos para explotar los yacimientos no utilizados o asociarse con empresas privadas para ese fin (gráfico 4), se prefiere más la asociación con particulares (46 por ciento) que la contratación de préstamos (21 por ciento).

Igualmente, frente a la dificultad de Pemex para extraer el petróleo de aguas profundas del Golfo de México por falta de dinero y tecnología, la opinión pública nacional se inclina por reformar las leyes para que la petrolera mexicana pueda atraer inversión privada para extraer el crudo (63 por ciento).

Únicamente 12 por ciento apoya la idea de esperar el tiempo para que Pemex cuente con la tecnología necesaria (gráfico 5).

Respecto del tema de la injerencia del sindicato petrolero en el manejo de la paraestatal, la población favorece decididamente terminar con la participación que han tenido los dirigentes de esta organización gremial en las decisiones administrativas de la empresa paraestatal (64 por ciento).

Sólo 29 por ciento está en desacuerdo con excluir al sindicato (gráfico 6).

Sobre las marchas, bloqueos y plantones que organizaciones y partidos políticos de izquierda han promovido contra la Reforma Energética (gráfico 7), la mayoría está en contra de la permanencia de estas protestas (57 por ciento) y algo más de un tercio apoya que se mantengan (38 por ciento).

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios