Avanzan límites sobre fuero militar

El Senado dejó en primera lectura los cambios para que militares sean juzgados por autoridades civiles en caso de desaparición forzada

COMPARTIR 
14/12/2013 05:13 Leticia Robles de la Rosa

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de diciembre.- El pleno del Senado dio ayer el primer paso para aprobar el paquete completo de avances en materia de derechos humanos, enviado por el presidente Enrique Peña Nieto, y que incluye el retiro de la reserva a la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, con lo cual los militares mexicanos ya no tendrán la protección del fuero de guerra en caso de incurrir en desaparición forzada.

Desde octubre, el presidente Enrique Peña Nieto propuso al Senado un paquete inédito de reformas para poner al país a la vanguardia internacional en esa materia, al grado de retirar el fuero de guerra para castigar con 50 años la desaparición forzada y regular la actuación del Estado en la suspensión de derechos y garantías.

De igual forma, planteó la regulación del procedimiento de expulsión de los extranjeros que incurran en hechos que constituyan una amenaza para la seguridad nacional o para el orden o la seguridad públicos.

Ayer, el pleno del Senado dejó en primera lectura el paquete de siete decretos que permitirán que México se actualice en materia de respeto a los derechos humanos.

Se trata de un paquete que incluye cambios al capítulo de desaparición forzada de personas del Código Penal Federal; la Ley Reglamentaria al artículo 29 constitucional, referente a la suspensión de derechos y garantías en caso de afectaciones graves a la seguridad nacional; a la seguridad interior, a la salud pública o desastres naturales o antropogénicos de gran magnitud e impacto a la población, y que se deriva de la reforma en materia de derechos.

Otra propuesta es para crear la Ley Reglamentaria al artículo 33, referente al proceso de expulsión de extranjeros.

De igual forma, informó de su decisión de retirar las reservas hechas por el gobierno de México a diversos instrumentos internacionales, para que el país se inscriba en la vanguardia de los parámetros de derechos humanos.

Se trata de la Convención sobre Condiciones de los Extranjeros; Convención sobre el Estatuto de los Refugiados; Convención sobre el Estatuto de los Apátridas; al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; a la Declaración para el Reconocimiento de la Competencia Contenciosa de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; de la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y sus Familias.

Además, retira la reserva al instrumento de ratificación de la Convención Interamericana sobre la Desaparición Forzada de Personas, la cual se refiere al fuero de guerra que existe en México.

“El gobierno de México al ratificar la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, adoptada en la ciudad de Belém, Brasil, el 9 de junio de 1994, formula reserva expresa al Artículo IX, toda vez que la Constitución Política reconoce el fuero de guerra, cuando el militar haya cometido algún ilícito encontrándose en servicio.

“El fuero de guerra no constituye jurisdicción especial en el sentido de la Convención, toda vez que conforme al artículo 14 de la Constitución Mexicana nadie podrá ser privado de la vida, de la libertad o de sus propiedades, posesiones o derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales previamente establecidos”, establece la explicación del entonces presidente Vicente Fox que se publicó en el Diario Oficial de la Federación.

Para la declaración de suspensión de derechos y garantías, el dictamen propone un procedimiento en el cual una vez reunidos los secretarios de Estado con el Presidente, donde se determine esa medida, la propondrá al Congreso, que tendrá hasta 72 horas para aprobarla.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios