Miles de peregrinos celebran en Basílica

El rector del santuario Enrique Glennie Graue señaló que México está plagado de males, pero llamó a resarcir el daño y comenzar de cero

COMPARTIR 
12/12/2013 05:28 Iván E. Saldaña

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de diciembre.- Miles de peregrinos esperaron durante horas dentro y fuera de la Basílica de Guadalupe para terminar la noche del 11 de diciembre, y al comenzar la hora cero de este jueves, cantar Las Mañanitas a la Virgen guadalupana tras cumplirse su 482 aniversario de aparición ante el indígena San Juan Diego, en el Cerro del Tepeyac de la Ciudad de México.

Acto seguido, al oficiar la Solemne Eucaristía de Media Noche en honor de la Virgen María de Guadalupe, el vicario episcopal y rector del santuario, Enrique Glennie Graue, aprovechó la atención de todos para demandar que México atraviesa una ola de problemas sociales, y pidió iniciar “de cero” para resarcir el daño.

“Nuestro México está plagado de males que marcan fuertemente nuestra existencia: una atroz delincuencia organizada, injusticias y corrupción que claman al cielo miles de familias condenadas al hambre y a una pobreza degradante, secuestros infames, divisiones entre los pueblos, asesinatos de niños en el seno de sus propias madres, extorsiones, y a ello se suman devastadoras catástrofes naturales”, dijo el sacerdote desde el presbiterio.

El religioso generalizó que en México “existe un panorama demasiado negativo y hasta desolador”, donde añadió el reclamo de carencias y enfermedades que aquejan a una gran parte de los mexicanos.

“Todo este sufrimiento provoca que numerosas personas vivan como si Dios no existiera, sobrellevando un inevitable vacío de la vida”, lamentó el presbítero.

El vicario Glennie Graue pidió a los presentes, aprovechando la transmisión en vivo que diversos medios de comunicación a nivel nacional, optar por la misericordia para superar el egoísmo y el egocentrismo.

“Es necesario que todos afrontemos con valentía el reto de la misericordia; necesitamos purificar las diferentes relaciones entre todos y liberarlas de su carga de animosidad y agresividad. Empezar de cero, a pesar de las heridas”, expuso Glennie Graue encomendado este país a la Virgen de Guadalupe.

Por otra parte, según la Arquidiócesis Primada de México, “aunque son numerosas las advocaciones de la Virgen María”, la Iglesia católica le da especial importancia a tres apariciones en distintas partes del mundo.

Se trata de esta festejo a la Virgen de Guadalupe que apareció el 12 de diciembre de 1531 en México; la aparición de la Virgen de Lourdes el 11 de febrero de 1858 en Francia; y la Aparición de la Virgen de Fátima el 13 de mayo de 1917 en Portugal.

La diócesis que preside el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, inició la fiesta de la Virgen de Guadalupe en su templo principal desde el 1 de diciembre, dedicándole una celebración eucarística al día.

Sin embargo, este 11 de diciembre el itinerario fue más numeroso comenzando actividades desde las 8:30 horas.

Ejército de policías vigiló el fervor de guadalupanos

Más de 300 emergencias fueron atendidas hasta el cierre de esta edición por los servicios de seguridad y vigilancia desplegados ayer en la Basílica de Guadalupe. Por la tarde fue reportado a través de los botones de auxilio de las cámaras de C2 el atropellamiento de un peregrino en los cruces de Asistencia Pública y Calzada Ignacio Zaragoza.

Para este operativo de vigilancia, el Gobierno de la Ciudad dispuso la fusión del C4 con el sistema de búsqueda de personas Locatel para auxiliar a los cerca de seis millones de peregrinos.

“Con Locatel estamos teniendo una fusión porque los módulos que hoy se encuentran instalados, tenemos una comunicación directa desde aquí, tenemos un reporte hasta este momento  (ayer por la noche) de 12 personas, 10 localizados”, informó  Gerardo González, director general del Centro de Atención  de Emergencias.

Indicó que también se apoyaron con sobrevuelos del helicóptero no tripulado “drone” y del C2 móvil que fue instalado en el atrio de la Basílica. Más de 55 cámaras que se encuentran alrededor de la Basílica  con botones de auxilio.

“Es importante recordar que no duden en llamar al 066, ya que este mecanismo nos permite poder comunicarnos, las cámaras y este C2 móvil, para poder darle este servicio a la ciudadanía. De ahí que tengamos las llamadas  que son de diversos índoles, nos han reportado también personas extraviadas”, expuso en entrevista con Excélsior.

Señaló que este dispositivo de videovigilancia se mantendrá hasta hoy a las 18:00 horas y los sobrevuelos de los drones serán determinados por las condiciones climatológicas.

En este operativo denominado Basílica 2013 participan 18 mil 637 policías de diferentes áreas operativas, cifra que podría incrementarse de acuerdo a las necesidades del servicio.

Hay elementos de la Policía de Proximidad, de la Subsecretaría de Control de Tránsito, Policía Metropolitana, además del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), con apoyo de  la Policía Auxiliar.

Creyentes dejan 1.6 mil toneladas de basura 

La vigilancia en torno a la Basílica de Guadalupe poco puede hacer contra la costumbre de los peregrinos de tirar toda la basura que tienen en las manos.

De acuerdo con la Jefatura Delegacional en Gustavo A. Madero, el problema principal del arribo de peregrinos a la Basílica de Guadalupe es la cantidad de desechos que dejan a sus paso, que se calcula en mil 600 toneladas de basura a lo largo de la semana.

Los peregrinos que llegan a los alrededores de la Basílica de Guadalupe copan por completo el perímetro de un kilómetro en torno al santuario mariano.

La llegada de personas desde estados vecinos a bordo de camiones de carga,  bicicletas, en tráileres, camionetas y autos compactos fue masiva desde la noche del martes 10 y alcanzó su máximo nivel hacia la tarde del miércoles.

Los peregrinos ocuparon con sus vehículos las aceras, estacionamientos, las vías del tren a Laredo, tres carriles de la  avenida Ferrocarril Hidalgo, las calles de las colonias Inguarán La Villa, Aragón La Villa, Martín Carrera y Estrella,  entre otras.

Para descansar, ocupan aceras, camellones, jardines, pernoctan en sus camiones, realizan fogatas con leña en la calle, dejan vasos, platos, bolsas de plástico, papel y todo tipo de desechos en las calles de los alrededores de La Villa.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios