ONU premia a la SCJN en derechos humanos

El presidente del máximo tribunal de México, Juan Silva Meza explicó que con el premio de les otorga un liderazgo en la región jurídico sin pretenderlo

COMPARTIR 
11/12/2013 05:26 Notimex

NUEVA YORK, 11 de diciembre.- El Premio de Derechos Humanos que concede la ONU a la Suprema Corte de Justicia de México coloca al país en una posición de liderazgo regional y hace mayor el compromiso que los impartidores de justicia tienen con la sociedad, dijo hoy el presidente del máximo tribunal mexicano, Juan Silva Meza.

“El premio es un reconocimiento que nos alienta. Se nos da ahora un liderazgo en la región jurídico, sin pretenderlo”, destacó el magistrado, para quien el galardón también reconoce el trabajo en pro de los derechos humanos del poder judicial en cualquier parte del mundo.

Este no es solo un reconocimiento a la corte mexicana sino a todas las cortes, igual para la corte de Croacia, la de Italia, Colombia o Perú”, subrayó.

En conferencia de prensa previa a la ceremonia de entrega, Silva Meza consideró que el accionar de las cortes en esta materia es un trabajo en consonancia, porque “todos tratamos de proteger los derechos humanos de las personas de nuestras comunidades”.

En sus consideraciones para otorgar este galardón, la ONU destacó que la SCJN ha logrado “importantes progresos” en la promoción de los derechos humanos con sus interpretaciones y sobre la aplicación de la Constitución mexicana y sus obligaciones bajo el derecho internacional en la materia.

Asimismo, enfatizó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) “ha fijado importantes estándares de derechos humanos para México y la región latinoamericana”.

El presidente de la SCJN apuntó que el reconocimiento resulta inusual, independientemente de lo cual “genera un gran compromiso y debe generarlo”.

El premio es un aliciente para fortalecer las instancias (judiciales), decir si se están haciendo las cosas, si estamos caminando y tenemos que atender estos reclamos a fuerza y tenemos que reconocerlos, porque si no los reconocemos no los podemos solucionar”, enfatizó.

Al referirse al número de denuncias sobre presuntas violaciones de los derechos humanos que han ido a parar tanto a la Comisión como a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, estimó que ello no implica necesariamente un sistema judicial deficiente.

Hizo notar que muchas de las personas que recurren a estas acciones lo hacen sin agotar los recursos internos y optan por acudir a esas instancias sin que se hayan dictado sentencias definitivas.

Explicó que esto se ha convertido en “una práctica de litigio”, al hacer alusión a quienes utilizan como amago la posibilidad de acudir al sistema interamericano para dirimir sus reclamos.

jgl

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios