Pobladores piden test médico por Cobalto-60

Prevén que el material permanezca tres días más en el lugar donde fue hallado; afirman que el contenedor fue abandonado cerca de cultivos y donde pasta ganado local

COMPARTIR 
06/12/2013 05:25 Ángeles Velasco/ Corresponsal
En el poblado de Hueypoxtla fue encontrado el camión y contenedor con material radiactivo. Personal de la Policía Federal resguarda la zona.
En el poblado de Hueypoxtla fue encontrado el camión y contenedor con material radiactivo. Personal de la Policía Federal resguarda la zona.

HUEYPOXTLA, Méx., 6 de diciembre.— Habitantes del ejido de Juárez viven con temor, ya que autoridades les informaron que el contenedor con material radioactivo, mismo que fue robado el pasado lunes en Hidalgo, permanecerá por lo menos tres días más en el lugar.

Con cartulinas, donde se leía “Queremos información ciento por ciento veraz del grado de contaminación de radiación existente”, vecinos exigieron que les informen qué ocurre y a qué riesgos están expuestos, luego de que se detectara que el material con cobalto se ubica a menos de dos kilómetros de sus viviendas.

Afirmaron que tienen miedo, porque el lugar donde se encontró el cobalto es zona de siembra, por lo que decenas de campesinos pasan por el lugar, además de que los animales pastan en el mismo lugar.

Ante ello, exigieron que se les practique algún examen a quienes circularon por el lugar conocido como La Presa.

Paulino Martín Mendoza, presidente del Consejo de Participación Ciudadana, explicó que en esa zona se tiene reportado entre 100 y 120 personas que  fueron a ver sus cosechas, por lo que exigieron que se les practique un examen médico.

Por su parte, el presidente municipal, Francisco Javier Santillán, mencionó que, hasta el momento, se les han aplicado exámenes a los 12 policías federales, estatales y municipales, así como a los siete integrantes de la familia Moya, entre ellos un menor de edad, quienes  estuvieron en contacto con la caja que resguardaba el contenedor. Sin embrago, hasta el momento todos han dado negativo a radiactividad.

Se informó que Mario Moya Martínez, de 43 años, su hijo Marco Antonio, de 20, y su yerno Juan Antonio, de 29, fueron quienes encontraron el contenedor y lo arrastraron hasta su domicilio, en la calle 5 de febrero con un camión, pero el material Cobalto-60 lo dejaron en el ejido.

Los vecinos, además, exigieron que se les indique qué sucederá  con sus cosechas, pues en la zona se siembra cebada y trigo maíz, los cuales, además de ser para consumo, es comercializado.

“De maíz tenemos unas 20 o 30 hectáreas perjudicadas, entonces tendríamos que ver hasta dónde ese maíz va a ser quemado, si ese maíz va ser comestible o no... todo eso nos lo deben informar”, señaló Paulino Martín.

En tanto, con el fin de tranquilizar a los pobladores, se suspendieron las clases en un jardín de niños de la zona, aunque les han indicado que no hay riesgo para la población.

Actualmente, los cilindros con el material radiactivo se encuentran en la zona de La Presa, la cual se encuentra acordonada y se espera que llegue un contenedor para trasladar el material al centro de desechos radiactivos que hay en Temascalapa, donde era el destino final del contenedor.

Al lugar se presentó el director general de Protección Civil, Arturo Vilchiz Esquivel, quien señaló que, por lo menos, dos días más permanecerá en el municipio de Hueypoxtla el material radiactivo, mismo que es resguardado por personal de Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias.

El funcionario estatal afirmó que se mantiene un cerco en las inmediaciones para evitar que la población se aproxime.

Además, resaltó que no existe riesgo para la población, animales ni plantaciones; sin embargo, para su traslado su está buscando un contenedor adecuado para sacarlo del lugar.

“Por lo menos dos a tres días más que es lo que están requiriendo para poder diseñar este operativo y logística correspondiente, desde luego, ellos están supervisando que no haya ningún tipo de contaminación en el ambiente”, apuntó.

Por otra parte, la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Segob, informó que el día de ayer, alrededor de las  17:30 horas, fue localizada la totalidad del material radiactivo, del equipo médico de tele terapia que contenía una cápsula de Cobalto-60, robado cuando era transportado a un centro de confinamiento.

“Cabe señalar que se trata de una cápsula de aproximadamente dos centímetros de diámetro y ya se están realizando las tareas de recuperación para su confinamiento”, detallo la Segob.

En tanto, el portavoz de la Casa Blanca comentó que el caso fue monitoreado de cerca por las agencias y funcionarios que integran el equipo de seguridad nacional. 

Descartan daños en cosechas

Juan Eibenschutz Hartman, director de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, dijo que durante el tiempo que permanecerá el contenedor que contiene el Cobalto-60, en espera de ser transportado de manera segura, no afectará el suelo ni las cosechas de los pobladores de la comunidad de Hueypoxtla, en el Estado de México.

En entrevista con Francisco Zea, para la tercera emisión de Cadenatres Noticias, explicó que mientras nadie se acerque al mineral no habrá riesgos de contaminación.

Precisó que la energía que emite el cobalto es similar a la del Sol, “y todos sabemos que si nos acercamos mucho al Sol nos quemamos físicamente; esta cápsula de cobalto es finalmente una fuente de radiación como el Sol; entonces si yo me acerco a ella me quemo, aunque yo me queme, yo no le transmito la quemadura a nadie, y en cuanto la fuente se vaya se acabó la radiación”.

Reiteró que las personas que tuvieron un contacto cercano y prolongado con el cobalto, es poco probable que salven la vida.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios