Matemáticas, coco de mexicanos: OCDE

Indicadores muestran que 75% de alumnos sufren ansiedad por la materia; el país también es primer lugar en impuntualidad, factor para menor comprensión aritmética

COMPARTIR 
06/12/2013 05:19 Lilian Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de diciembre.- Los alumnos de 15 años dieron a México el primer lugar en el examen PISA 2012 (Programa Internacional para la Evaluación de los Estudiantes) en el nivel de ansiedad hacia las matemáticas.

De acuerdo con indicadores de contexto que incluyó la prueba internacional, más de 75% de los estudiantes mexicanos declaró sentir ansiedad hacia esa asignatura, señalando que “frecuentemente me preocupa que tendré dificultades con las matemáticas”.

Lo anterior coloca a los alumnos mexicanos en el índice más alto de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en el nivel de ansiedad hacia esa materia.

Además de mostrar el temor a reprobar o no comprender las operaciones aritméticas, la prueba PISA exhibió que los estudiantes de 15 años también son los más impuntuales, pues cuatro de cada diez llegó tarde al menos en una ocasión semanas antes de responder la evaluación.

“En México, 40% de los alumnos de 15 años declaró haber llegado tarde a la escuela al menos una vez en las dos semanas antes de que se aplicara la prueba PISA y 22% señaló haber faltado a alguna clase o el día completo sin autorización”, detalla uno de los resultados del cuestionario de contexto que incluye la OCDE junto con la evaluación de habilidades y competencias.

Mientras el promedio de alumnos evaluados que llegó tarde al menos una vez fue de 35% , México obtuvo el índice más alto (40%), lo mismo que en haber faltado un día completo o a una clase, pues el promedio de la OCDE fue de 18% contra 22% en el país.

La gravedad de la impuntualidad, indicó el organismo internacional, es que “los alumnos que reportaron haber llegado tarde a clases obtuvieron al menos 10 puntos menos en matemáticas en comparación con aquellos que reportaron no haber sido impuntuales”.

En contraste, sólo 9% de los japoneses dijo haber llegado tarde a la escuela al menos una vez días antes de la evaluación internacional; en Hong Kong sólo lo hizo 15% de los alumnos, y en China 17% fue impuntual.

Lo anterior significa que en los resultados influyó de cierta manera la puntualidad de los estudiantes, porque los que fallaron al menos una vez obtuvieron menos puntaje en la prueba.

La OCDE concluyó que los estudiantes que llegan tarde, faltan sin autorización y tienen actitudes negativas hacia la escuela son quienes necesitan una atención prioritaria y, por ello, “profesores y directivos deben ser capaces de identificar aquellos alumnos que muestran un compromiso débil, apoyándolos individualmente antes de que esa falta de compromiso se consolide” y tiendan a desertar o a reprobar.

Advirtió el organismo que si los alumnos tienen la creencia de que pueden rendir al más alto nivel, estarán más motivados y pondrán mayor esfuerzo para mejorar su desempeño; pero si creen lo contrario, es decir, que no tienen la habilidad en determinada materia, no tendrán éxito “para aprovechar las oportunidades de la vida en el sentido más amplio de la palabra”.

Por ello, la OCDE enfatizó que “un sistema educativo exitoso es uno que comprende que el éxito de los alumnos va mucho más allá de obtener buenos resultados en pruebas de matemáticas, ciencias o lectura”.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios