Diputados aprueban cambios de forma a Código Fiscal y Ley Aduanera

Sin discusión ni modificaciones de fondo, los legisladores dieron luz verde a las reformas de la Ley Aduanera y del Código Fiscal de la Federación

COMPARTIR 
29/10/2013 12:50 Roberto José Pacheco / Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de octubre.- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó, sin discusión, dos minutas que envío el Senado de la República.

Sin modificaciones de fondo los legisladores dieron luz verde a las reformas de la Ley Aduanera y del Código Fiscal de la Federación.

La primera pasó el trámite con 405 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, y la segunda con 374 votos a favor, 54 en contra y cuatro abstenciones.

A los dictámenes se les dispensaron todos los trámites, ya que los senadores no hicieron modificaciones de fondo, sólo de forma.

De esta manera, las reformas a la Ley Aduanera van encaminadas a modernizar y agilizar el despacho de mercancías de importación y exportación.

De acuerdo con la minuta, los cambios tienen que ver con “errores de referencia” a distintos artículos, que hubieran podido generar incertidumbre jurídica.

Se señala que la falta de infraestructura en algunos puertos y aduanas, así como el creciente número de operaciones de comercio exterior en esos lugares, hace necesario que se tomen medidas para facilitar y eficientar el despacho de mercancías.

La Ley Aduanera vigente permite únicamente que el despacho de mercancías de comercio exterior se realice a través de un agente o apoderado aduanal, por lo que la reforma establece que la participación del agente sea opcional y que importadores y exportadores puedan participar en el proceso de despacho.

Por lo que respecta al Código Fiscal de la Federación, se le dispensaron los trámites para su discusión inmediata.

Ambos dictámenes forman parte de la reforma hacendaria que el Ejecutivo entregó el pasado 8 de septiembre a la Cámara de Diputados y tiene como propósito simplificar el cumplimiento de las obligaciones tributarias y estimular la incorporación a la formalidad.

Considera medidas contra contribuyentes defraudadores, ya que reconoce como delito, con sanción de tres meses a seis años de prisión, la expedición de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes o falsas.

Además, plantea un procedimiento dirigido a sancionar y neutralizar el tráfico de comprobantes fiscales, para atacar la problemática de fraudes tributarios, sancionando a quienes los adquieren, venden o colocan y de alguna manera se benefician de esa actividad ilegal.

También incorpora las tarjetas de crédito y de débito como un medio adicional de pago de las contribuciones, “con el objeto de disminuir el uso del efectivo y fomentar los pagos a través de medios electrónicos”.

Otorga, además, seguridad jurídica a los contribuyentes, al señalar plazos expeditos para el aseguramiento precautorio de bienes e inmovilización de cuentas bancarias.

Proyecta, además, que las entidades financieras y sociedades deberán proporcionar información al Servicio de Administración Tributaria (SAT), de forma directa o mediante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), sobre créditos o préstamos otorgados a personas físicas y morales.

dgp

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios