Dalai Lama llama a unirse contra la violencia en México

Remarca el líder tibetano que su visita no es política, sino humanitaria

COMPARTIR 
12/10/2013 05:40 Iván Saldaña/Fotos: Cuartoscuro y Notimex

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de octubre.- Durante el primer día de la cuarta visita a nuestro país, el XIV Dalai Lama del Tíbet pidió a los mexicanos sumarse a la solución de la violencia que vive el país no perdiendo la esperanza, y como un mensaje para los gobernantes enfatizó que su presencia “no es política”, sino humanitaria.

Al solicitar su opinión porque ningún actor de la clase política mexicana —hasta el momento— haya pedido reunirse con él, a diferencia de años anteriores, el hombre que fue jefe de Estado del Tíbet respondió que no es su objetivo tener encuentros oficiales en las naciones que visita, sino reuniones con toda su gente.

Excepto en Washington y en Bruselas, en general no tengo ningún tipo de encuentros a nivel oficial o a nivel político. En principio, como he mencionado, mi principal objetivo es promover los valores humanos”, dijo ante la polémica que indirectamente le genera a la República Popular China con las naciones que lo reciben.

Desde su primera visita al país, en 1989, personalidades de la política mexicana lo han recibido. Destaca la reunión en Los Pinos con los presidentes Carlos Salinas y Felipe Calderón. También el entonces jefe de gobierno Andrés Manuel López Obrador y el otrora secretario de gobernación Santiago Creel.

Respecto a la inseguridad en México y exaltando que “la violencia no se combate con más violencia”, Tenzin Gyatso, XIV Dalai Lama del Tíbet, manifestó que no podría evaluar “con exactitud la situación” pero las noticias que recibe de México le entristecen.

Me entero, a través de los medios, que continúan las matanzas y estos actos de mucha agresión y demás, es algo que realmente me entristece, pero como son noticias que son tristes, simplemente quedarse con qué triste es la situación y por qué suceden estas cosas no sirve de mucho. Tenemos que actuar de alguna manera para sobreponernos a ese tipo de situaciones. La acción es lo que importa en estos casos”, dijo el Dalai Lama.

Dos objetivos en México

En su cuarto arribo a México en 24 años, se dijo cansado, pero comprometido a cumplir dos objetivos: la promoción de los valores humanos universales y el fomento a la armonía religiosa.

“Sin embargo, parte de mi práctica cotidiana, de mi oración cotidiana, es dedicar mi cuerpo, mi voz y mi mente para beneficiar a los demás seres”, pronunció.

El hombre considerado por personas que practican el budismo tibetano como la encarnación de Avalokitesvara, el Buda de la Compasión, dijo que su presencia tiene el firme propósito de dar un mensaje de paz a los mexicanos.

Al término de la conferencia develaron una réplica de cera del XIV Dalai Lama. Casa Tíbet México informó que la estatua será entregada al Museo de Cera de la Ciudad de México.

Las actividades públicas del líder tibetano inician en la Arena Ciudad de México, donde compartirá enseñanzas espirituales.

Asimismo, tendrá un encuentro con la comunidad católica mexicana, en la Universidad Pontificia; sin embargo, el programa en la Arena Ciudad de México se extiende del 12 al 14 de octubre.

Marco Antonio Karam anunció que los recursos generados por la venta de boletos de conferencias serán auditados y, además de costear la renta de los escenarios, se repartirán en tres partes.

La primera es para la organización del Fondo del Dalai Lama; otra parte de los recursos se destinará para actividades filantrópicas en el país y, por último, donarán recursos “para el fondo de apoyo a migrantes del padre Alejandro Solalinde y para el fondo de desastres del gobierno de la República”.

 

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios