No hay marcha atrás en la reforma educativa: Emilio Chuayffet

El secretario de Educación expuso que la reforma impulsada por el presidente Peña Nieto es de "vanguardia jurídica, pero también lo es de vanguardia política"

COMPARTIR 
25/09/2013 13:31 Notimex

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de septiembre.- El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, dejó claro que no hay marcha atrás en la reforma educativa, con la cual “el Estado recupera de los poderes fácticos la rectoría en la materia”.

Las autoridades educativas locales en cada entidad están obligadas a hacer cumplir, sin excepción alguna, las nuevas leyes vigentes”, declaró al iniciar su comparecencia ante las comisiones de Educación Pública y Servicios Educativos, y de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados.

Sostuvo que “las normas no son negociables. Por la educación de calidad y de equidad, dejémonos influir por la realidad, pero también influyamos en ella. Si no lo hacemos, seremos siempre esclavos de la necesidad”.

En el marco de la Glosa del Primer Informe de Gobierno, el funcionario federal expuso que “la reforma educativa (impulsada por) el presidente Enrique Peña Nieto es de vanguardia jurídica, pero también lo es de vanguardia política”.

Queremos que nuestras escuelas formen individuos libres, responsables y comprometidos, haciéndolos ciudadanos de México y del mundo", expuso en su mensaje inicial el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Reconoció que se conocía de antemano que los retos y desafíos de la reforma iban a multiplicarse por los intereses que tocan, pero también se sabía del inmenso patrimonio que tiene México en sus maestros, líderes sociales que educan con la fuerza moral de su ejemplo y que siguen siendo el corazón del desarrollo.

Las reformas constitucional y legal se han consumado, se han introducido en ellas tareas y conceptos que darán todo un giro a la labor educativa en el país. No será fácil hacerlo, se trata de cambiar las ruedas de un ferrocarril en movimiento”, expuso Chuayffet.

Destacó que la reforma educativa apenas comienza: hay mandatos de ley para revisar el modelo educativo, los planes y programas de estudio, y el fortalecimiento de las normales. “Los vamos a cumplir en un debate nacional que incluya a todos los agentes de la educación para llegar a buenos resultados”.

Sus objetivos son fundamentalmente seis: la obligación del Estado de garantizar la inclusión de todos a una educación de calidad, la creación de un servicio profesional docente y la operación de un sistema nacional de evaluación para la educación.

Además la instrucción de un sistema de información y gestión educativas, la autonomía de gestión en las escuelas y la ampliación de escuelas de tiempo completo con el otorgamiento que favorezcan la salud de los educandos, resaltó el secretario de Educación Pública.

Subrayó también que la calidad educativa no es un concepto abstracto, sino un mandato de optimización y de pertinencia; “de este modo, la calidad ha de verse como un principio que sumado al de equidad, perfecciona el carácter de derecho de tercera generación que la educación debe tener en nuestro país”.

En el acto, Chuayffet Chemor anunció que este jueves iniciará el censo que servirá de base para el servicio de información y gestión educativas.

Indicó además que el Instituto Nacional de Educación para los Adultos prepara un ambicioso y vasto programa de cinco años para que, a partir de 2014 comience una gran campaña nacional, como la que en 1944 llevó a cabo el presidente Manuel Ávila Camacho y con la que se redujo en 50 por ciento el analfabetismo del país. “Aspiramos a la misma meta”.

Al ofrecer cifras, el titular de la SEP dijo que 10 meses después de haber iniciado la presente administración, el sistema educativo nacional ha comenzado su transformación; con casi 36 millones de alumnos, su imagen es de una cobertura en educación básica de casi 96 por ciento del total de población de tres a 14 años.

Comentó que se han modificado las reglas de evaluación a los alumnos; se ha echado a andar el Programa de Escuela Digna, para que los planteles cuenten con agua, luz, mobiliario e instalaciones decorosas, y se han duplicado las escuelas de tiempo completo al pasar de seis mil 700 a 15 mil 300.

Asimismo están por otorgarse 240 mil computadoras a estudiantes de Sonora, Colima y Tabasco, además de otorgarse 5.2 millones de las ocho millones de becas que otorga el gobierno.

En cuanto al nivel medio superior, que ya es obligatorio, indicó que hoy tiene una cobertura de 66 por ciento, además de que 45 por ciento del total de su matrícula, equivalente a 1.9 millones de estudiantes, reciben una beca.

En ese marco destacó, entre otras cosas, que regresó la filosofía a los bachilleratos tecnológicos, así como el movimiento contra el abandono escolar, que incluye alertas tempranas ligadas al control escolar y la puesta en marcha de programas tutoriales, de acompañamiento y remediales.

De igual forma se inició la capacitación de los directores de las escuelas, con un total de nueve mil personas asistentes y que concluirá el diciembre próximo.

En tanto, el telebachillerato se abre paso como una ventana de oportunidad que sirve a la equidad en más de 32 mil comunidades pequeñas y dispersas, además de que se ha reforzado el programa que vincula a la educación con el sistema educativo.

La educación superior representa 9.4 por ciento de la matrícula del sistema educativo nacional y con sus 3.3 millones de alumnos, da una cobertura de 28.6 por ciento del grupo de edad de 18 a 22 años, refirió.

Mencionó que se ha empleado las opciones mixta y no escolarizada para ampliar la matrícula. En total, con la población escolarizada y no escolarizada, la cobertura sube a 32 por ciento nacional, en cuyo nivel se han otorgado 879 mil becas.

Fg

Relacionadas

Comentarios